Bristol City, el equipo de moda en Inglaterra

'Los Robins' disputarán la semifinal de la EFL Cup ante el Manchester City después de una gesta difícilmente repetible.

Bristol City, el equipo de moda en Inglaterra
Los jugadores del Bristol City celebrando un gol | Foto: Getty Images

El fútbol inglés puede permitirse presumir de muchas cosas. Una de ellas, envidia de muchos, es de sus formatos en las distintas copas. Ya sea por la cantidad de competiciones que ofrece o por las oportunidades que ofrecen a los equipos más humildes de conseguir grandes hazañas. Permite que, al menos por un momento, un equipo 'pequeño' sueñe -y su afición con él-. Porque los ingleses siguen manteniendo y defendiendo la verdadera esencia del fútbol. 

Su historia

El Bristol City, tal y como lo conocemos, fue fundado en 1897 -tres años antes fue fundado bajo el nombre de Bristol South End-, convirtiéndose en el segundo club de la ciudad de Bristol -el primero fue el Bristol Rovers, en 1833-. En los primeros pasos del balompié en Inglaterra, el Bristol City consiguió ser el primer club no londinense en alcanzar la Primera División. Por desgracia para los aficionados, estos fueron los mejores años de su club. En 1911 descendió y no volvió a pisar la máxima categoría hasta 1976, volviendo a descender en 1980 y disputando la Cuarta División en 1983.

Foto: Getty Images
La plantilla del Bristol en la temporada 1907/08 |Foto: Getty Images

Y es que el Bristol City es un equipo que siempre lucha por estar entre la Championship y la Football League One. Como un ascensor cambiando de piso, subiendo y bajando. Pero este año parece diferente. Un modesto club de Inglaterra cuyo máximo trofeo en su palmarés es  el título de la Segunda División conquistado en la temporada 1905/06. Tampoco puede permitirse grandes gastos. Su fichaje más caro fue Nicky Maynard por 2'25 millones de libras procedente del Crew Alexandra. Entonces, ¿qué hace a este equipo tan especial esta temporada? ¿por qué ha acaparado la mirada de tanto público aficionado al fútbol?. La respuesta está en la EFL Cup.

Cuatro equipos Premier

El Bristol City no ha tenido una fácil andadura por la EFL Cup esta temporada. Ha tenido que enfrentarse a cuatro equipos de la Premier League y ha sabido plantarle cara a todos. Venció al Watford por 2-3, al Stoke City por 2-0, al Crystal Palace con un contundente 4-1 y en los cuartos de final se enfrentó al Manchester United donde venció por 2-1 en el último minuto. Ningún club de categoría inferior había conseguido esto antes.

El partido ante los Red Devils los dotó de una alta repercusión. Ashton Gate festejó por todo lo alto un triunfo histórico. Porque después de eliminar a Watford, Stoke City y Crystal Palace, apeaba a al campeón de la Europa League y actual defensor del título. Bryan hizo el 1-0, que posteriormente igualó Ibrahimovic. En el minuto 93, Korey Smith hizo el 2-1. El tanto fue celebrado por todo un estadio al completo que presenciaba una oportunidad única. Además, el gol dejó una de las imágenes para el recuerdo. Lee Johnson -técnico del Bristol City- se abrazó a un Jaden, un niño de 10 años que juega en las categorías inferiores del club y que estaba de recogepelotas en ese encuentro. "¡Cuando marcamos no sabía qué hacer! ¡No me lo creía! Quería correr y celebrarlo y el único que estaba allí era el niño, así que lo abracé. ¡Casi me deja sin respiración!'', declaró el joven entrenador. 

Foto: Getty Images
Lee Johnson celebra el gol de Smith |Foto: Getty Images

''Es una ocasión histórica, que quedará en la memoria de varias generaciones. Una euforia total. Siendo el Bristol no ganas al United si cada jugador no trabaja por un futbolista y medio".

Un equipo que se ha conseguido que el fútbol mire hacia él gracias a estas grandes gestas y el impulso de Twitter. Una viralización de su cuenta por la peculiar forma que tienen los jugadores de festejar los goles. Unión entre el público y la entidad. Otro ejemplo de la esencia del fútbol. 

Bobby Reid, la figura

El centrocampista inglés se erige como al estrella de la entidad. Un jugador que ha despuntado en Liga y ha ayudado a que su equipo esté luchando por un puesto de ascenso en la Championship. Canterano de los Robins, pasó cedido por distintos equipos hasta que pudo hacerse un sitio en el Bristol. Aunque debutó con el equipo al final de la temporada 2010/11, se marchó al Cheltenham Town, Oldham Athletic y Plymouth Argyle. Desde mayo de 2015 forma parte del primer equipo del Bristol y este curso está siendo una de las sensaciones de la temporada en Inglaterra. 

Foto: Bristol City
Bobby Reid celebra un gol con el Bristol | Foto: Bristol City

En la Championship suma 12 goles y tres asistencias en 26 partidos; en la EFL Cup acumula un gol en cuatro citas. 

Las semifinales

El Bristol acompañó a Manchester City, Arsenal y Chelsea a las semifinales. Tres titanes ante un 'mata gigantes'. Desde la 1988-89 no lograban algo así, cuando el  Nottigham Forest los dejó a las puertas de la final.

Los Robins se enfrentarán al equipo de Pep Guardiola, el equipo en mejor forma de todo el panorama futbolístico. En la EFL Cup, las semifinales se juegan a doble partido, algo que puede jugar en contra del cuadro de Lee Johnson. La ida será en el Etihad Stadium y la vuelta en Ashton Gate. Si el Bristol se mantiene con vida al término del primer partido, la vuelta será una cita más que histórica. El campeón accede a la tercera ronda de la UEFA Europa League. Un premio al que el equipo del sur de Inglaterra quiere aspirar. 

El equipo de Pep Guardiola aún no sabe lo que es perder y se antoja muy complicado el partido, aunque con el Bristol City delante... la historia debe escribirse.