Victoria y buenas sensaciones en el test frente al Almería
Alcatraz fue uno de los jugadores más activos del club pucelano. (Foto: Andy Céspedes - Vavel).

El cuadro dirigido por Juan Ignacio se impuso con claridad a la U. D. Almería por medio de los goles anotados por Manucho y Rukavina, además de por el gran planteamiento táctico que el técnico alicantino estableció en el terreno de juego. El Real Valladolid volvió a mostrar la buena imagen que lleva ofreciendo durante toda la pretemporada, pudiendo conseguir en el día de hoy un meritorio triunfo después de la derrota sufrida ayer por la mínima contra el Elche.

El equipo castellano se mantuvo fiel a su estilo, manteniendo en todo momento el control del cuero, llevando a cabo una presión incesante a lo largo de todo el campo y mostrando una gran velocidad en todas y cada una de sus acciones ofensivas. Estas han sido las claves que han permitido al conjunto albivioleta derrotar con plenas garantías a los andaluces, quienes serán seguro un hueso duro de roer en la batalla por la salvación que se empezará a librar dentro de tres semanas.

Juan Ignacio Martínez tomó la decisión de otorgar mayor importancia a los futbolistas que fueron suplentes en el duelo de ayer contra los ilicitanos. Esto permitió que Mariño; Rukavina, Valiente, Heinz, Peña; Baraja, Lázaro; Alcatraz, Bueno, Valdet Rama y Manucho conformaran el once inicial del cuadro vallisoletano. Uno de los jugadores más destacados ha sido el colombiano Alcatraz, quien ha demostrado que es un claro candidato para disfrutar de muchos minutos en la campaña que está a punto de arrancar. La conexión que forma con Rukavina en el costado derecho promete dar muchas alegrías a la afición del José Zorrilla.

Lo que se puede extraer del choque es que el Real Valladolid tiene las bandas muy bien cubiertas, por lo menos en lo que a la defensa se refiere. Peña ha sido el último en sumarse a la proyección atacante de los laterales blanquivioletas, tras realizar un gran envío desde el flanco izquierdo que fue aprovechado por Manucho para inaugurar el luminoso. El tanto del angoleño sirvió para hacer patente la superioridad pucelana en el terreno de juego. Eran unos minutos en los que los pupilos de Juan Ignacio pasaron por encima de su rival gracias a un buen manejo del esférico, algo que les proporcionó varias ocasiones claras de ampliar su diferencia en el marcador.

Y tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe. Después de una gran triangulación de los pucelanos, Alcatraz le dio un buen pase a Rukavina para que el balcánico batiera a placer a Esteban con un chut muy ajustado.

Puesta a punto muy satisfactoria

Tras la reanudación, los almerienses mejoraron su juego pero sin llegar a inquietar en ningún momento a los castellanos, quienes volvieron a mostrar su gran condición física pese al desgaste ocasionado por el esfuerzo realizado en los últimos días. El entrenador albivioleta decidió empezar a mover el banquillo a media hora del final del partido, con la intención de que todos los integrantes del primer equipo pudieran disfrutar de minutos en el tercer test del stage en San Pedro del Pinatar (Murcia).

Los futbolistas que acabaron el duelo fueron Jaime; Bergdich, Peña, Rueda, Rukavina; Álvaro Rubio, Sastre; Ebert, Óscar, Omar Ramos y Javi Guerra. Se trataba del debut del delantero malagueño en esta pretemporada, pudiendo haber inaugurado su registro goleador de no ser porque su remate fuera rechazado por el larguero, después de una magnífica incursión de Peña por la banda.

Pero el electrónico no volvería a moverse, por lo que el Real Valladolid consiguió su segundo triunfo en las instalaciones del Pinatar Arena. La nota más importante del encuentro es el gran estado de forma en el que se encuentran los jugadores blanquivioletas, quienes se están ganando con creces la confianza de Juan Ignacio Martínez de cara a los próximos compromisos. El siguiente partido será este martes frente al Albacete, en un choque que tendrá lugar en el estadio Carlos Belmonte a partir de las 19 horas. 

Foto: Andy Céspedes - Vavel