Filial zaragocista: Tarsi Aguado
Tarsi posa para VAVEL (Foto: Natalia Hungría | VAVEL / Edición: Jaime del Campo | VAVEL).

Filial zaragocista: Tarsi Aguado

El joven navarro es uno de los jugadores del Real Zaragaoza B que Manolo Jiménez ha hecho debutar en Primera División esta temporada. Calidad y desparpajo en el terreno de juego; maduro, bromista y con la cabeza bien amueblada fuera del césped. VAVEL te invita a conocer su trayectoria, su historia, cómo vivió las convocatorias y el debut con el primer equipo, sus manías, etc. Conoce a Tarsi Aguado.

patRiizgz
Patricia Lambán

Tarsicio Aguado (18, Murchante -Navarra-) acude muy puntual a su cita con VAVEL en los aledaños del estadio en el que espera disfrutar de muchas tardes de fútbol con el león en el pecho y en Primera División, el Municipal de La Romareda. Aunque en la entrevista comenzó algo serio y tímido, poco tardó en soltarse y sacar su lado más bromista.

Trayectoria

El centrocampista del Real Zaragoza B viene de familia futbolera, sus tíos y su padre jugaban a fútbol. Cuando él nació, en Murchante (Navarra), su padre estaba jugando en el Sabadell, así que se fue a vivir allí. Tarsi empezó a interesarse por el fútbol desde bien pequeñito: “Mi padre estaba en la Gramanet cuando yo tenía 4 años, él entrenaba con el primer equipo y me llevaba a los entrenamientos y así empecé a darle los primeros golpes al balón. Empecé a entrenar con los chicos que tenían un año más que yo, aunque no podía competir porque era demasiado pequeño”. En la Gramanet estuvo hasta los 10 años, después fichó por el Espanyol, donde jugó 4 años. Le dieron la baja y volvió a Gramanet, donde estuvo 3 años más. La temporada pasada militó en el Badalona y en el verano de 2012 fichó por el club aragonés para formar parte de su juvenil.

Tarsi reconoce que “en cada club me han enseñado diferentes cosas que siempre me han servido para mejorar como jugador. Pero me quedo con la etapa del Espanyol. Fue muy emotiva, porque cuando eres pequeño y te ficha un club como el Espanyol, que tiene buena cantera, siempre se te queda marcado en el corazón”.

Ficha con el juvenil pero es fijo en el filial

El jugador blanquillo llegó al Real Zaragoza con la llamada de Ander Garitano para formar parte del División de Honor Juvenil. Sin embargo, y gracias a su destacada calidad, Tarsi es, desde el principio de la presente temporada, un fijo en los onces titulares del Real Zaragoza B. El jugador nos explica esta progresión: “Yo pasé el verano tranquilo en mi pueblo pensando que jugaría en el juvenil, porque aquí en el Real Zaragoza hay muy buenos jugadores. Y trabajando en pretemporada, en la tercera semana, en un partido contra el juvenil del Numancia, vino Pedro Suñén, el coordinador de juveniles, y me dijo que tenía que ir a entrenar con el filial, que les había gustado. Empecé a entrenar con el filial y ya me quedé entrenando con ellos todos los días. Y en la segunda jornada de liga me convocó por primera vez Álex Monserrate. Desde entonces ya me quedé fijo en el filial”.

"Tras un amistoso de pretemporada con el juvenil, Pedro Suñén me dijo que tenía que entrenar con el filial porque les había gustado. Ya me quedé con ellos"

Temporada actual

Este año el filial del Real Zaragoza está en un grupo de la Segunda División B nuevo, el vasco, ya que la temporada pasada jugaron en el catalán y valenciano, por lo que el principio de temporada se hizo un poco cuesta arriba. Tarsi nos cuenta que “Monserrate siempre tenía sus mismas ideas y nunca cambió su estilo de juego, pero no nos costó mucho adaptarnos al grupo vasco”. El equipo encadenó una racha de 6 partidos sin ganar y pronto se metieron abajo. El futbolista del filial nos cuenta cómo vivieron esa mala racha y cómo lograron superarla: “Se busca formar piña con tus compañeros, no hay que mirar atrás y mirar lo mal que lo has hecho, si no mirar hacia adelante, pensar en el siguiente fin de semana y trabajar día a día. Aunque cuesta quitarse la idea de que tienes que salir a ganar, y empiezas con ese nerviosísimo, pero poco a poco, entre empates y alguna victoria encadenas una buena racha y eso te va dando confianza. Cuando estás en una mala dinámica, chutas y la fallas, y cuando estás en buena dinámica, chutas y la metes como sea. Y esto psicológicamente te va desgastando, hasta que empiezan a llegar los buenos resultados”.

La cadena de resultados negativos hizo que el club tomara la decisión de destituir a Álex Monserrate, y Jesús Solana pasó a ser el entrenador del filial. En cuanto a esto, Tarsi nos comenta que “estábamos un día entrenando y Monserrate nos dijo que al día siguiente teníamos que entrenar por la tarde porque hacíamos un partido contra el primer equipo, y esa misma noche me metí en la web del Real Zaragoza y vi que le habían destituido y que venía Jesús Solana. Los resultados no acompañaban, pero el grupo estaba bien, aunque los resultados no salían, entonces, antes de echar a 23 jugadores, el club decidió echar a un entrenador, que a lo mejor no se lo merecía”. Con la llegada de Solana, Tarsi señala que “hacemos mucho trabajo defensivo, porque si mantenemos la portería a cero, alguna tendremos y marcaremos”

        

En cuanto a si creía a principio de temporada que el segundo equipo del Real Zaragoza iba a pasar apuros para mantener la categoría, Tarsi reconoce que “a mí siempre me han dicho que el filial ha sufrido”, pero asegura que “cuando entrené con el filial hablé con el entrenador del juvenil y le dije que era otro ritmo, que había muchísima diferencia entre el juvenil y el filial, y hablé con él de que tenían buen equipo para salvarse cómodamente”, y añade “pero entras en esas rachas en las que no ganas, los rivales te ganan por experiencia, porque saben competir, porque son mayores y nosotros somos jóvenes, y ellos saben apretarte y buscarte las cosquillas. Y no puntúas, y como eres joven te vienes un poco abajo”.

Algo ha cambiado en la cantera

Con la renovación de Manolo Jiménez este verano como entrenador del Real Zaragoza, algo ha cambiado en la cantera zaragocista. Jiménez mantiene contacto con los entrenadores de todas las categorías inferiores del club aragonés y sigue de cerca lo que hacen sus futbolistas del filial. El proyecto que el técnico sevillano ha traído al club maño no es otro que el de formar jugadores en la cantera que en un futuro no muy lejano puedan ser jugadores del primer equipo en Primera División. Tanto es así que, en lo que va de campaña, Manolo ha hecho debutar a cuatro jugadores del filial con el primer equipo, tres en Primera División (Héctor, Pablo Alcolea y el propio Tarsi) y uno en Copa del Rey (Fran González, en la vuelta de cuartos de final en el Sánchez Pizjuán), además de dar minutos en varios partidos a Jorge Ortí.

"Que Manolo tire del filial motiva mucho y hace mejorar a todo el equipo"

Hemos charlado sobre este tema con Tarsi Aguado, y él lo tiene claro: “Manolo Jiménez ha dado mucha confianza a los jugadores del filial, confía mucho en nosotros. Ya se ha visto que si falla alguno del primer equipo puede jugar un chaval del filial, que si se lesiona algún jugador, en vez de cambiar de posiciones a los del primer equipo, mete a un chaval del filial de esa posición, como pasó con Héctor, que jugó de titular en Liga, o Fran, que jugó de titular en la vuelta de unas semifinales de Copa del Rey”, añade que “eso te motiva porque sabes que si sigues entrenando a tope Manolo se va a dar cuenta y puedes subir a entrenar con él”. En cuanto a cómo es el seguimiento de Manolo del segundo equipo, Tarsi nos cuenta que “Manolo siempre dijo que iba a tener ojeadores viendo al filial, su segundo o algún secretario, y Solana siempre nos venía a ver (antes de ser el entrenador) y le pasaba un informe. Entonces, si los fines de semanas eras el mejor o te dejabas la piel en el campo, luego te podía llegar esa recompensa. A mí me llegó, estoy muy contento, y voy a seguir trabajando para que me vuelva a llegar”. Sobre el proyecto que quiere llevar a cabo Jiménez en el Real Zaragoza, Tarsi piensa que “si Manolo Jiménez sigue trabajando como lo está haciendo con su equipo, confiando en el filial, si sigue el ritmo que lleva el filial entrenando y los resultados del filial van medianamente bien, pues en vez de haber un canterano sólo, como es Jorge Ortí, que entrena todos los días con ellos y que ha jugado minutos en Primera División, en unos años puede haber 3 o 4, sobre todo si le das confianza al entrenador”.

Como se ha mencionado anteriormente, cuatro son los jugadores que ha hecho debutar Manolo esta temporada con el primer equipo, y otros tantos que han entrenado a sus órdenes en varias ocasiones, aunque no hayan llegado a debutar. Tarsi Aguado nos explica cómo vive el vestuario del filial estas situaciones: “Las subidas de los del filial al primer equipo provocan en el grupo mucha motivación. Te hace mejorar. Piensas que si un compañero ha trabajado al máximo y ha subido con el primer equipo, por qué no voy a subir yo. Si al final no subo, pues he hecho mejorar a mi compañero, porque estoy trabajando a tope y él sabe que le estoy apretando, para entrar en el once o para lo que sea. Esa motivación te hace mejorar y hace mejorar a todos los jugadores, y ya si te llama el primer equipo y coges el ritmo de entrenar con ellos, mejoras mucho más”.

Para cerrar este tema, hablamos con el “6” del Real Zaragoza B de la calidad que hay actualmente  en la plantilla: “En el filial hay muy buenos jugadores. A mí me sorprendió que me subieran a mí, porque hay jugadores muy buenos, como Marc Mateu, que es un mediocentro increíble; Anton, que es increíble también; Jorge, que no ha tenido la oportunidad de subir a entrenar pero que día a día se ‘rompe los cuernos’ en los entrenamientos; Bonilla también es muy buen jugador. Hay jugadores de calidad en el filial”.

Dos convocatorias con el primer equipo y debut en Primera

El cúmulo de bajas por sanción y lesiones en el centro del campo del Real Zaragoza llevó a Manolo Jiménez a tener que contar con los chicos del B. El elegido para viajar convocado al Vicente Calderón el domingo 13 de enero fue el protagonista de este reportaje, Tarsi Aguado. El joven futbolista recuerda perfectamente el momento en el que se le comunicó su convocatoria, el viaje a Madrid junto al equipo, la llegada al estadio… Nos cuenta todo con una sonrisa de oreja a oreja: “Mi primer entreno con el primer equipo fue el amistoso que jugamos en Alcorisa en verano, y Manolo me dijo que le había gustado. Yo seguía trabajando con el filial y de repente, una semana me llamó para entrenar, y entrenar con ellos se convirtió en una rutina. Yo eso ya lo veía como un premio, vine al juvenil, jugaba con el filial y al entrenar con el primer equipo yo ya estaba contentísimo. Ir convocado al Calderón no me lo esperaba para nada. Era un sábado, a las 10:30h. teníamos vídeo con el filial para preparar el partido del día siguiente, y al llegar allí nos coge Michel, el entrenador de porteros, a Héctor y a mí y nos dice que tenemos que bajar a La Romareda. Pensamos que le faltaban jugadores para hacer algún trabajo o para preparar el partido. Entrené con ellos, y al acabar te dicen que te tienes que esperar en el vestuario a que salga la convocatoria, y ahí es cuando piensas “a lo mejor voy”. Entró al vestuario Ramón, el preparador físico del primer equipo, y me llamó y me llevó al vestuario de Manolo. Él me dijo que iba a ir convocado, que estuviera preparado, que no me sorprendiera la convocatoria y que lo hiciera lo mejor que pudiera. Fui muy feliz. Cuando empezó todo y salimos desde Zaragoza a Madrid, cuando pisé el Vicente Calderón de un Atlético de Madrid que este año está en Champions… La verdad es que fue increíble. Disfruté como un niño pequeño. Todos los momentos los voy a recordar siempre”. Aunque estuvo casi una hora calentando en la banda, al final Tarsi no jugó ningún minuto.

"Nos dijeron a Héctor y a mí que teníamos que ir a La Romareda a entrenar con el primer equipo. Entró al vestuario el preparador físico y me llevó al vestuario de Manolo. Me dijo que iría convocado"

En la jornada siguiente, el Real Zaragoza visitaba Zorrilla, y Manolo Jiménez seguía con numerosas bajas en el centro del campo. Esto le llevo, de nuevo, a tirar de cantera y, de nuevo, fue a Tarsi a quien llamó. Esta vez sí llegó el debut en la máxima categoría del fútbol español, fue en el minuto 27 de partido, cuando el conjunto blanquillo ya perdía 2-0 (resultado con el que se llegó al final del partido), el 20 de enero de 2013, fecha que jamás olvidará el joven jugador del filial zaragocista, quien nos cuenta cómo vivió la experiencia y con qué momento se queda: “Me quedo con el momento en el que, por desgracia, se lesiona Apoño. Yo no pensaba que iba a salir yo, porque tenía jugadores al lado del primer equipo en los que Manolo podía tener más confianza, y de repente, dice mi nombre. Te entra ese cosquilleo en el estómago y piensas “bueno, me ha tocado, a ver qué hago ahí dentro”. Se hace el cambio y los primeros cinco minutos son de “¿dónde estoy?”, pensando un poco “estoy metido ya en Primera División, no me he enterado aún, ha llegado muy rápido”. Intenté hacerlo lo mejor que pude”. Quisimos saber qué le dijo el míster antes de salir al terreno de juego y Tarsi nos contó que “Manolo me dijo que estuviera tranquilo, que si estaba allí es porque lo estaba haciendo muy bien en los entrenamientos, que hiciese lo que estaba haciendo habitualmente con él y que confiaba mucho en mí”.

"No pensaba salir yo, de repente Manolo dijo mi nombre y me entró ese cosquilleo en el estómago"

Precisamente de ese “ha llegado todo muy rápido” quisimos hablar con él. Tarsi firmó en verano de 2012 por el juvenil, realizó parte de la pretemporada con el filial y ya en la segunda jornada de liga es indiscutible en el once titular del Real Zaragoza B. Tan sólo 6 meses después de tener ficha con el juvenil, debuta en Primera División. ¿Cómo ha asimilado todo esto Tarsi Aguado? “Yo estaba muy contento, ni mi familia ni yo nos esperábamos que fuera a subir tan rápido. Estaba contentísimo, me lo tomé como un premio por el trabajo que estaba haciendo y pensé que tenía que seguir trabajando porque, aunque sólo tenga 18 años, llegó el premio, y si sigo trabajando puede llegar otra vez. Mi padre me dijo que tuviera los pies en el suelo”.

Plano personal

A día de hoy, el objetivo que tiene el centrocampista del filial blanquillo es “lograr la salvación con el filial, que es lo más importante”, y, de cara a la temporada que viene, su objetivo es “volver a participar en los entrenamientos del primer equipo, y si se da la ocasión de que puedo tener minutos con ellos ya estaré muy contento”.

Tarsi se define como un “mediocentro muy trabajador, juego para el equipo, no para mí, yo destaco cuando ayudo al equipo, y soy muy competitivo dentro del terreno de juego”. Debido a su posición, no es un jugador que suela hacer goles. El joven de Murchante nos cuenta una anécdota respecto a esto: “Soy un jugador que no meto muchos goles, y este año en todos los entrenamientos y en los partidos, Fran, Jorge, Héctor… tienen cachondeo cuando chuto a puerta y fallo, tenemos un cachondeo mutuo entre nosotros. Y en la Copa Federación yo nunca había participado, sólo en la fase regional contra el Sariñena, pero me tocó ir a Burgos porque se lesionó Joshua de la rodilla. Jugué de titular. Si pasábamos de ronda ya nos daban dinero. Se me ocurrió chutar desde fuera del área y metí gol. Se ha quedado como “el gol de los 12.000” (risas). Me reí en la cara de ellos”.

                            

Respecto a ídolos futbolísticos, nos confiesa que tiene especialmente dos: “Xavi Hernández, que juega en mi posición, me parece un jugador increíble, y Sergio Busquets también”.

Por último, en cuanto a los estudios, Tarsi nos comenta que “estuve haciendo un curso de entrenador, los lunes y los jueves, pero empezamos a entrenar algún lunes por la tarde, luego los miércoles había copa y los jueves había que entrenar y al final tuve que dejarlo, no pude compaginarlo”.

Tarsi renovó hace unas semanas y firmó 4 años más

Tarsi firmó en verano con el juvenil del club aragonés, sin embargo, hace unas semanas renovó con el club blanquillo y firmó por 4 años, ya con ficha del filial.

 

20 chuts de Tarsi Aguado

1. Nombre: Tarsicio Aguado Arriazu.

2. Edad: 18 años.

3. Lugar de nacimiento: Murchante (Navarra).

4. Trayectoria deportiva: Gramanet, Espanyol, Gramanet, Badalona y Real Zaragoza.

5. Apodo: Tarsi o Sicio.

6. Quién le inculcó el interés por el fútbol: Mis tíos y mi padre, pero sobre todo mi padre.

7. De no ser futbolista, ¿qué habría sido? Humorista o alguna cosa así, que me dice mi familia que tengo dotes.

8. Un vicio: Los días de partido siempre me levanto a las 8 de la mañana, ni a las 7:59h. ni a las 8:01h., a las 8 en punto, juegue a las 3 o a las 7 de la tarde.

9. Un defecto y una virtud

  • Defecto: Introvertido.
  • Virtud: Generoso.

 

10. Sueño futbolístico: Ser futbolista del primer equipo del Real Zaragoza.

11. Un estadio: La Romareda.

12. Un equipo: Real Zaragoza.

13. Un entrenador: Manolo, un entrenador que tuve en el Badalona juvenil, me enseñó mucho y me hizo madurar como jugador y le estoy muy agradecido.

14. El mejor consejo recibido: Uno de mi padre, “sin trabajo no llegas a nada, con trabajo llegas a todo”.

15. Jugador favorito por línea:

  • Portero: Iker Casillas.
  • Defensa: Carlos Puyol.
  • Medio: Xavi Hernández.
  • Delantero: Messi.

16. ¿Con qué compañero relacionaría las siguientes palabras?

  • Ídolo: Kevin Lacruz.
  • Promesa: Joel Valencia.
  • Humildad: Álvaro Meseguer.
  • Gracioso: David Forniés.
  • Despistado: Héctor.
  • Amigo: Diego Rico, Bonilla, Meseguer, Jorge, Kevin, Joel, Suárez… casi todos, me llevo muy bien con todos la verdad.

17. Fuera de los terrenos de juego:

  • Una película: La vida es bella.
  • Un libro: El señor de los anillos.
  • Un lugar: Murchante.
  • Un hobby: Jugar a la play.

18. Palabra que no existe en tu vocabulario: Egoísmo.

19. Una frase: Sin trabajo no llegas a nada, con trabajo llegas a todo.

20. Supersticiones antes de jugar: La de levantarme a las 8 de la mañana los días de partido que he dicho en “vicio”, y cuando entro al vestuario siempre hago los mismos pasos para llegar a mi sitio, cinco, aunque tenga que hacer alguna curva, luego me pongo espinillera, media y bota derecha y luego lo de la izquierda y entro al campo sin pisar las líneas y con el pie derecho. Soy muy maniático.

 

 

Desde VAVEL queremos darle las gracias a Tarsi por su predisposición, buen trato y simpatía, así como desearle toda la suerte del mundo para que con su trabajo pueda alcanzar todas las metas que se proponga.

 

Entrevista realizada por: Natalia Hungría y Patricia Lambán.

Reportaje realizado por: Patricia Lambán.

 

 

(Fotos: Natalia Hungría | VAVEL, www.losblanquillos.com).

VAVEL Logo