Filial zaragocista: Fran González
Fran González posa para VAVEL en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza (Foto: Natalia Hungría | Edición: Jaime del Campo)

Fran González (Córdoba) es uno de los actuales defensas del Real Zaragoza B. Un jugador polivalente, que puede actuar como central, lateral derecho e incluso de mediocentro defensivo, y que pese a su juventud, 24 años, lleva a sus espaldas un largo recorrido por diferentes clubes de España.

Su trayectoria, por tanto, es extensa. Todo comenzó cuando, como cualquier otro niño, jugaba en el equipo de su colegio. Fue con 8 años cuando unos ojeadores del Séneca le vieron y quisieron ficharle, algo que sus padres aceptaron encantados, ya que "vivíamos en un barrio algo problemático y mis padres me llevaban allí para sacarme de la calle. Tengo que agradecerles mucho la dedicación que pusieron en mí y que dejaran de lado cosas que tenían que hacer por llevarme a entrenar lejos de casa."

Confiesa que "al principio no es que me ilusionara mucho el fútbol", pero pronto el gusanillo fue mayor y con 15 años salió de casa rumbo a la capital de España para jugar en la cantera del Real Madrid, donde militó hasta el 2005. De ahí volvió tres años al Séneca CF, haciendo un alto en el camino de un mes para ir al Granada 74, donde estuvo luchando por ayudar a mantener la categoría. En el 2008 lo fichó el Almería B, y en los siguientes dos años pasó por el Estepona CF, el Lucena y el Deportivo de la Coruña B. Al Lucena volvió en 2011, donde permaneció hasta enero del año pasado, cuando firmó por el Real Zaragoza B.

De su paso por todos estos clubs ha aprendido mucho, pues reconoce que "estando en tantos equipos y viviendo en muchas ciudades desde los 15 años, se aprende día a día, sobre todo al estar lejos de tu gente y siempre solo. Se madura mucho más rápido de lo normal, y se sacan experiencias tanto positivas como negativas."

Temporada pasada

"Venir al Real Zaragoza B fue una apuesta personal" El curso anterior, el filial zaragocista llegó al parón de invierno en una situación preocupante, colista y con 14 puntos en su casillero. Algo debía cambiar, y el club decidió hacer cinco fichajes. Uno de ellos fue el del propio Fran González, quien nos cuenta que "estaba bastante cómodo en el Lucena, el equipo se situaba en puestos de playoffs a 2ª División, estaba en mi casa, lo estaba jugando todo, me sentía valorado… pero venir aquí fue como una apuesta personal. Siempre genera ilusión formar parte de un filial y poder tener la oportunidad de dar el salto al primer equipo."

Con todo ello, el equipo mejoró tras la Navidad, y es que el defensa asegura que "vimos que si lo dábamos todo se podía conseguir y al final se hizo un trabajo espectacular, hasta el último día de jugar la promoción para salvarnos." Pero no todo fue un camino de rosas desde el principio, "veíamos que no terminábamos de arrancar y que no había manera de alcanzar al resto de equipos. Incluso cuando conseguimos ganar los 6 partidos seguidos solo nos colocamos en promoción…"

"El partido contra el Conquense fue uno de los mejores momentos de mi vida deportiva" Se terminó la Liga en ese puesto, que otorgaba el privilegio de jugar el partido de promoción de descenso. El rival, el Conquense. Fran asegura que se queda con ese partido como uno de los más especiales de su carrera, ya que "significó muchísimo para mí. Cuando firmé en enero, el equipo estaba último y pasamos 5 meses de infarto hasta jugar esa promoción. El partido de La Romareda era importantísimo, vino bastante afición a animarnos, ganamos 1-0 con un gol mío en el minuto 86… Fue una locura, lo celebramos como una auténtica piña." Todavía le causa emoción recordarlo, "es algo que no puedo explicar, fue uno de los mejores momentos en mi vida deportiva. Había muchísima tensión porque la situación era bastante mala y ese gol fue como la guinda al pastel de todo el trabajo que habíamos hecho para llegar hasta ahí."

Pretemporada con el primer equipo

Fran firmó en enero hasta el 30 de junio, pero la consecución de la permanencia y su buen hacer en los 5 meses que permaneció en el filial, le hicieron ganarse una renovación que aceptó inmediatamente. En el momento de la firma, "me comentaron que existía la posibilidad de hacer la pretemporada con el primer equipo, pero cuando ellos empezaron a entrenar, a mí no me llamaron y no me esperaba que fueran a hacerlo poco después. Me pilló de sorpresa."

"En pretemporada me sentí muy valorado y muy querido por la gente" Vivió todo el verano de una manera especial, y declara que "fue una experiencia muy bonita, que me aportó muchísima más ilusión de la que ya tenía." Además, pudo disputar varios partidos y destapó su vena goleadora marcando tres tantos de falta, lo que hizo que la afición empezara a conocerle un poco más y comenzara a sentirse "muy valorado y muy querido por la gente de aquí. Será difícil que olvide esa etapa. Me quedo con las ganas de volver a vivirlo, de volver a demostrar lo que puedo hacer. Es para eso para lo que trabajo día a día."

Durante esos días, Manolo Jiménez lo colocó como lateral derecho, algo que Fran aceptó y supo aprovechar con trabajo. El joven afirma que "es verdad que por mis condiciones físicas y técnicas me adapto mejor al puesto de central, pero puedo jugar también tanto de mediocentro defensivo como de lateral derecho. El míster era el que mandaba y yo estaba a su disposición para jugar donde me necesitara."

Temporada actual

Tras sus semanas de pretemporada con el primer equipo, Fran volvió al filial, que fue trasladado al Grupo II de la Segunda División B. A nivel personal, él ya ha tenido la suerte de jugar en los cuatro grupos de 2ªB, y considera que "el juego de estos equipos es bastante físico, los rivales siempre van al choque, juegan a base de balones largos…", pero asegura que debieron asimilar pronto que era "el grupo que nos había tocado y en el que tenemos que seguir luchando por salvarnos cuanto antes."

"Le tengo mucho cariño a este equipo" A día de hoy, el central cordobés es uno de los jugadores más importantes del filial y se muestra "contento con el trabajo que estoy haciendo, con el que intento mejorar día a día para volver a tener la oportunidad de demostrar lo que puedo aportar también en el primer equipo." Además, tan solo seis meses en la capital del Ebro le han servido para convertirse en uno de los capitanes del equipo, algo que le hace sentirse orgulloso, ya que "me siento muy querido tanto dentro como fuera del vestuario. El Real Zaragoza es un equipo en el que no esperaba jugar nunca, pero después de la situación del año pasado, lo de esta pretemporada, el debut… Le tengo mucho cariño a este equipo."

Debut con el primer equipo

Fran siempre se ha caracterizado por ser un jugador con carácter y mucho sacrificio, cualidades que, unidas a sus buenas actuaciones en el filial, le llevaron a ganarse de nuevo la confianza de Manolo Jiménez a la hora de subir a entrenar con la primera plantilla la semana previa al partido en Valladolid.

Las bajas en defensa de Álvaro, Sapunaru y Paredes, y las de José Mari y Romaric en el centro del campo, trastocaron los planes del equipo y le llevaron a entrar en la primera convocatoria de su carrera con un equipo de Primera. El jugador blanquillo nos contaba cómo se dio todo: "había entrenado todos los días con ellos sin bajar al filial y en la prensa se comentaba de que iría convocado, pero hasta que no ves tu nombre en la lista no eres consciente de lo que supone. Me sentí muy feliz y llamé a mi familia desde el vestuario para compartir con ellos el momento. De aquella convocatoria me quedo con muchas cosas buenas: te sientes futbolista desde que empieza el viaje, los compañeros me hicieron sentir uno más. Me llevé la espinita de no debutar, pero calenté 60 minutos en la banda y, una vez que estás allí, te olvidas de todo lo que te rodea y solo quieres ayudar a tus compañeros a ganar ese partido."

"Jiménez me preguntó '¿eres capaz de jugar en esa posición en el Sánchez Pizjuán?', le respondí 'claro que sí, míster, ¡y de portero si hace falta'" Pocos días después llegó una nueva oportunidad para él. Esta vez en el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa de SM El Rey que el primer equipo zaragozano tenía que disputar en el Sánchez Pizjuán. "Volvimos de Valladolid, donde Apoño se lesionó, y en el primer entrenamiento de la semana Manolo Jiménez ya me puso de mediocentro defensivo. Con ellos había entrenado de lateral por ambos lados y de central, pero en el medio aún no me había puesto. Durante la sesión el míster estuvo muy encima de mí y al final de la misma se acercó y me preguntó “¿eres capaz de jugar en esa posición en el Sánchez Pizjuán?”, le respondí “claro que sí, míster, ¡y de portero si hace falta!”. Pero la cosa se quedó ahí. Ya cuando llegamos a la estación de Sevilla me confirmó que iba a jugar de inicio. Todos los compañeros se acercaron a decirme algo en el vestuario y se lo agradecí a todos, pero me pasó lo mismo que en Valladolid, en ese momento ya me sentía uno más y solo quería salir a jugar y a ayudar."

Para el Real Zaragoza era un partido importante, también una prueba de fuego para Fran, ya que su familia se encontraba en la grada y el partido era en uno de los campos más importantes de su Andalucía natal. Él mismo nos contaba que "fue un debut algo agridulce. Estaba tremendamente contento por cumplir una meta más, pero triste por haber perdido y salir expulsado. Eso solo me había pasado una vez en la vida y no me esperaba que me sacaran dos tarjetas en las dos únicas faltas que hice… pero de todo se aprende." Por eso el joven futbolista, confiesa que "me quedo con todo lo que sientes esos días, los nervios de la previa y el calentamiento, y la tranquilidad y confianza que sentí en el campo una vez que empezó el partido. Guardo buen recuerdo de todo."

"Siempre es bonito que valoren tu trabajo y sentirte querido" Tras esos minutos disputados en el partido que suponía su estreno en la élite, recibió felicitaciones de muchísima gente, pero asegura que "no puedo quedarme solo con una. Recuerdo que cuando me monté en el bus tenía 300 y pico whatsapps y más de 20 llamadas… También recibí mucho cariño por las redes sociales. Siempre es bonito que valoren tu trabajo y sentirte querido."

Respecto al interés del cuerpo técnico del primer equipo sobre él, afirma que "sobre todo hubo dos picos, en pretemporada cuando estuve toda entera con ellos y las cosas me salieron bien, y el otro en enero cuando llegaron Valladolid y el debut en Sevilla. Pero en ambas ocasiones llegaron fichajes que me hicieron quedarme en el filial. El interés sigue, y la ilusión también, pero con los partidos que quedan y la situación de ambos equipos (primera plantilla y filial) es difícil que llegue un debut.” Además, asegura que hablando del interés general del cuerpo técnico de Jiménez sobre todos los jugadores del segundo equipo, “el resto del año, más o menos todos hemos ido subiendo cuando se ha necesitado cubrir alguna posición específica en algún entrenamiento."

Pese a todo ello, Fran insiste en que "la ilusión siempre ha sido la misma y confío plenamente en poder ayudar alguna vez más al primer equipo y demostrar que puedo aportar cosas buenas."

Plano personal

El defensa zaragocista también tuvo tiempo para darnos a conocer algo más de su plano personal en el mundo del fútbol. Entre risas nos contaba la anécdota que más recuerda: "cuando jugaba en Juvenil División de Honor, tiré a puerta, se cruzó el árbitro y le di en la cabeza. Suspendieron el partido en el minuto 70 y tuve que ir a visitarle al hospital porque estuvo 3 días ingresado."

Además, nos confiesa que su ídolo es "Sergio Ramos. Intento fijarme mucho en él, ya que hemos vivido cosas parecidas, incluso en combinar las posiciones de lateral derecho y central, y me parece un buen modelo a seguir dentro del terreno de juego."

20 chuts de Fran González

1. Nombre: Francisco Javier González Muñoz.

2. Edad: 24.

3. Lugar de nacimiento: Córdoba.

4. Trayectoria deportiva: Séneca CF, Real Madrid, Séneca CF, Granada 74, Almería B, Estepona CF, Lucena CF, Deportivo de la Coruña B, Lucena CF, Real Zaragoza B.

5. Apodo: FG.

6. Quién le inculcó en interés por el fútbol: Mi padre y mi hermano.

7. De no ser futbolista, ¿qué habría sido?: Siempre dije que quería ser médico como mi padre.

8. Un vicio: Los tatuajes.

9. Un defecto y una virtud:

  • Defecto: No soporto perder a nada.
  • Virtud: Mi carácter.

10. Un sueño futbolístico: Debutar y hacerme un hueco en Primera, y jugar al máximo nivel posible todo lo que me quede de carrera deportiva.

11. Un estadio: La Romareda.

12. Un equipo: Real Zaragoza.

13. Un entrenador: Juan Eduardo Esnáider.

14. El mejor consejo recibido: Uno de mi hermano cuando jugaba en la cantera del Real Madrid: “Acuérdate cada día cuando te ates las botas de que es TU OPORTUNIDAD”.

15. Jugador favorito por línea:

  • Portero: Iker Casillas, por todo lo que representa.
  • Defensa: Sergio Ramos, sin ninguna duda.
  • Medio: Guardiola, no solo por su juego, también por su labor como capitán y después como entrenador.
  • Delantero: Ronaldo.

16. Con qué compañero relacionaría las siguientes palabras:

  • Ídolo: Álvaro Meseguer, por su perseverancia.
  • Promesa: Pablo Alcolea.
  • Humildad: Tarsi Aguado.
  • Gracioso: Forniés, ¡es mortal!
  • Despistado: Carlos Hernández y su monumental caraja…
  • Amigo: Gracias a Dios bastantes, con los años es lo que te queda… Me llevo fenomenal con muchos del vestuario, por lo que no puedo nombrarlo de uno en uno… Inseparable con Carlos, Forniés y, cómo no, Marc Mateu.

17. Fuera de los terrenos de juego:

  • Una película: El Padrino.
  • Un libro: Leo bastante, pero por ser el último y por lo que significan para mí estas palabras: Corazón, Carácter y Pasión. Sergio Ramos.
  • Un hobby: Las motos, la música, la caza… Están entre pasión, hobby y vicio.
  • Un lugar: Andalucía.

18. Palabra que no existe en su vocabulario: Desistir y rendirse.

19. Una frase: “El carácter es el arma de los hombres a los cuales no se nos ha regalado nada”, del mítico Gattuso.

20. Supersticiones antes de jugar: Beso las espinilleras con las fotos de mi familia antes de ponérmelas, pero no soy supersticioso. Los frutos los da el trabajo, no la fortuna.

Desde VAVEL queremos dar las gracias a Fran González por su predisposición y buen trato, así como desearle toda la suerte del mundo para que con su trabajo pueda llegar a alcanzar todo lo que se proponga.

Entrevista realizada por: Natalia Hungría y Patricia Lambán.

Reportaje realizado por: Natalia Hungría.

(Fotos:www.lucenaclubdefutbol.com; www.losblanquillos.com; Heraldo de Aragón)

VAVEL Logo