El exilio de la cantera burgalesa
Mario González controla un balón en su etapa blanquinegra. - Diario de Burgos.

En la última década se han producido una gran cantidad de exilios por parte de canteranos burgaleses a otros clubs de mayor categoría e incluso profesionales. Su objetivo, crecer como futbolistas profesionales. La fuga de promesas cidianas empezó en la década de los 2000, siendo Álvaro Antón el primero. El mediapunta de Pinilla de los Barruecos fue llevado con tan sólo 17 años a la cantera del Real Valladolid. Actualmente es jugador del Recreativo de Huelva. Es de los pocos jugadores que ha triunfado.

Álvaro Antón controla un balón en su etapa alcarreña. - www.cdguadalajara.es.

Siguiendo la estela de Antón, el segundo fue Daniel Pérez Cornejo, más conocido como Pekas, que fue ofrecido al Villarreal, donde no llegó a triunfar nunca. Ocho años después, milita en el Racing Lermeño, de Tercera División, tras una fugaz temporada en el Burgos.

A partir de la creación del Burgos Promesas 2000, la cantera burgalesa fue cogiendo forma gracias a la captación de jóvenes, entrenamientos, enseñanzas y conciencia de cantera del club naranja. Paralelamente a esto, el joven de 13 años Germán Marijuán, mediapunta del Burgos, estuvo a prueba en el Real Madrid, donde estuvo dos semanas y apenas cuajó en el club blanco.

El exilio de las promesas naranjas

El club naranja ha exiliado en los últimos cinco años gran cantidad de jugadores a equipos profesionales. Principalmente Valladolid y Villarreal, donde han destacado en sus categorías inferiores jugadores como el portero Guillermo Vallejo o el lateral diestro Samuel Pérez. El guardameta burgalés cuajó una buena temporada en el Valladolid hace tres años y fue cedido al Burgos Promesas 2000, donde hizo una magnífica campaña. Actualmente milita en el CD Numancia Juvenil de División de Honor. Samuel se lesionó mediada la pasada campaña y no pudo gozar de minutos en la entidad blanquivioleta. En Villarreal también recuerdan el efímero paso de Bellido en la escuadra amarilla; el mediapunta burgalés fue fichado por el 'Submarino' con tan sólo 15 años y, tras un periodo de adaptación bastante complejo, volvió al Burgos Promesas, donde actualmente pertenece. Pero ésta no fue su única aventura fuera del fútbol burgalés, la perla del club naranja también lo intentó en el Real Murcia Juvenil de División de Honor, donde apenas duró unos meses.

El interior zurdo del Real Valladolid B, Ruba Sanz, fue canterano del Burgos Promesas hasta que en 2010 el club naranja decidió traspasarlo al club blanquivioleta.

Otros dos jugadores de la entidad del Burgos Promesas 2000 han tenido más suerte que algunos de sus excompañeros. Es el caso de Diego Rico y Raúl Rodrigo, ambos juegan en filiales de equipos históricos tras una gran campaña en División de Honor. El primero, milita en el filial zaragocista, donde ha jugado 10 partidos como lateral zurdo. El segundo lo hace en el Sporting B, tras cuajar en la 2011/2012 una gran temporada en el equipo juvenil. Este año fue cedido al Noja, donde jugó 13 partidos. Ambos tienen un prometedor futuro por delante.

Rico y Raúl Rodrigo en su etapa como jugadores naranjas. - www.burgospromesas.com.

La exportación de los jugadores blanquinegros

En los últimos cinco años, el Burgos CF ha exportado un total de nueve jugadores a otros clubs. El primero de todos fue el arandino Pesca, quien fue llevado en 2010 al Real Valladolid Juvenil. El interior arandino actualmente sigue militando en la entidad pucelana, siendo jugador del filial en Tercera División.

David Marín fue otro de los que hizo su maleta para jugar en el Real Valladolid Juvenil Nacional. Tras su campaña en la escuadra blanquivioleta, firmó un contrato con el Burgos Promesas de División de Honor. El carrilero diestro, tras el descenso del club naranja, volvió al Burgos, aunque actualmente se encuentra sin equipo.

Este año, el CD Numancia ha importado tres jugadores del Burgos CF. Ellos son David Sanz, Sergio Sanz y Quique Cerezo, fichado recientemente por el club soriano para reforzar su delantera.

Rodrigo, mediapunta burgalés, fue traspasado al Real Valladolid Juvenil en el 2011, club al que pertenece en la actualidad.

El delantero Mario González es uno de los jugadores más mediáticos y destacados de la cantera blanquinegra. El jugador, natural de Villarcayo, ha sido internacional por la Selección Española Sub-17 en varias ocasiones. Milita en el Roda, equipo juvenil convenido del Villarreal CF.

Germán Marijuán, la eterna perla del Burgos CF, jugará este año el CD Diocesano, equipo juvenil cacereño de División de Honor, siendo la última promesa exiliada

Una gran cantidad de futbolistas han sido traspasados a clubes de más calibre, pero sin duda alguna, el jugador más destacado de la cantera burgalesa es el delantero Diego Abad. En dos años pasó de jugar en el Juvenil Nacional del Burgos al Atlético de Madrid de División de Honor, pasando por el Real Valladolid. El delantero llegó a estar a las órdenes de Simeone en varios entrenamientos.

Mirandeses en el mundo

No sólo el Burgos o el Burgos Promesas han exportado jugadores a otras provincias, el CD Mirandés también ha podido lucrarse de esto. Algunos jugadores han llegado a jugar en la Copa del Rey contra el Barcelona, como es el caso de Asier Barahona, actual jugador de la entidad rojilla que militó la pasada campaña en el Deportivo Alavés y anteriormente en las categorías inferiores del Athletic Club.

En las categorías inferiores del club rojiblanco también han jugado Andoni Presa y Pablo Beraza.

El último en salir de Miranda fue el portero Sergio Herrera, quien jugará este año en Segunda División con el Deportivo Alavés.

VAVEL Logo