El resurgir de los "Scaligeri"
Hellas Verona ( Foto: EF ).

El rival determinado para la presentación del Levante será el Hellas Verona, un club centenario de la ciudad de Romeo y Julieta que ha sufrido grandes altibajos durante el siglo XXI pero que ha conseguido volver a jugar entre los más grandes de Italia.

Como mayor logro histórico del club resalta el Scudetto de 1985, año en el que este club veronés sorprendió al mundo proclamándose campeón sin demasiados medios ni estrellas pero con lucha y humildad.

Enl os últimos tiempos han compaginado temporadas en la máxima categoría con otras en la división de bronce. En el pozo de la C1 cayeron por el 2007 y a punto estuvieron de caer más bajo. Finalmente los "Scaligeri" fueron in crescendo y ascendieron a la Serie B en 2010 para permanecer sólo un par de años, ya que esta última edición acabaron subiendo directamente a la Serie A.

En la portería italiana destaca el nombre de Rafael, arquero brasileño que la pasada campaña fue el menos goleado de la Serie B y que probablemente continúe conservando la titularidad. Junto a él, en la zona defensiva, cabe remarcar a los dos centrales Maietta, veterano y capitán del equipo, y Moras, internacional con Grecia.

La zona del centro del campo no pasa desapercibida con la calidad de uno de los jugadores italianos más prometedores y codiciados del momento, Jorginho, y con futbolistas como Hallfreðsson o los recién llegados Janković y Cirigliano.

Andrea Mandorlini, clave del éxito

Por último, la faceta ofensiva, está marcada por el reciente fichaje de Luca Toni, afamado punta que arriba libre tras no renovar con la Fiorentina y que promete seguir dando guerra en la Seria A vestido de azul y amarillo. También se puede subrayar la presencia de Daniele Cacia, máximo artillero del equipo y de la edición 2012/13 de la Serie B.

En el banco, desde hace ya varias temporadas, se encuentra Andrea Mandorlini.  Este técnico italiano cogió al equipo en 2010 sumergido en la Prima Divisione (Segunda B italiana) y, sin demasiada demora, lo ha vuelto a colocar entre la flor y nata del balompié transalpino urgiéndose, de esta manera, como uno de los principales artífices del renacer del Hellas Verona.

VAVEL Logo