Aulestia se incorpora a la disciplina blanquiazul
Aulestia se ejercita con el Cádiz // (Fuente: portalcadista.com).

Nadie podía pensar, cuando empezaba la temporada el Hércules sin ningún fichaje y con apenas 10 jugadores, que a estas alturas Quique Hernández iba a tener cubiertas muchas necesidades de su plantilla. El acuerdo con Quique Pina ha ayudado bastante a ello. Oinatz Aulestia, de 32 años, llega al club herculano para reforzar la portería y competir con Ismael Falcón por un puesto como titular.

El ondarrutarra es un portero que no destaca ni por su altura ni por su juego aéreo, pero es un cancerbero sobrio y seguro bajo palos y en el mano a mano, además de ser bastante comunicativo con sus compañeros.

Debut en el fútbol profesional

La totalidad de la carrera futbolística de Aulestia se ha desarrollado entre la tercera y la cuarta categoría del fútbol nacional. Abandonó tras tres años el filial del Éibar en 2002 para incorporarse al Pájara Playas de Jandía. Estuvo una temporada en el equipo majorero, marchándose a otro filial, esta vez el del Athletic Club de Bilbao. Allí estuvo dos temporadas. Cuando abandonó el Bilbao Athletic, firmó con la Cultural Leonesa, paso previo, durante dos temporadas, a su llegada a todo un histórico de nuestro fútbol: el Real Oviedo.

Si algo ha vivido en las 4 temporadas con el conjunto azul, llegando a ser el capitán del equipo, son momentos de alegría y tristeza. En su primer año, probó el sabor amargo de la derrota al ser eliminados por el modesto Caravaca en la primera eliminatoria de ascenso a Segunda División B, por un global de 6-4. Pero la temporada siguiente fue todo lo contrario. El equipo volvió a ser campeón del grupo asturiano de Tercera. El sistema de ascensos hoy vigente se incorporaba esa misma temporada. El rival, el Mallorca B. En la ida, en un Nuevo Carlos Tartiere a rebosar, el equipo ovetense ganó 1 a 0. En la vuelta, Oinatz fue el héroe. La eliminatoria, tras ganar 1 a 0 en Son Moix el filial bermellón, llegó a la tanda de penaltis. Aulestia fue decisivo, parando en la "muerte súbita" un penalti a Kevin, dando el ascenso a Segunda B al Real Oviedo.

La celebración del ascenso del vasco despertó polémica, ya que portaba una bufanda que insultaba a Gijón, la ciudad rival de Oviedo, además de faltar al respeto a Víctor Álvarez Areces, en ese momento presidente del Principado de Asturias, y a la TPA, la televisión pública asturiana.

En la vuelta a la categoría de bronce del fútbol español, el Oviedo acabó segundo en el Grupo II. Y otra vez tocó cruz en la eliminatoria de ascenso. El rival, el Pontevedra, entrenados por Pablo Alfaro. Pasaron los gallegos: 2 a 1 en Pasarón y 1 a 2 en el Tartiere, jugando el equipo gallego en la vuelta con 2 jugadores menos. Otro año más en Segunda B. Y la temporada siguiente fue a peor, bastante más decepcionante. El conjunto oviedista estuvo coqueteando gran parte de la competición con los puestos de descenso a Tercera, contando con una plantilla importante en cuanto a nombres se refiere. Al final, tras la llegada de Pacheta al banquillo, quedaron octavos.

Así acababa la etapa de Aulestia en el Real Oviedo. Y se abría otra, en el Cádiz. Donde, otra vez en las eliminatorias de ascenso, Aulestia volvería a sentir la decepción de ser eliminado, esta vez en dos ocasiones. Con Quique Pina al frente de la dirección deportiva, consiguiendo refuerzos importantes vía Granada Club de Fútbol, los amarillos quedaron primeros de su grupo. En la eliminatoria de campeones fueron vapuelados por el Real Madrid Castilla, con un global de 8 a 1: 0-3 en la ida en el Carranza y 5-1 en la vuelta en el Di Stéfano. A la primera no pudo ser. Y a la segunda, tampoco. Eliminaron en su siguiente eliminatoria al Albacete en los penaltis y se enfrentarían en la última y definitiva al Lugo de Quique Setién, que ya sabía lo que era perder la eliminatoria de campeones y la eliminatoria definitiva en su segunda oportunidad de ascender a Segunda, le ocurrió la temporada pasada. Tras acabar la ida y la vuelta con el mismo resultado (3 a 1), se llegó a los penaltis. Ahí, el Lugo se llevó el premio del ascenso a la categoría de plata del fútbol español. El Cádiz seguiría en Segunda B. Y la temporada pasada fue muy parecida a su última campaña en Asturias. El Cádiz, con otro ambicioso proyecto, llegando la familia Gaucci al poder y jugadores de renombre como Pablo Sánchez o Juan Villar, no solo no estuvieron en la parte alta, sino que incluso temieron por el descenso a Tercera. Los refuerzos en invierno como Carlos Álvarez o Peragón fueron vitales.

Con toda esta trayectoria y experiencia, Oinatz Aulestia llega a tierras alicantinas.

VAVEL Logo