Valencia, capital del gol un año después

El Valencia CF fue capaz, el pasado sábado 20 de abril de 2013, de doblegar a un rival directo para las posiciones que dan acceso a la próxima edición de la UEFA Champions League. En Mestalla, los locales necesitaron 6 minutos de locura para contrarrestar el marcador de la ida en la Rosaleda. El gol de Baptista fue replicado por Banega tras la reanudación y, pese a disfrutar de ocasiones ambos conjuntos, el marcador de 5-1 fue definitivo.

Disputados los 10 encuentros de la jornada 32, el equipo de la capital del Turia es el que ha conseguido vencer con una mayor renta de goles. Esa coincidencia, con el cuadro ché como beneficiario, no se producía desde la temporada pasada, un 22 de abril de 2012. En aquella ocasión el Real Betis Balompié visitó el campo valencianista y salió goleado por 4-0, goles de Feghouli, Jonas, Soldado y Piatti.

Aduriz mejor suplente, con 6 goles En esa misma campaña, la 2011-2012, nos encontramos dos precedentes más. En la jornada 20 y 23, Osasuna y Sporting de Gijón, respectivamente, también se fueron de Valencia con el mismo resultado que el Betis. Ante los 'rojillos' marcaron Aduriz y Jonas por partida doble y frente a los Asturianos abrió la lata Feghouli, Botía se marcó en propia puerta y Jonas, en dos ocasiones, amplió la diferencia en el descuento. Ese año, el último de Emery, el club acabó tercero en Liga con 61 puntos.

Una temporada antes, en la 2010-2011, se produjo ese hecho una vez. En el capítulo 31, con la visita del Villarreal CF, el Valencia CF venció por 5-0. Ese día, un 10 de abril del 2011, marcó Soldado y Mata, ambos en dos ocasiones, y Banega. Con Emery en el banquillo, la entidad ché quedó tercera con 71 puntos y el acceso directo a la Champions.

Al igual que en el anterior precedente, en la Liga 2008-2009, también hubo una jornada con el Valencia con mejor renta de goles. Se presentó, entonces, el Numancia en Mestalla y el partido acabó con 4-0, en la tarde del 19 de octubre de 2008. Mata y Vicente acompañaron a Villa, con goles, en el apartado anotador. Fue la primera campaña de Unai como técnico ché y clasificó al equipo en sexto lugar, con 61 puntos, y con David Villa como máximo goleador nacional, con 28.

El principio del fin

En la convulsa temporada previa a la llegada de Emery, 2007-2008, el Valencia acabó el campeonato regular en décima posición, la peor de los últimos diez años, con 51 puntos y 62 goles en contra. El adiós a Quique Sánchez Flores supuso la contratación de Voro y, más tarde, el fichaje de Koeman para el banquillo blanquinegro. El holandés dejó en Valencia el último título hasta la fecha, una Copa del Rey.

Ese año se produjeron dos precedentes, en las jornadas 12 y 37. En la primera de ellas, contra el Murcia, el resultado fue de 3-0, con tantos de Helguera y Villa, dos. Después, un 11 de mayo de 2008, llegaría el último cúmulo de resultados a domicilio con el Valencia como equipo con una victoria más amplia. El Levante, en Orriols, la víctima. De la mano del delantero asturiano, con un hat-trick, y la ayuda goleadora de Mata y Angulo, el conjunto ché se impuso por 1-5.

La temporada 2006-2007, la segunda en el banquillo de Quique Sánchez Flores, se produjeron 3 capítulos ligueros con esa coincidencia. En la jornada 5, con la visita del Nàstic de Tarragona, el equipo local venció por 4-0 (Morientes, Villa -2- y Angulo). 9 partidos después, el 10 de diciembre de 2006, le tocó el turno al Deportivo de La Coruña con un resultado idéntico (Villa -2-, Angulo y Vicente). El tercero en discordia, el Atlético de Madrid. Los 'colchoneros' salieron derrotados por 3-1, con un gol de Ayala y dos de Morientes. El conjunto ché acabaría la Liga en cuarta posición, con 66 puntos.

Rubén Baraja, siempre protagonista En la primera campaña del técnico madrileño, 2005-2006, nos encontramos con dos jornadas consecutivas, en Mestalla, con esa característica. En la 33, el 16 de abril de 2006, el RCD Espanyol se fue derrotado por 4-0 (Villa, Ayala, Mista y Baraja) para vencer, dos semanas después, al Alavés por 3-0 con los tantos de Baraja, Aimar y Villa. Ese año el club fue tercero, con 69 puntos. Fueron, junto al Málaga, la mejor defensa de la Liga con 33 goles encajados y el '7' anotó 25 goles, uno menos que el pichichi Samuel Eto'o.

Con Ranieri como entrenador, temporada 2004-2005, el Valencia fue séptimo con 58 puntos y sumando hasta 16 empates y 3 victorias, a domicilio, a lo largo del campeonato. Una de esas, en Riazor, fue por 1-5. El 22 de septiembre de 2004, Marco Di Vaio y Rubén Baraja asaltaron el fortín deportivista con una exhibición antológica y con la colaboración en la parcela anotadora de Corradi, Vicente y Rufete.

La era Benítez

La última campaña de Benítez, 2003-2004, es una de recuerdo más grato para el valencianismo. Con el Real Madrid de los 'galácticos' como favoritos al título, Valencia y Deportivo se postularon como aspirantes. El club blanco, presidido por Florentino Pérez, tomó una distancia de ocho puntos en el mes de febrero de 2004, tras remontar en Vigo, y perder los ché en Montjuic. Esa fatídica jornada fue posterior al famoso 'penalti' de Marchena sobre Raúl en el Bernabéu, con Tristante Oliva como árbitro. Aquella acción, que supuso el empate local, avivó el enfrentamiento entre entidades, más allá del ámbito deportivo.

A partir de ahí, seis victorias consecutivas del mejor Valencia de la era moderna auparon al equipo de Rafa Benítez al liderato, y posterior consecución, de la última Liga conquistada por el club blanquinegro, con 77 puntos. Fueron la mejor defensa, con 27 goles encajados, así como también el conjunto que más victorias consiguió (23), 8 de ellas por goleada. Esa temporada, además, fue la del doblete con la tercera copa de la UEFA, alzada en Göteborg ante el Olympic de Marsella, por 2-0, con goles de Vicente y Mista.

Cuatro precedentes, dos en Mestalla y otros dos a domicilio, se produjeron en esa gloriosa campaña. En la jornada 7 el Espanyol aterrizó en el Turia y se fue con otro 4-0, por obra y gracia de Mista -2-, Baraja y Vicente. 3 encuentros más tarde, en Mallorca, el Valencia logró un 0-5 con un hat-trick de Oliveira. El otro triplete del brasileño, en esa Liga, fue en Málaga en la victoria por 1-6. Y el cuadro balear, en el partido de segunda vuelta, encajó otros cinco goles (5-1) en la jornada 29, con tres tantos de Mista.

El primer año de Rafa Benítez como técnico ché no fue especialmente brillante. Clasificó al Valencia en quinto lugar, con 60 puntos. Al igual que en la temporada posterior, en esta Cañizares fue el portero menos goleado, con 35. La única jornada que reúne las características de victoria por mayor número de goles es la segunda, ante el Recreativo. Dos goles de Carew y uno de Vicente tumbaron al decano del fútbol español un 14 de septiembre de 2002.

El año de la fatídica final de Champions Por último, la temporada 2000-2001. Con Héctor Cúper como entrenador, el cuadro blanquinegro finaliza la Liga en quinto lugar, con 63 puntos, de los cuales 40 se consiguieron en Mestalla. La mejor defensa de esa Liga, con 34 goles encajados, estaba formada por, entre otros, Ayala y Pellegrino, con Baraja y Mendieta en la sala de máquinas y Juan Sánchez como ariete.

Los precedentes de esa campaña, ambos ya en el nuevo siglo, fueron en las dos primeras jornadas disputadas en el feudo valencianista. Los verdugos, Mallorca y Las Palmas, acabaron goleados por 4-0 y 5-1, respectivamente.

VAVEL Logo