Casemiro, potencia al servicio de la Casa Blanca
Casemiro ya es jugador madridista (Foto | Marca).

Casemiro, potencia al servicio de la Casa Blanca

Sao Paulo vio nacer a este prodigio físico hace 21 años, y desde el inicio de su carrera, su potencial no pasó desapercibido para los grandes equipos europeos. Gracias a la cesión efectiva por seis meses desde enero, que le llevó hasta Madrid, Casemiro ha podido ganarse la confianza de los dirigentes blancos que han apostado por él de cara al futuro. Éste es, algo más de cerca, el nuevo jugador madridista.

manuelvergara
Manuel Vergara

El mercado brasileño es uno de los más prolíficos, tanto en calidad, como en cantidad. Los grandes talentos cariocas emigran al Viejo Continente dejando grandes sumas de dinero para sus equipos de origen, que basan su economía, en varios casos, en conseguir educar alguna joven perla que les deje suficiente beneficio como para afrontar la siguiente búsqueda de talento entre sus categorías inferiores. Los futbolistas brasileños con más cartel, suelen salir de sus equipos a temprana edad, rumbo a algún equipo europeo con dinero en las arcas y la intención de acometer un fichaje que les depare éxito. El último de estos grandes talentos que ha cruzado el charco definitivamente, o eso parece, es Carlos Henrique Casemiro, rumbo a Madrid.

Nacido en São José dos Campos, São Paulo, Casemiro no tiene el perfil más típico de futbolista brasileño. No apuesta por el gambeteo, el desborde o el derroche de técnica individual. No es un futbolista que cuando siente el balón en los pies, transmite miedo a la defensa rival. Tampoco es un jugador con desborde o velocidad. Es un mediocentro físico, fuerte y tácticamente casi impecable. A pesar de ello, no está exento de clase, que le hacen ser capaz de sacar el balón jugado sin mayores dificultades. Su imponente planta, le sirve además de para ocupar grandes franjas de terreno, para representar un peligro a balón parado hacia el conjunto rival. Es ése poderío físico el que hace que la comparación más cercana a un jugador del Real Madrid sea Sami Khedira.

Criado en la prolífica cantera del São Paulo, ascendió rápidamente puestos y categorías hasta llegar al primer equipo en el año 2010, asentándose y deslumbrando a propios y extraños, a pesar de su temprana edad. A nivel nacional, su calidad era sobradamente conocida, pero se proyectó internacionalmente gracias al Sudamericano Sub-20 disputado en 2011. Allí, junto a los Neymar, Óscar o Lucas Moura, fue parte fundamental del éxito de su selección y la llevó hasta el triunfo final, aportando 3 goles en los 8 partidos que disputó. Si en ése equipo, sobre todo Moura y Neymar ponían la clase, era el propio Casemiro el que dotaba de empaque a la medular, sosteniendo satisfactoriamente al equipo.

Marcos López, periodista, que fue Director Deportivo de la Roma, reconoció que estuvieron interesados en contratarle tras su eclosión, pero se encontraron con una barrera en el aspecto económico.: ”Cuando fuimos a ficharle, el Sao Paulo nos pidió 20 millones de euros”. Pero después de ése año, de llegar incluso a debutar con la absoluta de Brasil, la progresión de Casemiro se estancó, disminuyendo progresivamente su aportación. Tanto es así, que llegó a perder la titularidad en el São Paulo. Hasta que llegó el mercado de invierno de 2013.

Casemiro será jugador de la primera plantilla el próximo año

En él, los ojos del Real Madrid se posaron en él, viendo un potencial que parecía haberse extinguido. Por eso, lo organizaron todo para lograr la cesión del futbolista por 6 meses, incluyendo en el acuerdo una futura opción de compra, fijada en cerca de 6 millones de euros, para que Casemiro fuera a todos los efectos, y si la entidad merengue así lo entendía, futbolista blanco. Su destino sería el Castilla, aunque José Mourinho, uno de los valedores de su préstamo, nunca le perdió de vista. Titular desde el principio en el equipo dirigido por Toril, tardó poco en adaptarse y mostrar de qué era capaz en los 15 encuentros en los que se vistió de corto (1 gol). Su derroche físico resultó enormemente beneficioso para el filial madridista, formando habitualmente con Mosquera una pareja que se asentó durante la parte final de la temporada en el centro del campo del Castilla.

Pero para Casemiro había siempre más. Mostró sus credenciales para que el ya ex entrenador madridista se decidiera por él, para hacerle debutar como titular en el Santiago Bernabéu ante el Betis. Con el 38 a la espalda, el brasileño se mostró sobrio y contundente durante el choque, demostrando que a pesar de su temprana edad, tenía la experiencia suficiente como para que el ambiente de un gran estadio, como lo es el feudo blanco, no le superase. Y aprobó el examen con nota, dejando un gran sabor de boca entre los presentes, y también entre los responsables de la parcela de fichajes madridista.

Estos, una vez terminada la cesión, se decantaron hace pocas fechas por hacer buena la opción de compra fijada en su momento. Anunciaron la vinculación definitiva del centrocampista carioca con el Real Madrid para los próximos cuatro años, como jugador del primer equipo a todos los efectos, convirtiéndole en la segunda incorporación blanca en este mercado estival. Así pues, Casemiro llega a la 'Casa Blanca' para ocupar el lugar que dejará el ghanés Essien, que una vez finalizada su cesión, vuelve a Stamford Bridge, dónde se reencontrará, nuevamente, con José Mourinho. Con el fichaje del brasileño, el Madrid da por cerrado el cupo, al menos en teoría, de mediocentros de apoyo o contención, centrando ahora sus esfuerzos en, si surgiera, sumar un hombre de características diferentes, a su centro del campo, siendo la técnica y visión de juego, los puntos sobresalientes que debe tener el futurible.

VAVEL Logo