Yo jugué en la UD Las Palmas: Nacho González
Nacho González celebrando su gol ante el Tenerife en el Derbi Canario (Foto: MARCA).

Considerado por muchos el mejor portero que ha tenido la UD Las Palmas en lo que llevamos de siglo. El meta argentino formó parte del equipo en la última etapa en Primera División. Destacó por su faceta goleadora desde el punto de penalti, donde anotó 6 goles. Tuvo que dejar el equipo por cuestiones burocráticas. Disfrutó de una segunda etapa en el club de Pío XII.

Comienzos y consolidación en Racing

Hace su debut profesional con Racing Club de Avellaneda el 11 de septiembre de 1991 ante Mandiyú en un partido que acabaría con derrota de Racing por 2-3. En sus dos primeras temporadas juega solamente tres encuentros teniendo por delante a Carlos Roa, portero mundialista y jugador mítico del Real Mallorca.

Tras el pase de éste a Lanús en la 1994/95 Nacho consigue la titularidad indiscutible en "La Academia", disputando un total de 133 encuentros repartidos en 7 temporadas, donde anota 8 goles de penalti, siendo el primero portero que anotaba un penalti en la historia del club, y en conseguir marcar dos en un mismo encuentro, todos en una temporada 96/97 que sería la última en la cual disfrutaría de continuidad en la portería de Racing. 

Durante este ciclo consiguió el subcampeonato de la Copa Sudamericana en 1992 siendo derrotado en la final por el Cruzeiro; en el Apertura 1993 finaliza tercero a sólo un punto de River que a la postre se llevaría el torneo y en el de 1995 alcanzarían la segunda posición, quedando a seis puntos de Vélez Sarsfield.

Llamada de la albiceleste y posterior declive

Sus grandes actuaciones en Racing le valieron para debutar el 12 de enero de 1997 con la absoluta ante Uruguay en el Centenario, quedando el partido empate a cero y con una grandiosa actuación del meta sarandiense según cuentan las crónicas del partido. En total vestiría en 4 ocasiones la albiceleste, todas ellas en 1997 en la que sumó una convocatoria para la Copa América del mismo año disputada en Bolivia.

Por extraño que parezca, Nacho vistió "la 10" en ese campeonato. Daniel Passarella era el seleccionador por aquel entonces y determinó que los dorsales irían repartidos por orden alfabético, quedando así para el portero ese mítico número. Disputaría solamente el primer partido de la fase de grupos que finalizaría con un empate a 0-0 contra Ecuador. Tras un partido de eliminatorias hacia el Mundial de Francia ‘98 ante Bolivia, en el que propinó un cabezazo a un rival, comenzaría su declive en Racing pasando a mitad de esa temporada a Newell’s Old Boys para jugar el Clausura disputando 16 partidos y obteniendo la titularidad indiscutible en el arco "leproso".

Llegada a Las Palmas

Después de este breve periplo en Newell’s, Nacho González pone rumbo a Europa y desembarca en la UD Las Palmas en la temporada 98/99. Una UD que esa misma temporada ficharía a jugadores como Josico o Eloy. Durante su primera temporada como amarillo, de la mano de Sergio Kresic, comienza debutando en la primera jornada de liga con victoria ante el Albacete 2-1, pero tras la derrota en la segunda jornada ante el Toledo por 2-0, desaparecía de la alineación y el técnico croata daba la titularidad a Zeljko Cicovic, que acabaría convirtiéndose en el Zamora de la categoría. En su primera temporada, el meta argentino disputaría seis encuentros más, llegando a un total de ocho partidos y encajando trece tantos.

Triunfa en México y vuelve al conjunto amarillo

Debido a la poca continuidad de la que disfrutó el argentino durante esa temporada y la plena confianza de Kresic en Cicovic, saldría cedido la siguiente temporada al Pachuca mexicano que estaba entrenado por Javier Aguirre, en el que disputó 17 encuentros y conquistó el Torneo de Invierno de 1999, que sería su primer título a nivel colectivo.

Esa temporada, Las Palmas asciende a Primera División y Nacho vuelve para quedarse. La temporada comienza con Cicovic de titular, pero tras dos puntos obtenidos y once goles encajados en los cuatro primeros partidos, el argentino obtiene la titularidad. En sus tres primeros partidos como titular, la UD consigue tres victorias de manera consecutiva, lo que consigue afianzar a Nacho González en la meta amarilla.

Dicha temporada estaría llena de vaivenes con varias goleadas encajadas por el propio Nacho, no sin tener partidos con actuaciones de gran mérito que bien valdrían la posterior salvación del equipo amarillo a final de temporada. Sería la clásica temporada de un recién ascendido si no hubiera sido porque los insulares, casi finalizando la temporada, anotaron su gol mil en la Primera División y más si cabe el autor del mismo fue Nacho González, autor de dos tantos desde los once metros en la jornada 35 contra Osasuna en un encuentro que acabaría con empate a tres.

Con este hecho, el meta argentino se convertía en el primer portero en anotar dos goles en un partido de Primera y en la historia de la Unión Deportiva Las Palmas. Su temporada finalizaría con 30 partidos disputados, dos tantos, el mismo número de expulsiones y la salvación en el bolsillo, con una más que meritoria undécima posición.

La temporada 01/02 traía de la mano a un nuevo técnico tras la marcha de Sergio Kresic, llegaba a la disciplina amarilla el gallego Fernando Vázquez que de igual forma seguiría confiando en Nacho González para salvaguardar la portería amarilla. Durante esta temporada disfrutaría de la continuidad que gozó la temporada anterior, culminando grandes actuaciones y participando en partidos memorables en la historia reciente de la UD como la victoria 4-2 al Real Madrid o el 1-3 endosado al Tenerife.

Como en la temporada anterior, Nacho fue encargado de lanzar los penaltis del equipo y llegó a marcar cuatro a lo largo de la misma, siendo uno de ellos el 1-3 que sentenció el Derbi canario en Tenerife. El argentino sumaría seis tantos desde los once metros en su estancia en la UD.

Problemas burocráticos y vuelta a Argentina

Y tras 28 jornadas de liga, y sendas titularidades del argentino, la Federación Española de Fútbol le retiraba la licencia provisionalmente por diversas irregularidades halladas en la obtención de su pasaporte de nacionalidad italiana. Según por el cual se decía que el pasaporte era auténtico pero la documentación con la que se obtuvo era falsa.

No era el primer caso en la UD con la irregularidad de los pasaportes, ya que los brasileños Álvaro y Baiano portaban pasaporte portugués, aún considerándose extracomunitarios. El caso de Nacho era bien distinto ya que el si se consideraba comunitario como tal, el portero fue sancionado durante un año y acabó volviendo al fútbol sudamericano. Aunque en verano de 2002 fue fichado por el Real Murcia, incluso siendo presentado por el club pimentonero, pero los dirigentes de la entidad supieron de la condición de extracomunitario del argentino y desecharon la operación rescindiendo su contrato a las pocas horas.

Después de pasar la primera parte de la temporada 02/03 parado, es contratado por Estudiantes de La Plata por seis meses para disputar el Clausura ’03. Juega 14 encuentros y acaba en octava posición del campeonato. A final de campeonato deja Estudiantes y pone rumbo a Nueva Chicago en el que permanece seis meses y juega 12 partidos del Apertura ’03 en el cual queda último y Nacho acaba por rescindir su contrato y se replantea su retirada ya que no disfruta jugando al fútbol.

Pero la UD vuelve a cruzarse en su camino en el invierno de 2003 y de la mano de David Vidal, que iniciaba una revolución en el cuadro amarillo, ejerce de gran valedor y lo trae de vuelta a la isla tras un acuerdo verbal, que se vería truncado ante la negativa de por aquel entonces presidente de Las Palmas, Manuel García Navarro, que impidió a toda costa el fichaje por la condición de extracomunitario del portero.

Campeona en Chile y sale con polémica

Entonces decide probar suerte en el fútbol chileno y ficha por Unión Española donde disputa el Torneo Clausura ’04, en el cual queda subcampeón y posteriormente se apunta el Torneo Apertura ’05 tras ganar en la final del campeonato a Coquimbo Unido por un global de 4-2. Nacho saldría por la puerta de atrás del club hispano tras agredir a un árbitro por haberle sacado la segunda amarilla y enviarlo a la ducha. Le cayeron 22 partidos de sanción y hubo que arreglar su salida del club chileno. Y tras unos meses suspendido, vuelve a Argentina para jugar con Arsenal de Sarandí únicamente seis encuentros.

Última etapa en la UD

Tras este pequeño bache en su carrera, la UD vuelve a llamar a su puerta por tercera vez. Los amarillos acababan de retornar a Segunda División y buscaban un portero que hiciera competencia a Pindado, portero que formó parte del ascenso y fichó por el equipo. Durante la primera temporada en la que estuvo en la entidad amarilla, disfrutó de continuidad en el tramo final de la misma disputando 16 partidos. En su segunda temporada gozaría de más oportunidades hasta la que irrupción del joven Roberto Santamaría, tras su gran actuación realizada ante el Celta, dejó a un lado al veterano meta argentino.

Finalizada la temporada, Nacho González tomaría la decisión de colgar las botas para pasar a formar parte del cuerpo técnico del club amarillo en categorías inferiores. Tras el cese de Juan Manuel Rodríguez del equipo grancanario en 2008, el por entonces secretario técnico Javier Vidales, pasaría a llevar las riendas del primer equipo, teniendo como segundo entrenador a Nacho González.

Terminado este ciclo, Nacho volvería a Argentina para trabajar como entrenador de porteros en las categorías inferiores de Lanús donde permanecería durante el año 2010. Posteriormente y tras la llegada de Basile a Racing de Avellaneda, este tomó contacto con Nacho para que formara parte del cuerpo técnico de la primera plantilla como entrenador de porteros, labor que desempeña en la actualidad.

VAVEL Logo