El Lleida elimina al Leganés de la forma más cruel

Un Butarque a rebosar recibió en la tarde de ayer al Lleida en la vuelta de la primera ronda de los playoffs. El Leganés debía ganar para pasar de ronda, y le sobraron minutos para conseguirlo. Sobraron, porque el Lleida igualó el marcador en el minuto 101, en los que fueron minutos de descuento debido a un parón por una lesión del colegiado. El Leganés se quedó sin tiempo para reaccionar, y el partido concluyó con el Lleida en la segunda ronda de estos playoffs.

Nervios en los primeros minutos

El partido comenzó con ambos equipos muy nerviosos y tensos. Sin que el balón pasara mucho tiempo en los pies de ningún equipo, y sí por el cielo de Butarque, los pelotazos y las pérdidas de balón propias de una partido con mucha tensión hacían que la atención se pusiera en los piques y ‘rifirrafes’ entre los jugadores.

Así, con más tensión que emoción y fútbol, el Lleida aguantaba el resultado mientras el Leganés se precipitaba en las jugadas. Sin embargo, a medida que pasaron los minutos, el Lega se acomodó, y empezó a fabricar más fútbol, reteniendo más el balón, y buscando espacios. Con muchos “¡uy!” pero sin acierto, el partido llegó al descanso, con un empate a cero que resultaba justo.

Segunda mitad para el Lega

El Leganés salió a morder en el segundo tiempo, impulsado por esos minutos de control en la primera mitad. Con la táctica vigente, y con la cabeza en conseguir el gol como fuera, el Leganés fue muy superior al Lleida, que no lograba acertar en ataque para crearle peligro a los pepineros, quienes estuvieron muy bien por arriba y apenas dejaron a los leridanos acercarse al área de Falcón. Sólo hacía falta un gol en Butarque para que el éxtasis acumulado explotara en los cerca de 7.000 aficionados que ocuparon las gradas de Butarque, junto a los más de 200 aficionados del Lleida que se desplazaron hasta el sur de la capital. Todos con unas ganas locas de gritar gol.

Las ocasiones, las llegadas, los acercamientos del Leganés, interrumpidos continuamente por faltas, pérdidas de tiempo o algún pique que otro, hacían indicar que el gol estaba más cerca de los pepineros, hasta que el partido se paró.

Once minutos de parón

El colegiado, Juan Luis Pulido Santana, sufrió una lesión en el gemelo, por lo que el partido estuvo parado desde el minuto 69 hasta que el colegiado canario se recuperó, cerca del minuto 80. Sin cuarto árbitro que lo sustituyera, el árbitro volvió al césped, pero no aguantó más de dos minutos e intercambió papeles con uno de los linieres.

Con todo en orden, el partido se reanudó para no volver a ser interrumpido a falta de diez minutos reglamentarios, sumado al tiempo perdido por el parón.

Pírez acerca el sueño

Con los tres cambios realizados en el Lleida, Pablo Alfaro fue a por todas dando entrada a John Pírez por Carlos Martínez, y le salió bien. Tras tres ocasiones claras desperdiciadas por Dioni, el Lega encontró el gol en el minuto 89’. Tras un centro desde la banda, el uruguayo se erigió sobre la defensa, picando el balón con la cabeza, y alzándose tras el bote, el balón se coló en las redes (1-0; Pírez, min. 89'). Butarque, ensordecedor tras el gol, se vino más arriba que nunca. Era el minuto 90’, pero en términos reales era el 76’. Nadie parecía saber qué minuto era ni cuánto quedaba. Ya cumplidos los noventa, el colegiado añadió catorce minutos. Aún quedaba mucho, para desesperación pepinera y esperanza leridense.

El Lleida empata in-extremis

Cámara entró en el Leganés sustituyendo a Fer Ruiz, para contención de los ataques del Lleida, que a partir del gol del Lega se fue arriba para intentar la hazaña como fuera. El Lega aguantó, e intentó salir a la contra como revulsivo, pero desacertadamente no lo logró con eficiencia. El Lleida encontró lo que buscaba con balones en largo desde su portería. Rechaces, balones sueltos, faltas, y córners. Y en el minuto 101’, a tres para el final, un córner cambió la cara de los 7.000 aficionados pepineros. Mario Fuentes, ex pepinero, se alzó entre la defensa, y remató a puerta. Falcón, vencido, y la pelota dentro (1-1; Mario Fuentes, min. 101'). Silencio en Butarque, los jugadores del Lega petrificados sobre el césped, incrédulos, y los leridenses corriendo por el campo, celebrando el gol de un lado para otro, a sabiendas de que con ello estaban prácticamente clasificados. Fue la imagen del momento, con un Pablo Alfaro que inmediatamente aplaudía a los suyos en busca del gol milagro. No llegó. En el último córner, a favor del Lega, en la última jugada que iba a vivir Butarque, Falcón subió en busca del ramate, un remate que se perdió, como la sonrisa con el pitido final en los aficionados pepineros. El Lleida seguía en los playoffs.

Fin de temporada en Leganés

Con esto, el Leganés pone fin a una temporada memorable en la que no se esperaba caer en la primera ronda de playoffs, donde se habían depositado todas las ilusiones tras una temporada mágica en la que tan sólo el Tenerife había sido mejor. “Así es el fútbol”, decía Pablo Alfaro en rueda de prensa, felicitando a un Lleida que se llevó la elimintoria con un 2-3 en el global, gracias al gol en el minuto 101 de partido, clasificándose así para la segunda ronda de playoffs de ascenso a Segunda División.

Así lo vivimos en VAVEL.COM

VAVEL Logo