Santiago Futsal se lleva el duelo de la necesidad con solvencia

Los gallegos consiguen la victoria en un partido marcado por la situación clasificatoria de los equipos. Un doblete de Antonio Diz y un gol de Hugo Sánchez encarrilaron el choque en la primera mitad. Sólo al final de la misma y tras el descanso el Gran Canaria reaccionó, algo que no le valió para sacar nada en positivo de su visita a Galicia.

Santiago Futsal se lleva el duelo de la necesidad con solvencia
Los jugadores del Santiago celebran un gol ante la alegría de los aficionados locales | Foto: LNFS
Santiago Futsal
5 1
Gran Canaria Fútbol Sala
Santiago Futsal: Thiago, Santi, Verdejo, Catela y Zequi. También jugaron Álex Velasco, Armando, Hugo Sánchez, Álex Diz y Antonio Diz.
Gran Canaria Fútbol Sala: Igor, Nacho Gil, Julio, Sergio Parra y Juanillo. También jugaron Eduardo Zuza, Saúl, Acaymo, Ayose, Michael, Barbero e Iván Gonfaus.
MARCADOR: 1-0 Min.4 Antonio Diz 2-0 Min.5 Hugo Sánchez 3-0 Min.7 Antonio Diz 4-0 Min.24 Armando 4-1 Min.29 Sergio Parra 5-1 Min.36 Zequi
ÁRBITRO: Cuesta Sánchez y Peña Gómez (comité andaluz). amonestaron con cartulina amarilla por parte local a Catela, Armando y a Antonio Diz. Expulsaron por doble amarilla al visitante Saúl en el minuto 33.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de primera división de la lnfs disputado en el pabellón Multiusos Fontes Do Sar.

El Santiago Futsal se llevó el duelo de la necesidad tras superar al Gran Canaria Fútbol Sala en un partido de claro dominio local. Sólo al final de la primera parte y al principio de la segunda estuvieron mejor los visitantes, que suman su octava derrota consecutiva. Un 3-0 al descanso lapidó las opciones de los de Suso Méndez que continúan en problemas. Tras esta jornada, se quedan en posiciones de descenso y a cuatro puntos de su rival de hoy.

El partido lo dominó desde el principio el Santiago. Los locales empezaron mucho mejor y fruto de ello, el primer tanto subió al marcador en el minuto cuatro. Antonio Diz estuvo rápido para llegar al área y remachar a gol un centro lateral. No había pasado ni un minuto cuando Hugo Sánchez ampliaba la renta de los gallegos con el segundo tanto. Este llegó en una jugada entre Diz y el propio jugador lucense, que recogió el pase de su compañero y disparó con precisión, anotando el 2-0.  

No fue capaz el Gran Canaria de reaccionar en un inicio de partido que no había podido empezar peor para los intereses de los de Suso Méndez. La situación empeoró aún más con un nuevo gol de Antonio Diz. Tras una buena jugada personal por banda, Armando la puso al segundo palo donde apareció el ala, que no perdonó y se apuntó un doblete.

La necesidad clasificatoria y el mal comienzo hizo que los visitantes pusieran el portero jugador en el minuto 7. A pesar del juego de cinco, el Gran Canaria no logró meterse en el partido. Las imprecisiones en los jugadores canarios eran evidentes, lo que les hacía perder el balón muy rápido. De esta forma, no consiguieron trenzar jugadas de peligro, algo que sí hizo su rival. Y es que con el 3-0 los locales se soltaron y siguieron buscando la meta defendida por Igor.

Zequi, que no había intervenido en exceso hasta el momento, protagonizó una bonita acción individual. Se fue de dos rivales en su intento por marcar, pero finalmente el chut le salió desviado. Los canarios mejoraron su juego a partir del minuto 14. Empezaron a mover mejor la bola y a llegar con más asiduidad. Thiago, ex guardameta precisamente del equipo amarillo, se aplicó a fondo para repeler los intentos de los visitantes. Primero Ayose y luego Juanillo, por partida doble, estuvieron a punto de ver puerta. El pívot mandó incluso el esférico al larguero en la más clara de su equipo en la primera parte.

Insistió en el juego de cinco el Gran Canaria, pero, sin embargo, este no le valió para hacer gol. Los gallegos resistieron con una buena defensa y sin dejar espacios que pudiesen ser aprovechados por su rival. Además, fue el propio conjunto local el que usó el portero jugador en los segundos que restaban antes del descanso.

Armando intenta progresar en una acción durante el partido | Foo:LNFS
Armando intenta progresar en una acción durante el partido | Foto: LNFS

Con el comienzo del segundo acto llegó el relevo en la portería visitante. Suso Méndez decidió poner a Eduardo Zuza en detrimento de Igor. El arquero gaditano se situó además como portero jugador. El juego de cinco no les sirvió a los canarios, que vieron como el Santiago seguía dominando el partido. Álex Diz probó al recién incorporado Zuza en un rechace que estuvo a punto de suponer el cuarto gol. Un tanto que si subió al marcador poco después, cuando Armando aprovechó un balón centrado desde el córner. El de Talavera de la Reina ajustó su disparo al palo y estableció el 4-0.

No dejaban los locales de tener ocasiones y el asedio era continuo. Combinaban bien los gallegos que buscaron aumentar su renta. Antonio rozó el hat-trick tras una buena jugada colectiva. Pese a que el encuentro estaba desnivelado, el Gran Canaria no se dio por vencido. Prueba de ello fue el gol de Sergio Parra, que devolvió un poco de ilusión a los de Suso Méndez. Había avisado anteriormente el jugador catalán, pero fue en el minuto 29 cuando consiguió el 4-1 aprovechando un rebote.

Respondió el Santiago por medio de Catela, cuyo lanzamiento se encontró con Zuza. También se apuntó a la fiesta Higo Sánchez, y a punto estuvo de lograr un nuevo gol. Los canarios aceptaron su suerte y dieron por perdido el encuentro tras la doble amarilla de Saúl. El capitán cometió una falta y acabó expulsado.

Con uno más en pista, el Santiago generó aún más ocasiones. Antonio Diz llegó a marcar con el pecho, pero el tanto nunca subió al marcador al considerar los colegiados que este no había traspasado la línea de gol. La acción espoleó a los locales que continuaron acercándose a la meta de Zuza. Y es que el portero intervino en más de una ocasión para detener disparos. No obstante, nada pudo hacer en el gol de Zequi. El gaditano puso la puntilla al encuentro tras anotar el 5-1 con un lanzamiento raso. Poco se jugó en los compases finales en los que los dos equipos llegaron a cinco faltas.