Firmino y Salah le dieron el triunfo al Liverpool

De la mano del egipcio y el brasilero los Reds se impusieron ante Southampton en el St. Mary's Stadium.

Firmino y Salah le dieron el triunfo al Liverpool
Firmono y Salah, la combinación letal de Liverpool. Foto: Liverpool.
Southampton
0 2
Liverpool
Southampton: Alex McCarthy; Cédric Soares, Jack Stephens, Wesley Hoedt, Ryan Bertrand; Oriol Romeu, Mario Lemina (Sofiane Boufal, min. 57'); James Ward-Prowse (Shane Long, min. 70'), Pierre-Emile Højbjerg, Dušan Tadić; Guido Carrillo.
Liverpool: Loris Karius; Alexander-Arnold, Joel Matip, Virgil van Dijk, Andrew Robertson; Alex Oxlade-Chamberlain (James Milner, min. 60'), Emre Can, Georginio Wijnaldum; Mohamed Salah, Roberto Firmino, Sadio Mané.
MARCADOR: 0-1, min. 6', Roberto Firmino; 0-2, min. 42', Mohamed Salah.
ÁRBITRO: Martin Atkinson. Amonestó a: Joel Matip, min. 32'; Emre Can, min. 47'; Oriol Romeu, min 62'.
INCIDENCIAS: Partido disputado en el estadio St Mary's Stadium, Southampton, Inglaterra, correspondiente a la jornada número 27 de la Premier League.

Lejos tenía que quedar ese gusto amargo del Liverpool por ese penal a último minuto ante Tottenham que no le dejó sumar de a tres en Anfield, porque ya tenía revancha. Los dirigidos por Jürgen Klopp tenían un gran desafío este domingo, en lo que fue el cierre de la jornada número 27 de este día, debiendo visitar al Southampton. 

Pero más allá de eso, los Reds están en la lucha de la tercera ubicación para quedarse con ese tan ansiado puesto a la UEFA Champions League. Ese es el motivo que no le dejaba otra opción más que ganar, ya que con el triunfo del Tottenham en el derby de Londres ante el Arsenal, en la previa, los Spurs son los que se encontraban más arriba. 

Un equipo dirigido por Mauricio Pellegrino que volvió a sumar de a tres ante el West Bromwich Albion y lo dejaba, hasta el momento, fuera de la zona de descenso. Por eso, los Saints se encontraban en alza a conseguir buenos resultados, pero como dijo su entrenador en la previa, había que mantenerlo buscando la consistencia. 

En este contexto, Liverpool estaba obligado a ganar para mantener esa tercera ubicación, mientras que el Southampton, si quería permanecer fuera de la parte baja de la tabla, no tenía otra opción que sumar ante un rival sumamente complicado. 

Un Liverpool que no perdona 

Llegó la hora en el que el encuentro tenía su inicio y era la hora de jugar. Nada más allá de lo que se esperaba, un Liverpool agrupado y ordenando, buscando presionar la salida del Southampton que tenía más dudas que certezas, y aprovechar las transiciones rápidas entre defensa y ataque. 

Y no tardaba en llegar el resultado. A los seis minutos del comienzo, bochazo largo desde la zona defensiva para Mohamed Salah, que aprovechó ya que Jack Stephens no pudo rechazar, le pasó el balón para Firmino y el brasileño no perdonó y marcó la primera diferencia del encuentro. 

Firmino festeja la apertura del marcador. Foto: Liverpool.
Firmino festeja la apertura del marcador. Foto: Liverpool.

Lejos de verse afectado por el gol, y una llegada de Chamberlain que pudo ser el segundo para la visita, Southampton se adueñó completamente del juego, mientras la visita se replegaba para salir muy rápido de contraatque. 

La primera aproximación de los Saints fue mediante un rebote que le quedó a Stephens y buscó el arco con un remate desde fuera del área. La segunda, y la más clara, fue tras una buena jugada colectiva que terminó en centro para Ward-Prowse, que le comió la espalda a Robertson, pero que, al momento de rematar, Karius ganó el mano a mano y evito la caída de su valla. 

LLegaba el momento que el Liverpool volvía a preocupar a los locales. Lo conseguió mediante un disparo de Mané que se iba desviado. Pero los locales no se quedaban atrás, en esta oportunidad fue con un centro de Cedric para Guido Carrillo pero que terminó en las manos de Karius. 

El portero de la visita, con el correr de los minutos, se transformaba en la figura del encuentro. Esta vez, la jugada se trasladaba al sector izquierdo que terminaba con un centro de Tadic para Ward-Prowse, y que el arquero saca de gran manera. 

Los de Pellegrino cada vez que lograban asociarse, conseguían lastimar al Liverpool que, con un gran nivel de su arquero, evitaba lo que podría llegar a ser la igualdad. Pero, la efectividad de un conjunto de Klopp, con una gran combinación de Firmino y Salah de un sólo toque, lograban poner el segundo gol de la contienda a través del egipcio.

Salah alcanzó los 22 goles con la camiseta del Liverpool. Foto: Liverpool.
Salah alcanzó los 22 goles con la camiseta del Liverpool. Foto: Liverpool.

De esta forma, la visita se llevaban al descanso un resultado abultado para lo que había sido el desarrollo del encuentro, pero que lo lograba por la inteligencia de sus delanteros.  

Control de juego

Con la ventaja a su favor, Liverpool aprovechó a controlar el encuentro. Era el encargado de manejar la balón mientras que el local no le generaba peligro. Además, pudo aumentar la ventaja mediante un tiro de Salah. 

Pero, cerca de los 60 minutos de juego, a través de un libre directo, los locales reaccionaban una oportunidad única ya que Wesley Hoedt definió sólo abajo del arco, pero como un buen central rechazó  el balón mandándolo a las gradas. 

Southampton perdió la claridad y la asociación que tenían en la primera parte, entonces caerían del peso ofensivo. Mientras tanto, Wijnaldum y Can desarpovechaban sus respectivas situaciones lanzando la pelota por arriba de la portería. 

La visita aprovechaba para seguir atacando pero desperdiciaba la chance de marcar el tercer gol tras una buena jugada de Mané, habilitó a Firmino que lanzó, pero McCarthy depeja el balón con el pie, y en el rebote el goleador del Liverpool no podía marcar. 

A pocos minutos del final, tampoco pudo marcar Sadio Mané, pero su disparo pasó muy cerca del palo izquierdo. La misma suerte corrió el remate de Adam Lallana, tras un pase profundo de Salah, pero cuando busco el arco, pero el balón se marchó desviado. 

De esta forma, el Liverpool se quedó con los tres puntos de St. Mary's Stadium y con la tercera ubicación de la Prermier League. Mientras que, por el lado del Southampton, se volvió a ubicar en la zona de descenso por un punto de diferencia sobre sus rivales.