Córdoba se convierte en un desierto para el Racing

Arrancaba el encuentro con un Córdoba asumiendo el control del balón y un Racing esperando con los once futbolistas en campo propio, un contraataque que a punto estuvo de materializarse en el minuto siete de partido. Una buena jugada por la banda izquierda del cuadro montañés acabó con un centro que controló Longás dentro del área. El remate del centrocampista racinguista lo resolvió el portero cordobés Alberto con una grandísima parada. A partir de aquí control absoluto del cuadro andaluz, materializado en el golazo de López Silva. Corría el minuto 14 de partido cuando tras un ataque cántabro el Racing está lento a la hora de replegar, lo que permitió al Córdoba llegar a un centro desde la banda derecha en superioridad numérica. El balón le llegó a José María López Silva que detuvo el tiempo para poder controlar el balón, levantar la cabeza y definir con una vaselina sobre Mario, en 5 segundos que el onubense convirtió en minutos. Sencillamente exquisito. Tras el gol a los de Fabri han estado ko 10 minutos en los que Caballero dispuso de una clara ocasión gracias a la falta de contundencia de Cesar de la Hoz. Sin embargo en el minuto 26 de la primera mitad se produjo un cambio que dio esperanzas a los aficionados racinguistas. La culpa de este "renacimiento" la tuvo Gai Assulin, de largo el fichaje de más calidad de este Racing. El Israelí cogió el balón en banda izquierda, encaró a su par y colocó el balón en la cabeza de Gaizka Saizar, que remató picado pero un nuevo paradón de Alberto desbarataba la ocasión cántabra. Para acabar la primera parte el árbitro Martínez Muera anuló un gol al Córdoba por mano de Patiño, que una vez más se había aprovechado de la falta de contundencia de la zaga racinguista.

La segunda parte vivimos a un Racing que parecía que adelantaba unos metros la línea de de presión buscando robar más arriba el esférico reduciendo así los metros hasta la portería de Alberto. Una vez más otro espejismo que duró 10 minutos, que es lo que tardó Patiño en protagonizar una buena jugada cordobesa que a punto estuvo de acabar en gol. Después de esta ocasión el Racing se desfondó y dio sensación de renunciar al partido. A consecuencia de esta falta de tensión llega el error de Ruyman, que comenzó su minuto negro, permitiendo una jugada de López Silva que termina en corner a favor del Córdoba. En el saque de ese corner Mario mide mal la salida y Ruyman introduce de manera involuntaria el balón en su propia portería. En este momento el partido perdió continuidad a consecuencia de los múltiples cambios en ambos equipos. 

Destacar la anécdota del debut de Ruyman y Oscar Pérez en el cuadro cántabro, dos de los fichajes realizados esta semana por los blanquiverdes.

VAVEL Logo