Harry Kane siempre aparece

La jornada número veintisiete comenzaba con un derbi londinense, enfrentando al Tottenham ante el Arsenal en el Wembley Stadium. Los locales lograrían hacerse con los tres puntos, gracias al gol del ariete inglés Harry Kane. El Arsenal que pudo conseguir el empate en la última jugada del encuentro, terminaría encajando una nueva derrota, la tercera de los últimos cinco partidos.

Harry Kane siempre aparece
Tottenham-Arsenal. Foto: premierleague
Tottenham Hotspur
1 0
Arsenal
Tottenham Hotspur: H.Lloris; K.Trippier, D.Sánchez, J.Vertonghen, B.Davies, E.Dier, M.Dembélé, C.Eriksen, Heung-Min Son, C.Eriksen, H.Kane
Arsenal: P.Cech; H.Bellerín, S.Mustafi, L.Koscielny, I.Monreal, M.Elneny, G.Xhaka, J.Wilshere, H.Mkhitaryan, M.Özil, P.Aubameyang
MARCADOR: 1-0, min. 50, H.Kane
ÁRBITRO: Taylor A (ENG) S.Mustafi, min. 73, tarjeta amarilla E.Lamela, min. 79, tarjeta amarilla E.Dier, min. 90, tarjeta amarilla
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada número 27 de la Premier League. El encuentro se ha disputado en el Wembley Stadium.

Igualdad en la primera mitad

El encuentro comenzaba con un Arsenal dominador de la posesión, moviendo el esférico de un lado a otro buscando el espacio con el que crear peligro a la defensa local. Los Spurs, por el contrario, estaban mostrando una faceta más defensiva en los primeros minutos de juego, saliendo rápidamente al contragolpe cada vez que recuperaban en balón en la zona del centro del campo.

En los primeros quince minutos, ninguno de los dos conjuntos dispusieron de grandes oportunidades, no obstante, era el Tottenham el que generaba las mejores ocasiones cada vez que pisaba el área contraria.

El Arsenal trataba de calmar el juego con largas combinaciones, sin embargo apenas había tirado a puerta en lo que llevaban de encuentro. Los atacantes Gunners estaban algo desaparecidos, algo muy diferente a los del Tottenham que conectaban con gran facilidad y probaban fortuna cada vez que llegaban a la portería contraria.

Heung-Min Son controlando el esférico. Foto: premierleague
Heung-Min Son controlando el esférico. Foto: premierleague

La primera gran oportunidad del Tottenham llegaba en el minuto veintisiete a la salida de un córner. Dembélé recogía un rechace desde fuera del área, no obstante su disparo saldría mordido y Eric Dier no estaría atento para rematar el balón que quedaba muerto en el punto de penalti.

A partir del minuto treinta, los locales estaban siendo mejores sobre el césped, siendo los dueños de la posesión hasta el final de la primera mitad. El coreano Heung-Min Son estaba siendo uno de los mejores del Tottenham, apareciendo por todas las zonas del campo, convirtiéndose un un quebradero de cabeza para la defensa visitante.

La primera mitad llegaba a su final, dejando unos primeros cuarenta y cinco minutos donde el equilibrio había sido el protagonista. El Tottenham terminó siendo mejor al término de la primera parte, sin embargo, el Arsenal había sido el dueño de la posesión durante varios momentos del partido.

Avalancha Spur

Los locales empezaban la segunda parte arrollando a sus rivales y en el minuto cincuenta, Harry Kane convertía la primera oportunidad nada más comenzar. El delantero inglés conseguía rematar de cabeza un centro medido desde el lateral izquierdo enviado por Ben Davies, logrando que el Tottenham se adelantara en el marcador tras batir a Peter Cech.

Harry Kane anotando el único tanto del encuentro. Foto: premierleague
Harry Kane anotando el único tanto del encuentro. Foto: premierleague

Los Spurs seguían encarando constantemente la portería contraria y siete minutos después, volvería a tener una excelente ocasión para doblegar su ventaja. Christian Eriksen ejecutaba un libre directo a la perfección, sin embargo, el guardameta del Arsenal estaría atento para salvar a su equipo realizando una fantástica estirada. Los visitantes estaban sufriendo mucho en este inicio de la segunda mitad, pues apenas conseguían salir de sus propio campo.

Harry Kane, que había realizado un primer tiempo muy discreto estaba mostrando su mejor versión en estos segundo cuarenta y cinco minutos, asociándose, imprimiendo velocidad al juego y sobretodo creando muchísimo peligro cada vez que pisaba el área del Arsenal.

Foto: premierleague
Foto: premierleague

En el minuto sesenta y siete, los Gunners tendrían la mejor ocasión para colocar el empate en el electrónico. Jack Wilshere conseguía sacarse un excelente disparo desde la frontal, sin embargo Hugo Lloris lograría atajar el disparo y salvar el resultado. Esta oportunidad, sería la única que el Arsenal lograría tener hasta ese momento, algo que refleja la superioridad de los locales.

Las oportunidades del Tottenham seguían sucediéndose, pero no llegaba el gol que les diera tranquilidad. Lamela, en un primer momento desperdiciaba una gran ocasión tras no convertir un uno contra uno ante Peter Cech. Seguidamente, Kieran Trippier erraba otra de las llegadas del conjunto local tras rematar muy centrado un balón que recibía desde el lateral izquierdo.

En los últimos diez minutos, el Tottenham parecía bajar el ritmo mostrado durante gran parte del encuentro, algo que haría despertar al Arsenal que no se daba por vencido y aún dispondría de una última ocasión en el descuento. Alexandre Lacazzete conseguía zafarse de dos defensores y cuando solo tenía que batir a Lloris, definía ajustando demasiado el disparo y enviándolo fuera.

El encuentro llegaba a su final, dejando al Tottenham como justo vencedor del partido. El Arsenal había sido pasado por encima en la segunda parte, sufriendo constantes acometidas de los Spurs. Con estos tres puntos el Tottenham se coloca a cuatro puntos del Manchester United, mientras que el Arsenal continua sexto, pudiendo quedar al final de esta jornada aún más fuera de la zona europea.