Borussia Dortmund - Real Madrid: las claves del partido en la fase de grupos (I)

El Real Madrid afrontaba un doble partido en la fase de grupos que iba a determinar en gran medida las pretensiones en Champions y si lo de fiasco en la Liga había quedado en aguas de borrajas. Había ganado al Manchester City en la primera jornada, eso sí, con muchas dudas. Lejos quedaba ese temible Real Madrid de la temporada pasada. El equipo de Mourinho estaba irreconocible.

La victoria abultada (1-4) ante el Ajax en Países Bajos fue un espejismo. Y se demostró en Dortmund. Más que nada porque se dejó llevar por la corriente. Sin servir como excusa, la defensa tuvo que ser improvisada. La lesión de Marcelo con Brasil, la de Coentrao con Portugal y la baja de Arbeloa para el partido obligó a Mourinho a formar algo inédito: Sergio Ramos-Varane-Pepe-Essien. Por aquel entonces el grave problema del Madrid era sacar el balón jugado. Y esos laterales no ayudaban a revertir tal situación. Eso sí, contaba con la ventaja de no tener en frente a Gündogan, por problemas en la espalda, al menos en el once titular. El mediocentro salió cuando quedaban 20 minutos y el resultado era favorecedor para el Borussia Dortmund. Klopp cambió a Bender, dando a entender que Kehl es, a día de hoy, superior en tareas defensivas y favorito para acompañar al ex del Nuremberg.

Un partido de desaciertos

Tampoco se pueden sacar conclusiones definitivas del partido. Sin la defensa titular –Essien, Varane, Sergio Ramos-Coentrao a día de hoy es la que parte con más opciones, aunque la baja de Essien desplace Ramos al lateral- y con bastantes bajas, el Real Madrid tuvo un partido desafortunado atrás. El Borussia Dortmund tuvo bastantes ocasiones, pero no por ello el Madrid se amilanó arriba. Tampoco estuvo afortunado en esa faceta. Ni Benzema primero ni Higuaín después se mostraron duchos en la finalización mientras que Cristiano Ronaldo estuvo muy bien cubierto por Reus-Piszczek.

Hummels llegará para el once titular pero aún no está al 100% de su nivel tras la lesión

Hummels, futbolista que no vimos en la eliminatoria ante el Málaga por lesión, estuvo a un gran nivel en ese partido, de menos a más. Pero no solo él. Subotic mejora cuando tiene al alemán al lado. En el Signal Iduna, en la vuelta de cuartos, Isco y Joaquín, entrando por los costados, desconcertaron a la pareja serbio-brasileña. Santana es un central que defiende mucho mejor en estático que al espacio. Higuaín es, ahora mismo, el delantero que más podría aportar. Sus movimientos sin balón son mayores tanto en cantidad como en calidad a los de Benzema, por lo que desplazar a Hummels de su zona de influencia sería una oportunidad perfecta para asaltar la defensa germana.

El Borussia Dortmund despliega muy bien la presión

Fue muy buena la presión del BVB aquella noche. Muy organizada. Reus, Götze y Kuba son muy rápidos, por lo que enciman de forma muy veloz al jugador. Es muy peligroso si el equipo rival no mueve bien el balón en defensa, y ahí Pepe, Varane, Ramos y Essien no estuvieron acertados.

Götze le dio la noche a Xabi. Tanto a la hora de presionar como a la hora de atacar. Es muy bueno con espacios, pero también sabe recibir de espaldas y sacar algo provechoso. Se demostró en el Signal Iduna.

El Tolosarra llegó mal físicamente. El hecho de que Modric no estuviese preparado había fatigado mucho a Xabi en los encuentros anteriores, donde se perdió pronto la posibilidad de luchar por la Liga. Se vio superado, algo poco común en el exliverpool.

De nuevo bajas en defensa para el Madrid

Por tanto, siendo el único precedente –y el más reciente- que se ha dado entre ambos equipos con estas plantillas, nos disponemos a analizar las claves que marcaron el devenir del partido en el Signal Iduna en la fase de grupos de la Champions League. La forma y las sensaciones han cambiado, pero no los futbolistas. Tan solo las lesiones impedirá repetir el bloque de cada equipo en dicho partido. A la baja segura de Essien, Arbeloa y Marcelo se le unirá la de Luka Modric, futbolista que pudo gozar de bastantes minutos en su visita a Alemania. La lesión sufrida ante el Betis le priva al Real Madrid de un jugador capaz de resolver la eliminatoria saliendo desde el banquillo, como hiciera en Old Trafford.

Estos fueron los onces titulares que decidieron alinear Klopp y José Mourinho en el tercer partido de la liguilla de la Copa de Europa:

Real Madrid: Casillas: Ramos, Varane, Pepe, Essien; Khedira, Xabi Alonso; Di María, Özil, Cristiano Ronaldo; Benzema.

Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer; Kehl, Bender; Götze, Reus, Großkreutz; Lewandowski.

Las claves del partido:

Los primeros minutos del equipo blanco serán clave. El Real Madrid en la fase de grupos comenzó sin miramientos. Fue a buscar el gol, sin dar si quiera opción al rival a dar el primer susto. Se vio incapaz de conseguir su objetivo por una incapaz defensa blanca y un buen marcaje a Xabi Alonso: el Real no superaba la primera línea de presión del Borussia.

El mediocampo. Khedira se tuvo que retirar en el minuto 18 por lesión. Entró Modric. Propicia un cambio de sistema que no entraba en los planes de José Mourinho. El croata no había alcanzado ni mucho menos su nivel, y la pareja Bender-Kehl adquirió protagonismo.

Los espacios. El Dortmund no puede dejar espacios. Porque en cuanto los deja no sabe defenderlos. Sus centrales no son rápidos (y más si juega Santana) y el Real Madrid es el mejor especialista. (Foto).

Kehl aporta algo más que trabajo defensivo. Tiene un gran y potente disparo. Cada vez que recibía, Modric tenía que salir para tapar, lo que originaba nuevos espacios. Fue muy pocas veces superado. Cuando entró Gündogan, que no estaba para 90 minutos, Kehl se quedó en el campo y salió Bender. Puede ser una muestra de las preferencias de Klopp.

El segundo gol llega tras excelsa conducción de Götze. Xabi, superado. Es cierto que el tolosarra llegó a ese partido en un estado de forma inferior al que acostumbra, por lo que otro de los alicientes será ver el duelo Götze-Xabi Alonso.

La recuperación para esta eliminatoria de Coentrao es uno de las mejores noticias para Mourinho. Essien sufrió y mucho con el tándem Reus-Piszczek. Siempre que pudo, Klopp buscó generar peligro con el 2 - 1 (foto).

Centímetros. La altura de los jugadores del Borussia Dortmund puede llegar a ser diferencial en las jugadas a balón parado. Acumula hasta cinco jugadores para rematar con una media de altura de… ¡1.88 metros!

VAVEL Logo