El Salamanca regresó a los entrenamientos con Borja apartado

Tras los días de descanso de los que gozó la Unión Deportiva Salamanca, concedidos por María Hernández tras las sorpresas del partido frente al Atlético de Madrid B, la primera plantilla blanquinegra regresó al trabajo en la jornada matinal del miércoles, tal y como marca el plan semanal de entrenamientos. Lo hicieron pensando plenamente en el Guijuelo y sin sobre saltos, aunque sí con bajas.

A la ya sabida de Ibán Zubiaurre, que sufrió una rotura en los ligamentos del tobillo el pasado domingo por la que estará entre seis y ocho semanas de baja, se unió la de Borja Sánchez. El abulense lleva varias semanas arrastrando una molesta pubalgia y, pese a que pudo disputar sesenta minutos en el último partido, realizó trabajo específico, aunque el calentamiento y la primera parte sí trabajó con normalidad.

El resto de grupo hizo los habituales ejercicios de posesiones tras el calentamiento y posteriormente pasaron a los partidillos en terrenos de juego reducidos. Como casi todos los miércoles, las actividades de circulación y salida de balón fueron la base de la sesión, con una intensidad bastante grande y unos jugadores a los que se veía en mejor estado moral, sin los rostros tristes de anteriores ocasiones.

Zubi y Pablo de Lucas no jugarán en Guijuelo

Para este partido en principio estarán disponibles todos los futbolistas a excepción del ya mencionado Zubi y de Pablo de Lucas. El ilicitano, tras el “infierno” que aseguró vivir el domingo y la despedida que hizo en sala de prensa, declarando que no sabía si sería su último encuentro, no estará sobre el césped del Municipal al haber recibido la décima cartulina amarilla de la temporada, la que le obliga a cumplir sanción.

Desde las 10:30 de la mañana del jueves volverán a trabajar los hombres de José María Hernández, preparando la visita a la localidad salmantina. Podrían jugar un partido a campo completo, como suele preparar el entrenador cada semana, aunque no ha asegurado que así sea. Además, se espera que Borja pueda trabajar durante más tiempo con el resto del grupo, casi recuperado.

VAVEL Logo