España – Francia: el asalto al triplete, con la inspiración de Rabiot en el primer escalón

La final de Kaunas está a solo un paso y es Francia el obstáculo para poder alcanzarla. Los galos, que no conocen la derrota, llegan a este encuentro como segundos de grupo. En esa primera fase sumaron dos empates y una victoria, la conseguida ante Turquía en un disputado encuentro (1-2). Una semifinal, además, que será la reedición de la vivida hace un año en Estonia. Un encuentro que se resolvió en los penaltis con el guardameta español, Kepa Arrizebalaga, excepcional en la portería.

La selección española está destacando por sus números también en Lituania 2013. Es la única que cuenta sus partidos por victorias, y tan solo ha recibido dos goles. Teniendo en cuenta la igualdad que se está dando entre algunos equipos del torneo, estos datos hablan a las claras del buen esfuerzo realizado por los de Luis de la Fuente en los primeros seis días de competición. Muchos de los juveniles acortaron sus días de vacaciones con la ilusión de cumplir un doble objetivo: alzarse con el entorchado, que sería el tercero consecutivo en la categoría, y mostrarse como futbolistas de proyección a una audiencia mayor.

A dos partidos del tricampeonato

Ahora están a solo dos pasos de lograr la primera parte del mismo, y frente a Francia intentarán dejar una mayor impronta de sus condiciones. Después de superar a Portugal y Holanda, dos selecciones de renombre, Francia también ocuparía esa denominación, y una gran actuación frente a esta última supondría un importante impulso hacia una supuesta final. Sin embargo, se espera de nuevo igualdad para esta semifinal.

En los dos últimos encuentros, sus dos rivales le propusieron a España dos planteamientos diferentes, pero en ambos dos la labor creativa de la selección se vio seriamente apremiada y se tornó infructuosa en muchos momentos. La presión y superioridad rival en la zona ancha aisló a José Rodríguez y le privó en muchos momentos de vías para progresar y profundizar. Y lo que fue más inquietante, no encontró socios que le dieran un apoyo ágil hacia delante. Esa desconexión se hizo notar.

En los dos últimos encuentros, la labor creativa de la selección se vio seriamente apremiada y se tornó infructuosa en muchos momentos

Tras el último y dífícil encuentro ante los tulipanes, el seleccionador español explicó las circunstancias de un encuentro marcado por la falta de ritmo en el inicio: “entramos sin la intensidad necesaria y hay que felicitarles porque nos han hecho sufrir y trabajar mucho. En la segunda parte ya hemos sido el equipo que reconocemos: rápido, con intensidad, ritmo y remate. Hemos sido capaces de superarles y darle un toque épico a la victoria.”

Vuelve Bellerín

La selección adelantó líneas y jugó más tiempo en campo contrario, a lo largo de la reanudación. Las buenas cualidades de muchos de los atacantes españoles cerca del área certificaron la victoria, pero el equipo no encontró la forma de protegerse con el balón. Ante Francia, De la Fuente volverá a contar con Bellerín, después de la expulsión frente a Portugal. La participación del catalán del Arsenal, de buen manejo y velocidad, puede ser una baza más para el equipo a la hora de apoyarse.

La participación del catalán del Arsenal, de buen manejo y velocidad, puede ser una baza más para el equipo a la hora de apoyarse

Jaime Sánchez y Gayá, con problemas en el tobillo e indisposión, respectivamente, parece que no tendrán problemas para estar también a las órdenes del técnico y restablecidos del todo. El gaditano podría volver al centro de la defensa, después de ocupar el lateral en los dos últimos encuentros. De mediocampo hacia arriba comenzarían las dudas para formar el once ante Francia. José Rodríguez podría adelantar algo más sus posición, en busca de progresión, y Pablo Íñiguez o Lucas Torró ocuparían el eje por delante de la defensa. El de Alcoy, teórico suplente, podría haber aumentado sus posibilidades tras los últimos buenos minutos ante Holanda. Y tampoco sería descartable que ocupara el doble pivote junto al zurdo del Villarreal, otorgando más libertad a Rodríguez y con el objetivo de juntar líneas.

El joven Adama también se ha ganado su candidatura a un puesto en el once, tras sus portentosas arrancadas y buenas asistencias. Vadillo parece fijo, así que la opción del catalán se sopesaría ante las de Moi Gómez y Fede Vico. En la punta de ataque hay dos candidaturas: apostar por la velocidad de Sandro o la experiencia de Iker Hernández. Cada uno lleva anotados dos goles.

Variantes y posibilidades a tener en cuenta ante una Francia que depende bastante de la inspiración de Adrien Rabiot en la línea de tres cuartos, y de los movimientos de Benzia en ataque. Por lo demás, y como es habitual, la Sub-19 se enfrentará a un bloque físico, pero que es posible que no cuente con las alternativas de España por los extremos o desde el último tercio del terreno de juego. La disputa por el centro del campo, y quien salga más limpio de la misma, puede ir decantando también el choque.

VAVEL Logo