Derrota abultada en Navarra

El Levante volvió a pecar de cara a portería y sólo anotó un gol frente a los cinco goles del equipo rival.

Derrota abultada en Navarra
Derrota abultada en Navarra | Imagen: Levante UD
Magna Gurpea
5 1
Levante UD FS
Magna Gurpea: Aitor, Eseverri, Araça, Jesulito, Rafa Usín, Dani Salside, Martil, Alvarito y Dani.
Levante UD FS: Yeray, Kiko, Lucho, Tripodi, Cecilio, Márquez, Sena, Oviaño, Fran y Borja Milán.
MARCADOR: 1-0, min. 29, Eseverri. 1-1, min. 31, Tripodi. 2-1, min. 36, Jesulito. 3-1, min. 37, Dani Salside. 4-1, min. 39, Eseverri. 5-1, min. 40, Araça.
ÁRBITRO: Gómez García y Moreno Durán realizaron un arbitraje muy discutido en la grada enfrentando dos opiniones incluso del mismo equipo.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 8ª jornada de la LNFS que enfrentaba al Magna Gurpea frente al Levante UD FS en Anaitasuna.

El Levante venía de obtener un punto con sabor a poco en El Cabanyal frente al Santiago, equipo que aprovechó los últimos minutos de partido para conseguir anotar a un indefenso Levante. 2-2 señaló el luminoso cuando el árbitro marcó el camino a vestuarios, empate que dejó al Levante con mal sabor de boca tras ir dominando durante todo el encuentro.

Con el partido finalizado, se comenzó a pensar en la siguiente jornada: en el choque frente al siempre guerrero Magna, con la idea de, al menos, puntuar en la ciudad de Navarra para alejarse de los puestos de la quema y ostentar las posiciones de Copa de España.

Los de Braulio Correal viajaron a sabiendas de que tenían que puntuar y plantarle cara a todo un Magna.

La primera mitad de partido fue muy igualada sobre la pista. Se veía a un Levante con las ideas muy claras para poder crear ocasiones  de contraataque de cara al guardameta rival, Aitor. Pese al ligero dominio de posesión del Magna, el Levante gozó de buenas oportunidades donde pudieron estrenar el luminoso de la mano de Cecilio por partida doble y de Kiko. El los últimos minutos del primer tiempo, los locales apretaron en cuanto a intensidad se refiere realizando disparos exteriores al área donde apareció, en repetidas ocasiones, un seguro Yeray. Así pues, el colegiado señaló el camino a vestuarios con el marcador sin ser estrenado.

Los goles llegarían en los segundos veinte minutos de partido. Nada más arrancar, una clara ocasión en los pies de Cecilio, que éste desperdicia. Con tensión en la pista, el Magna estrenó el marcador y con polémica, pues un jugador granota estaba en el suelo, los locales siguieron la acción y el balón finalizó en el fondo de la portería de Yeray. Buena fue la reacción de los pupilos de Braulio Correal, quienes, de la mano de Tripodi, pudieron batir a Aitor e instaurar de nuevo las tablas en el marcador.

A 5' del final, Arriegui lanzó la moneda al aire y decidió jugar de 5, cosa que le salió bien, pues prácticamente a la primera jugada, pusieron el 2-1. Este gol destrozó a los granotas, que en una pérdida ofensiva encajaron el tercer gol. El Levante se lanzó a jugar con portero jugador pero sin mucha convicción, hecho que les provocó encajar dos goles más para finalizar el encuentro con un abultado 5-1.

Otra derrota del Levante que disputó un buen partido hasta el minuto 35, habiendo merecido más durante ese tramo.