Inter golea a Burela con un Ricardinho estelar y se coloca líder provisional

Los locales vencieron a los gallegos en un cómodo partido, lo que les sirve para situarse en la zona alta de la tabla a la espera del partido de Santiago Futsal.

Inter golea a Burela
con un Ricardinho estelar y se coloca líder provisional
Foto: Inter Movistar
Movistar Inter
7 1
Pescados Rubén Burela
Movistar Inter: Jesús Herrero, Ortiz, Ricardinho, Bruno Taffy, Humberto - cinco inicial - Álex, Rivillos, Lolo, David Pazos, Darlan y Daniel
Pescados Rubén Burela: Àlex, Isi, lago, Petry y Matamoros - cinco inicial - Chano, Bellvert, Helder, Antoñito
MARCADOR: 1-0, min 1, Humberto. 2-0, min 4, Ricardinho. 3-0, min 11, Ricardinho. 3-1, min 12, Iago Rodríguez. 4-1, min 22, Pazos. 5-1, min 30, Rivillos. 6-1, min 32, Ricardinho. 7-1, min 38, Jesús Herrero.
ÁRBITRO: Alonso Montesinos y Santander Flamarique (ESP).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la 2ª jornada de la LNFS. Encuentro disputado en Pabellón Jorge Garbajosa: 2.600 espectadores

Vuelta del campeonato liguero al Pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz. Inter afrontaba el encuentro con la posibilidad de ascender al liderato tras la victoria cosechada la jornada pasada en Gran Canaria. Por su parte, Pescados Rubén Burela venía de perder en casa frente a Palma Futsal y afrontaba el encuentro con la intención de inaugurar el casillero de puntos.

Primer tiro de Ricardinho en el primer minuto directamente fuera. Inter tomó las riendas del partido, con sendos tiros del portugués y de Taffy. Pronto llegaría el primer gol del partido, con un pase al hueco de Ricardinho que dejó a Humberto solo delante de Álex, para que éste cruzara el balón para abrir el marcador. Asedio total de Inter con un Ricardinho con mucho protagonismo y haciendo sus habituales filigranas. El segundo tanto se avecinó en el minuto 3, robo de Taffy en media pista y se la sirvió al portugués para que definiera con una calma digna de una estrella.

Ante este ritmo inicial trepidante impuesto por los locales, Daniel Ibañes se vio obligado a pedir tiempo muerto.  Tras la reanudación, Burela no daba síntomas de cambio en el juego y el partido se calmó por momentos, aunque las ocasiones las seguía poniendo Inter. En el ecuador de la primera mitad, Ricardinho empujaría un balón servido por Daniel en el que la defensa de visitante se durmió, lo que supuso el tercero en el electrónico. Burela, en la siguiente jugada, probaría por primera vez a Jesús Herrero, ya pasados 10 minutos de partido, donde el portero madrileño detuvo el esférico con una  gran intervención.

Ante esta situación, el técnico visitante decidió poner a Rubén de portero-jugador, y en la primera tentativa con superioridad, Burela, en una gran jugada colectiva, logró perforar la portería visitante gracias al tanto de Iago Rodríguez cuando restaban 8 minutos para el descanso.

El ritmo intenso desenvuelto al principio del partido volvía a la cancha, lo que propició que Ricardinho se plantara solo delante de Álex e intentara una “lambretta” que no logró completar. Burela progresivamente llegaba más a la portería de Jesús y, primero Iago Míguez y después Chano, no lograron reducir distancias. Burela seguía apostando por el juego de 5 y a punto estuvo Petry de conectar un balón servido por Matamoros al segundo palo.

Minutos más tarde sería el ala zurdo el que obligó a Jesús a emplearse a fondo con un fuerte disparo cruzado. A continuación buena triangulación de Inter Movistar que terminó con disparo de Ortiz repelido por Álex. A partir de ese momento, serían los visitantes los que tendrían las ocasiones al poner el quinto jugador en la pista que por en ciertos momentos pusieron en aprietos al conjunto local. Con el 3-1 se llegaría al descanso.

Llegó la goleada interista

El inicio de la segunda mitad fue totalmente antagónico a la primera. Fueron los visitantes quienes tomaron el control en los primeros compases, con un juego más atrevido. Sin embargo los síntomas fueron negativos porque en una jugada a la contra David Pazos puso el cuarto gol al empujar a la red un pase de Lolo.

A pesar de golpe moral, Burela no desistía de sus intentos y Jorge Bellvert, en una buena pared con Antoñito, elevó el balón por encima de Jesús Herrero y se marchó fuera por muy poco. El partido bajó el ritmo y las ocasiones se repartían. Los gallegos no se arrugaron y seguían intentándolo principalmente por medio de Matamoros. Por su parte, los locales hilaron una buena jugada en la que Lolo no logró batir a Álex. Pero poco después llegó el quinto. En un saque de esquina, Rivillos empala un balón mordido que se cuela en la meta visitante.

Restaban 9 minutos y la moral de los visitantes se redujo exponencialmente. Y eso fue lo que aprovechó Ricardinho para anotar su particular hat-trick en otro balón al segundo palo.

El encuentro se colmó de variadas ocasiones en las que los porteros estuvieron gratamente acertados. A falta de 3 minutos para el final, Burela siguió apostando por el portero jugador, lo que propició que Matamoros mandara un balón al palo en lo que pudo suponer el segundo para su equipo. A falta de dos minutos para la conclusión, Jesús Herrero –casi sin querer- se sumó al festival goleador de su equipo.

El partido terminó con 7-1, con un conjunto azulón muy asentado y agresivo en ataque, con un Ricardinho muy enchufado, y todo esto con las notables bajas de Rafael, Pola y Borja.