El Nuevo Riazor, a fondo
( Imagen: Jaime del Campo | VAVEL)

Construido en el año 1944, el estadio de Riazor ha sufrido diversas modificaciones desde esa fecha. La primera y más importante fue con motivo de la celebración del Mundial 1982. Para la disputa de tres partidos de la primera fase, vio mermada su capacidad de 60.000 personas hasta los 29.000. Desde ese año hasta la temporada 1995-96 el Dépor tuvo su histórica “curva” de general. La sensación de lejanía que provocaban las pistas de atletismo se tuvo en cuenta en este nuevo cambio que acercó a los espectadores del fondo de general y se construyó el nuevo fondo de Pabellón que terminó de cerrar el recinto.

La creación de esta grada supuso la ampliación en 6.000 espectadores, dejando su capacidad total en 35.000. Se mantuvo la línea de construcción y materiales de la antigua cubierta y no se reformó la fachada del estadio.

Proyecto de “Nuevo Riazor”

En los últimos años las quejas de la afición blanquiazul respecto a las condiciones de bienestar durante los partidos en Riazor han ido en aumento. Lo más llamativo es el deterioro de la cubierta en la mayoría de las zonas. Esto supone la aparición de abundantes goteras que incomodan al abonado.

Bocetos del proyecto "Nuevo Riazor"

Las buenas relaciones entre el presidente Lendoiro y el alcalde Carlos Negreira parece que han desbloqueado la solución a esta necesidad. El Concello de A Coruña ha presupuestado una partida de cerca de tres millones de euros a invertir entre 2013 y 2015. Previamente al anuncio de esta partida presupuestaria, el estudio 8bits Arquitectura ya se había propuesto el diseño de una reforma funcional y a la vez estética del feudo blanquiazul manteniendo un rigor económico acorde con los tiempos.

Como nos comenta Yago Pérez, cabeza visible del estudio, se pensó en intentar acometer este proyecto con el "mimo necesario" para que el resultado fuese “sensato y con criterio”. De entrada ya han logrado reunirse con el presidente Augusto César Lendoiro, y si todo sigue su cauce en pocas semanas lo harán con el responsable del Consistorio municipal.

Corte transversal del graderío de Tribuna

Las ventajas que se pueden extraer de este diseño es que no supondría una excesiva inversión respecto a lo previsto desde María Pita y además de solucionar el problema de la cubierta transformaría la fisonomía exterior, convirtiéndolo en un estadio moderno y muy atractivo estéticamente. Se barajaría en torno al millón de euros lo que aumentaría el coste.

Naturaleza del proyecto

La clave de la idea de 8bits Arquitectura es la de “vestir de gala al estadio al menor coste” y eso según ellos se logra “manteniendo mucha de la estructura actual” de Riazor. Unido a esto no son ajenos a las nuevas tecnologías y a los nuevos materiales que se están usando en la construcción.

Video: Vista aérea del "Nuevo Riazor"

Las lonas tensadas son la base de este boceto. Muchos de los nuevos estadios y estructuras en forma de grada que por ejemplo podemos encontrar en delfinarios, parques de atracciones, así como grandes estadios de todo el mundo tienen su cubierta de este material.

Ejemplos de grandes estadios en los que se han usado lonas tensadas

Las ventajas son su facilidad de montaje, ligereza, resistencia y coste. Este sería el material del que estaría hecha la cubierta del estadio pero también recubriría la actual fachada sobre una subestructura. Gracias a esto se reduciría la entrada de viento y lluvia al interior del estadio pero a su vez de permitiría el paso de la luz.

Únicamente con estas actuaciones, tras retirar la actual cubierta, el aspecto de Riazor sería mucho más moderno. Aún así, la idea puede ir mucho más allá. Incrustados sobre la lona se podrían instalar tiras de LEDS y paneles fotovoltaicos, cuyo coste estaría sin incluir en el presupuesto, que dotarían al club de una herramienta publicitaria y a la ciudad de un icono visual de referencia. Dependiendo del modo de ubicar estos leds, se podrían proyectar imágenes con las posibilidades que esto supone.

Esta mejora visual podría acometerse de un modo similar pero mucho más económica, instalando una iluminación interior que dotara de luz sin la capacidad de proyectar imágenes. Se reduciría sensiblemente el coste y no privaría que en un futuro se pudiese acometer la instalación de los paneles y leds fotovoltaicos.

Ejemplos de opciones posibles de la iluminación

Independientemente del aspecto visual, está el apartado ecológico. Como comentábamos anteriormente, con los paneles fotovoltaicos se almacenaría la energía suficiente como para autoabastecer las necesidades del coliseo blanquiazul. Tampoco dejan pasar por alto la capacidad de poder emplear parte del agua que se recogería de la lluvia tanto para el riego del campo como para los sanitarios.

Aunque no es lo prioritario ni la naturaleza de la idea, se proponen soluciones para poder dotarlo de vida durante los días que no se disputen partidos. Esta intervención sería viable únicamente en la zona de Tribuna por la fisonomía de Preferencia. Dado que la cubierta de lona no llegaría hasta el suelo, toda la zona de tribuna inferior tras una ampliación de la acera podrían albergar locales comerciales similares a la DeporTienda o el Gimnasio. Además el estadio podría albergar grandes conciertos, gracias a su capacidad de 35.000 personas, fuera de los días de partido mediante un sistema que proteja el terreno de juego.

Pincha en la imagen para conocer los materiales de la obra

Para finalizar vendría una de las utilidades mas curiosas y llamativas de todo el proyecto. Si se colocaran unos micrófonos distribuidos a lo largo del estadio, éstos registrarían el sonido que se genere en el interior del recinto. La iluminación LED de la fachada estaría conectada a estos micrófonos y como si un ecualizador gigante se tratase transformaría el sonido en gráficos. Desde el exterior desde una zona alejada se observaría visualmente el umbral del sonido del interior. En definitiva la “fachada se movería al ritmo de las canciones de la afición blanquiazul”

Fases de la construcción

Aunque no se puede precisar el tiempo que llevaría la reforma debido a que “dependerá del estudio que se realizaría, posterior a una reunión con el ayuntamiento”, si se puede conocer las distintas fases de las que constaría.

En este video se muestra el proceso de colocación de la cubierta y fachada.

Retirada de la cubierta. Además de retirar la actual fachada así como los cables tensores que la soportan, también se suprimirían los salientes superiores que existen en las zonas de Tribuna y Preferencia que refuerzan la estructura actual. De esta forma la fachada de Riazor quedaría totalmente lisa. Al margen de esto, la intención de 8bits Arquitectura es de romper la linealidad de la construcción para darle una aspecto más dinámico. Se aumentaría en cinco metros la altura de la esquina de Preferencia con General y diez la esquina ubicada encima de la Deportienda. Esta actuación daría un efecto visual similar a la “proa de un barco que mira hacia el mar”.

A esta medida se le sumaría la de ampliar la cubierta del lado de preferencia para proteger a los espectadores de la grada inferior. A pesar de lo que pueda parecer la dureza e impermeabilidad de la este tipo de lonas proporcionan una total fiabilidad.

Limpieza de la fachada e instalación de la subestructura y lonas. Tras eliminar los salientes que actualmente sostienen a la actual cubierta, la fachada exterior quedaría preparada para la instalación de la subestructura que será el “esqueleto”. Se desplegarían las lonas, respetando los actuales accesos y puertas. Tras la misma iría el canalón de recogida de agua y quedarían tapadas las actuales deficiencias que se ven en la actualidad.

Colocación de lamas de iluminación led. Las lonas por si solas ya darían una imagen mucho más moderna, pero habría dos opciones más para mejora la estética del estadio. La primera más económica sería la colocación de iluminación entre la estructura y las lonas. Esto dotaría de luz al estadio, pudiendo éste cambiar de color.

La segunda opción que conllevaría una importante inversión, consistiría en la instalación de lamas de iluminación LEDS y paneles fotovoltaicos. Dotaría al recinto de autoabastecimiento energético y sería una fuente de ingresos. Existen casos como el Gillette Stadium de los New England Patriots de fútbol americano, que la obra fue financiada por una empresa privada como Gillette.

En nuestro caso, una empresa interesada en anunciarse en la fachada podría ser incluso la que aportara el dinero necesario para amortizar la obra. Las opciones de estos leds serían muy amplias: Imágenes fijas, textos, video... Las paredes del estadio se convertirían en enormes pantallas gigantes.

Colocación de la nueva cubierta.

Aunque esta sería la última fase, en realidad vendría condicionada a las necesidades de tiempo y de organizar la obra. Al necesitar desmontar el actual techo, se verían afectados los espectadores de esa grada por lo que la colocación de la cubierta habría que acometerla en el momento más idóneo. Esta decisión vendría dada por un estudio previo en el que se determinaría el tiempo de duración de la obra.

Recursos audiovisuales

El material audiovisual que se ha mostrado ha sido proporcionado por el estudio de arquitectura 8bitsArquitectura. Los montajes de imágenes así como la edición de los videos ha sido realizada por VAVEL.

Galería de imágenes (Posibilidad de ver directamente la fotos en la cuenta de FLICKR de VAVEL.COM)

VAVEL Logo