La baraja de Bernd Schuster
Uno de los 11 que barajó Schuster en esta pretemporada. (Foto: El Desmarque).

Todo aquel que aprecie la lista de jugadores que conforman la plantilla del Málaga Club de Fútbol podrá observar que no es muy extensa, es más, podríamos decir que es bien corta. Pero claro, siempre hablando desde un punto numérico, de cantidad, ya que, la polivalencia da a este equipo una infinidad de recursos y un fondo de armario oculto a simple vista.

A falta de los últimos retoques a la plantilla -Mohamed Ibrahim y Ersan Gülüm en la recta final y la búsqueda frenética de un ‘9’ de garantías- y a la espera de ver si algún jugador más sale del equipo, el Málaga se encuentra con una baraja reducida pero con multitud de caras.

El arco, lo mejor cubierto

Empezando desde la portería, donde quizás es el puesto que más asegurado está, donde no hay dudas. Willy Caballero se ha ganado a la afición, a Málaga, a Pellegrini y ahora a Schuster. En el banco está Kameni, al cual se le busca un destino o una bajada considerable de sueldo que se adapte a la nueva realidad del club y a su rendimiento.

La zaga completa a falta de un hombre

Ya en la defensa el abanico de posibilidades que se le presenta al técnico alemán es amplio. A la espera de otro central, que posiblemente sea Gülüm, el Málaga tiene todas las posiciones bien cubiertas. En el lateral derecho se coloca Gámez, indiscutible y tentado por Alemania e Inglaterra. El último fichaje blanquiazul, Angeleri, le cubre las espaldas e incluso Sergio Sánchez, donde no goza de un alto nivel podría ser una opción. Estos dos últimos también se desenvuelven en la demarcación de central derecho, donde por ahora el catalán es el titular tras la lesión de Flavio Ferreira. El capitán de este barco se ocupa de cubrir con total garantías la zaga izquierda. Weligton es el líder de la defensa y llegue lo que llegue no perderá su puesto. En lateral izquierdo estará Antunes con Eliseu echando un cable cada vez que sea necesario.

El doble pivote

El mediocampo quizás es uno de los puestos que menos variantes posee. Camacho, Tissone y Recio como únicos jugadores puros en el doble pivote que suele usar Schuster. Es cierto que son perfiles diferentes: estrictamente defensivo el maño, el argentino crea y destruye por partes iguales y el jugador malagueño quizás es el jugador que más juego elabora. Además hay una serie de cartas que pueden ser mediocentros de urgencia o cuando el encuentro lo requiera. Eso son Portillo, Anderson, Flavio e incluso Duda. El paleño ya lo hizo alguna que otra vez la temporada pasada con Pellegrini. Carencias físicas pero un plus a tener en cuenta en la creación. Anderson posee características similares a las de Portillo, elaboración y cualidades defensivas reducidas. Flavio ya jugó en Portugal en el centro del campo, buen gusto con el balón e inteligencia defensiva. Mucho por descubrir de Ferreira. El capitán blanquiazul, por su edad, su zurda y su sacrificio incansable por los colores blanquiazules es un jugador que puede rendir en determinadas situaciones.

Sobrecarga en las bandas

El gusto por Schuster de usar jugadores de banda a pierna cambiada abre un sinfín de opciones en las dos bandas móviles. La lista es amplia: Anderson, Portillo, Seba, Pedro Morales, Duda, Eliseu, Juanmi y Fabrice. Además se esperan dos hombres más: Pawlowski y Mohamed Ibrahim. El overbooking en las alas es patente, aunque no todos estos jugadores parten como extremos. Realmente, en lo productivo y en lo que se puede ver en el campo es una línea de 3 mediapuntas con intercambios continuos, que permutan las posiciones en cada jugada. La calidad técnica y el pase preciso lo aportan Bobley, Portillo, Morales y el capitán portugués. El desborde y la profundidad: Juanmi, Fabrice, Eliseu y Seba. Los dos jugadores que están al caer pueden ser la guindilla que le falta a la polivalencia de las bandas. Más completos que el resto, con la falta de esa chispa que les haga explotar.

¿Mediapunta o segundo delantero?

La mediapunta o segundo delantero se compone de muchos de los jugadores que ya he nombrado para el juego de bandas. A destacar: Anderson, Portillo y Juanmi. Otro hombre aparece en escena: Samu García. El canterano probablemente continúe con el primer equipo antes que ir cedido a otro club. Al tener un perfil que no existe en la plantilla le abre puertas para diferentes tipos de partidos. La llegada de Pawlowski, que venía jugando detrás del ariete puede restarle muchos minutos. Velocidad y proyección ofensiva, segundo punta nato. El pase y control de los tiempos del costamarfileño Bobley Anderson se han ganado hasta el momento esta posición. Inteligencia, técnica y último pase. La realidad es que el Málaga posee muchos perfiles, todos dispares.

El ansiado '9'

Para acabar, el delantero centro del clásico 4-2-3-1 de Schuster flaquea. El único ‘9’ puro de la plantilla es Roque Santa Cruz. Buenos números la temporada pasada, pero no es ese killer con el que se puede contar en cada partido. Hombres como Juanmi o el propio Samu García, que logró 12 tantos la temporada pasada con el Atlético Malagueño, podría optar también a la ansiada camisola del ‘9’. Y Pawlowski incluso. Todo se andará. La plantilla no está cerrada y ahora mismo están puestos todos los esfuerzos en la búsqueda de esa pieza que te asegure un alto rendimiento.

Las variantes que tiene este plantel pese a su reducido número son obvias tras lo analizado. Faltan piezas pero las posibilidades y el rendimiento que pueden tener estos jugadores aún está por descubrir. A priori se antoja una sana competitividad por entrar al 11 titular que cavila Bernd Schuster, muchas piezas, mucha polivalencia y sólo once huecos. ¿Cuál será el equipo titular del alemán en el comienzo de la temporada?

VAVEL Logo