Wembley dictará sentencia

El partido de ida entre Juventus y Tottenham dejaba un encuentro espectacular entre dos conjuntos con juegos algo similares. Los italianos iniciaban la primera mitad de una manera brillante, con un doblete de Gonzalo Higuaín en apenas diez minutos. Por el contrario, el Tottenham no se dio por vencido en ningún momento y los goles de Harry Kane en el 35 y Christian Eriksen en el 78 igualarían la eliminatoria

Wembley dictará sentencia
Juventus-Tottenham. Foto: Spursofficial
Juventus
2 2
Tottenham Hotspur
Juventus: G.Buffon; M.De Sciglio, M.Benatia, G.Chiellini, A.Sandro, S.Kedhira, M.Pjanic, D.Costa, F.Bernardeschi, M.Mandzukic, G.Higuaín
Tottenham Hotspur: H.Llloris; S.Aurier, J.Vertonghen, D.Sanchez, B.Davies, E.Dier, M.Dembélé, C.Eriksen,E.Lamela, D.Alli, H.Kane
MARCADOR: 1-0, min. 2, G.Higuaín 2-0, min. 8, G.Higuaín 2-1, min. 35, H.Kane 2-2, min. 72, C.Eriksen
ÁRBITRO: Brych F (ALE) B.Davies, min. 8, tarjeta amarilla M.Benatia, min. 45, tarjeta amarilla S.Aurier, min. 47, tarjeta amarilla G.Higuaín, min. 60, tarjeta amarilla R.Bentacur, min. 80, tarjeta amarilla
INCIDENCIAS: Partido correspondiente al partido de ida de los octavos de final de la Champions League. El encuentro se ha disputado en el Juventus Stadium.

Duelo de nueves

El partido comenzaba con un ritmo muy alto y una Juventus arrolladora que ya en el minuto dos lograba ponerse por delante en el marcador. Una falta en el borde del área, sería botada por Pjanic, colgándola a un costado donde esperaba solo Gonzalo Higuaín para enganchar el balón con una volea ante la que Hugo Lloris no tuvo nada que hacer.

Higuaín marca el primero de la noche. Foto: premierleague
Higuaín marca el primero de la noche. Foto: juventusfces

El Juventus Stadium se venía abajo y los locales continuaban mordiendo a sus rivales con una voracidad increíble, anotando cinco minutos después un tanto que dejaba al Tottenham en una situación límite. El arbitro señalaba el punto de penalti tras una entrada de Ben Davies sobre Bernardeschi en el interior del área y de nuevo Gonzalo Higuaín sería protagonista transformando la pena máxima, logrando un doblete en menos de diez minutos de juego.

La Juventus seguía dominando el juego y creando las mejores ocasiones. Los Spurs estaban siendo superados en todos los aspectos, pues no terminaban de conectarse al partido y apenas mantenían la posesión. Los hombres de ataque estaban muy separados de la línea del centro del campo, complicando mucho las posibles combinaciones con las que complicar a la zaga defensiva de la Juventus.

Higuaín marcó un doblete y falló un penalti. Foto: juventusfces
Higuaín marcó un doblete y falló un penalti. Foto: juventusfces

En el minuto veinticinco, los locales estuvieron a punto de sentenciar el partido, con lo que hubiera sido el tercer gol de la noche. Gonzalo Higuaín, que estaba siendo una pesadilla para los contrarios, conseguía revolverse en el interior del área, pero cuando lo tenía todo para marcar, disparaba desviado mandando el esférico a la derecha de la portería del Tottenham.

Este error daba alas a los visitantes que, diez minutos después reducía la ventaja de los locales gracias al tanto de Harry Kane. El delantero inglés recibía el balón en el área y tras salvar la salida de Gialuigi Buffon, chutaba a portería vacía marcando la primera gran ocasión que el conjunto inglés generaba en esta primera mitad.

El Tottenham lo siguió intentando hasta el final de la primera parte, sin embargo, serían los locales los que tendrían una excelente ocasión para marcharse a los vestuarios con una ventaja de dos goles, al concederles un nuevo penalti en el minuto cuarenta y cinco. No obstante, esta vez el delantero argentino de la Juventus, Gonzalo Higuaín no estaría afortunado y estrellaría su disparo frente al larguero, desperdiciando una magnífica ocasión con la que dejar el encuentro muy de cara para los italianos.

Harry Kane reducía la ventaja. Foto: premierleague
Harry Kane reducía la ventaja. Foto: spursofficial

La primera parte llegaba a su final, dejando un partido muy entretenido con dos conjuntos volcados ofensivamente. Los locales habían acumulado más llegadas durante estos primeros cuarenta y cinco minutos, pero el Tottenham mostró su alta efectividad tras convertir una de las pocas oportunidades con las que contó.

Eriksen congela el Juventus Stadium

La segunda mitad iniciaba mucho más igualada que al comienzo del partido, con un Tottenham mucho más ordenado, previsor de lo que el conjunto italiano podía generar. La Juventus continuaba siendo algo superior que sus rivales, creando una mayor sensación de peligro cada vez que pisaba el área contraria.

Bernardeschi desaprovechaba una excelente oportunidad en el minuto cincuenta y dos. El extremo italiano lograba zafarse de varios defensores y sacarse un disparo que obligaría a Hugo Lloris a realizar una fantástica estirada con la que conservar el resultado que en esos momentos iluminaba en el electrónico. 

La Juventus cedía algo de protagonismo al conjunto rival, siendo dominados durante algunos partes de esta segunda mitad. El Tottenham iba creciendo cada vez más, sintiéndose más cómodo y llegando con una mayor facilidad a la portería defendida por Gianluigi Buffon.

Christian Eriksen celebra el gol del empate. Foto: premierleague
Christian Eriksen celebra el gol del empate. Foto: spursofficial

El encuentro pasaba a convertirse en una especie de ida y vuelta, pues los locales buscaban el tanto que sentenciara el partido, mientras que los Spurs deseaban convertir el gol que los dejara en una gran situación para la vuelta de la eliminatoria. En una de estas ocasiones, el Tottenham ponía el empate en el marcador por medio de Christian Eriksen. El danés convertía una falta, tras disparar por debajo de la barrera y sorprender al guardameta de la Juventus, que no estuvo muy hábil para despejar el balón.

Los visitantes lograban de esta forma un gol muy importante en los instantes finales del encuentro, por lo que tratarían de conservar el resultado durante el resto de los minutos. La Juventus se volcaría sobre la portería del Tottenham, no obstante no encontrarían la recompensa en ninguna de las últimas jugadas.

El partido llegaba a su final con el resultado de empate a dos, dejando a una Juventus en una situación complicada, pues había desaprovechado una ventaja de dos goles, dejando abierta una eliminatoria que parecía sentenciarse en los primeros diez minutos. Los visitantes en cambio, fueron de menos a más, creciendo a cada momento y logrando un excelente resultado para la vuelta en el Wembley Stadium.