Benítez gana la guerra táctica contra Mourinho

El Newcastle se impuso por un gol a cero a un Manchester United que hasta el último tercio de partido se mostró muy espeso y donde comienza a preocupar seriamente el mal momento de Paul Pogba.

Benítez gana la guerra táctica contra Mourinho
Momento en el que Ritchie golpea y de Gea se estira sin poder alcanzar el balón. Foto: Premier League
Newcastle
1 0
Manchester United
Newcastle: Dúbravka; Yedlin, Lascelles, Lejeune, Dummett; Ritchie, Shelvey, Diamé, Kenedy (Atsu, min. 84); Ayoze Pérez (Hayden, min. 93); Gayle (Joselu, min. 79).
Manchester United: De Gea; Valencia, Smalling, Jones, Young; Pogba (Carrick, min. 66), Matic (McTominay, min. 76); Martial, Lingard (Mata, min. 66), Sánchez; Lukaku.
MARCADOR: 1-0, min. 64, Ritchie.
ÁRBITRO: Craig Pawson (ING). Amonestó a Smalling (min. 64).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 25º jornada de la Premier League en el estadio de St. James Park.

Se presentaban en St. James Park dos equipos con distintas necesidades: Newcastle buscaba una victoria que los sacase de los puestos de descenso después de cuatro jornadas sin lograr una victoria; por su parte, Manchester United necesitaba reencontrarse con su mejor versión después de algunos partidos donde no ha encontrado el juego y la verticalidad que caracteriza al equipo de Old Trafford. Debutaba en el equipo local el portero eslovaco Martin Dúbravka y Florian Lejeune recuperaba su puesto en el once inicial en detrimento de Ciaran Clark. En el equipo visitante volvía a la titularidad un Paul Pogba que está siendo noticia por el mal momento de forma en el que se encuentra.

El encuentro comenzaba con un Newcastle dispuesto a poner en serios aprietos al United y desde muy pronto David de Gea tuvo que entrar en juego, tras un disparo de Shelvey desde el balcón del área. Llegó tarde el equipo de José Mourinho al partido, ya que continuó el asedio del equipo local en unos diez primeros minutos donde el conjunto entrenado por Rafa Benítez pudo ponerse por delante tras otro disparo, esta vez por medio de Ayoze Pérez. St. James Park rugía viendo como su equipo tenía contra las cuerdas a unos red devils que no se asomaron al área rival hasta el minuto dieciséis, cuando Lukaku remató mal un centro del chileno Alexis Sánchez. Esto fue el comienzo del despertar de un United que comenzó a tocar pacientemente y a controlar el juego. Así comenzó el equipo visitante a buscar la portería defendida por Dúbravka. La primera ocasión clara del partido se hizo de rogar y llegó en el minuto treinta y siete, donde Martial se encontró con un mano a mano tras un espléndido pase de Matic, pero que el francés fallaría incomprensiblemente. Los urracas se encontraban muy cómodos en el campo saliendo al contragolpe a la mínima oportunidad pero sin lograr ninguna ocasión clara. Así llegaba el partido al descanso, un encuentro muy disputado y que quedaba todo por decidir al paso por los vestuarios.

Martial tuvo en sus botas las tres ocasiones más claras del Manchester United. Foto: Premier League

En la reanudación el juego del Manchester United seguía siendo espeso, con un doble pivote que no se entendía y donde Paul Pogba dejaba claros síntomas de preocupación debido a un nuevo mal partido con el Sevilla a la vuelta de la esquina. Con el partido más abierto, fue anulado un gol de Lukaku en el minuto cincuenta y tres debido a una clara falta antes del remate. No se puede negar que Alexis Sánchez se siente en su salsa con el esquema de juego de Mourinho, siendo el más destacado de su equipo pero fallando dos ocasiones, la primera tras jugada personal que era desviada a córner en el minuto cincuenta y cinco, mientras que en la segunda recibía un gran pase de Lukaku, regateaba al portero pero a la hora de chutar se demoró y permitió la llegada de un defensa para desviar el disparo. Eran los primeros minutos en los que el Newcastle se veía sobrepasado por su rival pero, cuando peor lo estaba pasando, llegaba el gol de Ritchie. En una falta colgada desde el centro del campo, cabeceaba de frente Gayle para la llegada del inglés, que fusilaba a David de Gea y llevaba la alegría a las gradas de la parroquia local.

El gol hacía mover el banquillo a Mourinho, que retiraba tanto a Lingard como a Pogba y daba entrada a Mata y Carrick. Newcastle daba unos cuantos pasos atrás y los red devils se veían obligados a volcarse al ataque en busca del empate. La última media hora de encuentro se pasó en su mayoría en el campo local, donde parecía que llegaría el tanto visitante. La ocasión más clara del partido la tendría Martial por partida doble: un balón colgado al área le cae franco al francés que dispara y rechaza un defensa local. El rebote caía nuevamente al extremo que, inexplicablemente, volvía a chutar al cuerpo del mismo defensa, que finalmente despejaría el peligro.

Martin Dúbravka mantuvo su portería a cero en su debut con el Newcastle. Foto: Premier League

Después de esta ocasión el Manchester United comenzó a diluirse y el Newcastle se hacía fuerte en su campo hasta que llegó el pítido final y saltaba la sorpresa: Rafa Benítez le ganaba la batalla táctica a José Mourinho y con esta victoria los suyos salen de los puestos de descenso para afrontar lo que queda de temporada con algo más de tranquilidad. Por su parte, los red devils siguen segundos y continúan buscando su juego y a un Paul Pogba que es necesario a tope para afrontar la semana que viene la eliminatoria de Champions League frente al Sevilla de Montella.