El City sentencia su pase a cuartos en Basilea

Los Sky Blues lograron una renta de tres goles a los 22 minutos y remataron en el segundo tiempo con otro tanto de Gundogan. La vuelta se disputará en tres semanas.

El City sentencia su pase a cuartos en Basilea
Fuente: Basilea
Basilea
0 4
Manchester City
Basilea: Vaclik; Lang, Xhaka, Lacroix, Suchy, Riveros Blas; Elyounoussi (Bua, min. 85), Frei, Serey Die, Stocker (Al Ajeti, min. 71); Oberlin.
Manchester City: Ederson; Delph, Otamendi, Kompany, Walker; Gundogan, Fernandinho, De Bruyne (David Silva, min. 63); Sterling (Sané min. 57), Bernardo Silva, Agüero (Danilo, min. 85).
MARCADOR: 0-1, min. 13, Gundogan. 0-2, min. 17, Bernardo Silva. 0-3, min. 22, Agüero. 0-4, min. 53, Gundogan.
ÁRBITRO: Jonas Eriksson (SUE). Amonestó a Xhaka (min. 38) y Serey Die (min. 89) por parte local y a Fernandinho (min. 59) y Gundogan (min. 89) por los visitantes.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Champions League disputado en St. Jakob-Park

El Manchester City sentenció su pase a los cuartos de final de la Champions League tras lograr un 0-4 en su visita a St Jakob- Park. El gran ambiente en las gradas y el retorno a la máxima competición europea no supusieron ningún problema para los de Pep Guardiola, que solventaron la noche sin apuros. Gundogan abrió la cuenta a los 13 minutos y la cerró a los 53 mientras que el resto de goles fueron obra de Bernardo Silva y Sergio Agüero.

Huracán visitante

La idea de ambos entrenadores quedó plasmada rápidamente una vez comenzó a rodar el cuero. El Basilea se posicionó atrás a la espera de cazar una contra y tratar de mantener la puerta a cero. Los visitantes, con dominio de la posesión, buscaron desde el primer momento jugar en campo contrario y buscar pacientemente el gol.

En el minuto 2 llegó la primera oportunidad para los Citizens, que por medio de un gran cabezazo de Gundogan estuvieron a punto de adelantarse. Una gran intervención de Vaclik lo evitó mandando el esférico a córner. El partido se convirtió en un ida y vuelta constante y de eso estuvo a punto de aprovecharse el conjunto suizo. Oberlin recibió un gran pase en profundidad pero no supo definir ante la desafortunada salida de Ederson, disparando muy suave hacia el marco.

Fuente: Champions League

Apenas transcurridos poco más de diez minutos, el graderío local pidió penalti de Otamendi sobre Oberlin. El zaguero argentino se desentendió de la pelota y cargó con su cuerpo sobre el delantero suizo aunque el colegiado no observó infracción. Poco más tarde, en el minuto 13, llegó el primer tanto de la noche. Un córner botado desde la izquierda por Kevin De Bruyne fue rematado de cabeza por Gundogan al primer palo, sin opción alguna para el arquero local. La tormenta de los Sky Blues se había desatado y en el minuto 17, Bernardo Silva puso el 0-2 tras un centro de Sterling que remató con su pierna izquierda y que acabó en el fondo de las mallas con cierta ayuda del meta checo.

Agüero sentenció la eliminatoria en el minuto 22 con un brillante disparo desde el fuera del área que sorprendió a Vaclik y puso el 0-3 en el electrónico. Así las cosas, ambos equipos bajaron el ritmo y el nivel de juego disminuyó considerablemente. Sobrepasada la media hora de partido, una magnífica jugada entre Bernardo Silva y Raheem Sterling pudo poner el cuarto de la noche, pero una buena acción de Vaclik evitó una mayor tragedia. Sin embargo, los de Pep Guardiola no cesaron en su intento y De Bruyne se quedó cerca de convertir un gol para la galería con un fuerte disparo que se marchó ligeramente por encima del larguero.

Fuente: Champions League

Calma tras la tormenta

Con el marcador decidido, el juego en la segunda parte fue más pausado y controlado. No obstante, el arranque fue más movido. De Bruyne buscó su doblete pero no consiguió encontrar la puerta mientras que Elyounoussi estuvo cerca de recortar distancias con un magnífico tiro desde el pico izquierdo del área que Ederson desvió a córner.

En el minuto 53, más por inercia que por insistencia, Gundogan convirtió el 0-4. Después de una buena jugada en ataque, el futbolista alemán se abrió espació en la frontal del área y con un brillante disparo que terminó en la escuadra derecha, amplió la brecha. Desde entonces, la producción ofensiva de los Citizens disminuyó claramente y otorgó la oportunidad al Basilea de dar un paso adelante, y lo dio. Oberlin, el jugador suizo que más peligro llevó durante toda la noche, pudo descontar pero la seguridad de Ederson bajo palos lo evitó. Lo intentó dentro del área y a balón parado pero nada salió como pretendía.

A falta de un cuarto de hora para el final, Gundogan pudo llevarse el balón a casa con un hat-trick pero no logró acertar en su remate dentro del área, que acabó tapando el portero del Basilea con grandes reflejos. De ahí al final el encuentro fue muy plano, sin variantes en el juego y con los jugadores altamente condicionados por el marcador. El Basilea no pudo recortar y el Manchester City no quiso hacer más daño.

La vuelta se disputará el 7 de marzo en el Etihad Stadium.