Mourinho: "Jugamos contra un equipo con una identidad de juego propia, no será fácil"
José Mourinho en rueda de prensa previa al encuentro frente al Borussia | Foto: Ángel Martínez - realmadrid.com

Sobre su rival en el banquillo, Mourinho ha halagado al alemán y la buena temporada que está haciendo el Borussia: “Klopp es un grandísimo entrenador, me parece una persona muy genuina y honesta. Al oír sus declaraciones no puedo esperar otra cosa que no sea un Borussia con un estilo ofensivo, que va a ir a por todas. Jugamos contra un equipo con una identidad de juego muy propia, no será fácil. Afrontamos el partido sin ansiedad, del mismo modo que los del Galatasaray y United, intentando ganar".

Con las bajas de Modric y Marcelo, el portugués ha ofrecido su once inicial con el que afrontará la ida de la semifinal: “Van a jugar Diego López, Ramos, Varane, Pepe, Coentrão, Khedira, Alonso, Özil, Higuaín, Cristiano Ronaldo y esperemos que juegue Di María, que ha tenido un día feliz porque ha nacido su hija, pero un día duro emocionalmente”. 
 
"Me gustaría mucho que el fútbol hiciera justicia con nuestros jugadores"
 
Un equipo de plenas garantías con el que Mourinho espera que "el fútbo haga justicia". El luso destacó la calidad de sus hombres y el gran papel realizado en anteriores ediciones para apelar a lo que él considera una deuda del deporte rey para con ellos: "Me gustaría mucho que el fútbol hiciera justicia con nuestros jugadores porque es gente que, con excepción de cuatro o cinco, nunca ha ganado esta competición y como equipo nunca la hemos ganado. Dos años atrás nos eliminaron en semifinales de un modo que es mejor no hablar y el año pasado por penaltis, que es una situación dura de aceptar. Estamos luchando por conseguirlo”.
 
Para afrontar la última gran acometida de cara a plantarse en la final de Wembley, el de Setúbal tiene claros cuáles son los principales recursos del Madrid: “Me baso en la calidad individual y la calidad colectiva de este equipo. Tenemos un modo de jugar que es conocido, que está a punto desde hace tres años y que tiene una dinámica que garantiza calidad. También me baso en la mentalidad porque la gente quiere y merece estar en Wembley".
 
Enfrente, sin embargo, los blancos encontrarán a un rival que ya opuso una serie resistencia en la fase de grupos en la que los madridistas no lograron vencer (cosecharon una derrota y un empate). Para Mourinho, muchas cosas han cambiado desde entonces y aunque el entrenador luso no quiso desvelar las armas que prepara su equipo sí se mostró confiado en no repetir los mismos errores de antaño: "No quiero ser muy específico en mi respuesta. El Dortmund tiene una identidad de juego muy propia y no es fácil de jugar contra ellos. No puedo decir lo que estamos preparando. Los goles que nos marcaron en los dos partidos anteriores fueron errores nuestros. El primero aquí fue una pérdida de balón en primera fase de construcción y en el segundo el lateral estaba sin oposición. En el Bernabéu, el primero lo marcaron porque todos nuestros defensas fueron al balón y ningún a la zona de protección y en el último no cerramos el espacio de gol. Espero que en esta eliminatoria estemos más concentrados defensivamente y seamos más sólidos”. 
 
"En este club llegar a semifinales no es suficiente"
 
La posibilidad de caer en semfiniales, si bien es algo en lo que no quiere pensarse, no sería para Mourinho un fracaso. El portgués habló de la evolución que ha sufrido el Real Madrid en los últimos años en competición europea, aunque también destacó que para este equipo, las semifinales 'no son suficientes': "Cuando llegué aquí este equipo ya tenía nueve Copas de Europa, pero no era ni cabeza de serie en el sorteo. En este momento es cabeza de serie, pienso que tercero en el ranking, hemos mejorado bastante y económicamente hemos aumentado de un modo radical los ingresos en esta competición. En este club llegar a semifinales no es suficiente. Hay que dar lo máximo para llegar a la final e intentar ganarla”.
 
Como no podía ser de otra manera el nombre de Iker Casillas sigue formando parte de las curiosidades de la prensa. En esta ocasión, Mourinho se limitó a asegurar  de su relación que es "profesional y de educación". Respecto a Ángel Di María, que se incorporó más tarde al grupo, después de su ser padre, dijo: “Ha tenido un día muy feliz porque ha nacido su hija, pero duro porque no ha sido una situación fácil ni para él ni para su familia. Esperemos que llegue en condiciones de jugar” señaló. 
 
Mourinho intentó restar presión al encuentro, asegurando que, pese a su importancia, es un encuentro más: “Combato la ansiedad no teniéndola. Quien la tiene debe convivir con ella, pero como no tengo estoy tranquilo. Es un partido más e intentamos ganarlo para llegar a la final, pero sin ansiedad ninguna”.
 
La otra semifinal
 
Ineludible se hacía también hablar sobre el partido que enfrentará al Bayern de Múnich y el FC Barcelona, la otra gran semifinal. Del citado encuentro, Mourinho destacó la calidad de sus contendientes y vaticnó un gran partido:  “Espero que la veamos. Dije un par de ruedas de prensa atrás que fue un sorteo tranquilo porque no había un equipo mejor que otro y por eso ver en la televisión el Bayern-Barcelona es sinónimo de tranquilidad. Todos esperamos que sea un gran partido y es lo normal esperar un gran partido con dos equipos de esa importancia”.
 
Por último, tras el traspaso de Götze al Bayern, movimiento que ha sorprendido a las aficiones de ambos equipos, Mourinho ha aclarado su poco interés en los problemas deportivos del jugador y equipo y cómo puede afectar esto al duelo: “No conozco al jugador ni la mentalidad y cultura del Borussia. No sé lo que pueden estar pensando sus compañeros. No tengo ni idea de si puede tener consecuencias positivas, negativas o ninguna consecuencia”.
 
 
Fuente: Realmadrid.com y AS.com
VAVEL Logo