Zubiaurre, Miguélez y Soria, tres nuevas caras para el Racing 2013/14
Zubiaurre, el guipuzcoano llega a Santander para reforzar el lateral diestro racinguista. Foto:alicanteactualidad.com.

No una, ni dos, sino tres serán las caras nuevas con las que podrá contar a partir de hoy el técnico Paco Fernández en su carrera contrareloj para conformar una plantilla lo suficientemente competitiva como para poder devolver al conjunto centenario a la Liga Adelante en una campaña marcada por los problemas extradeportivos que están afectando a una entidad que a día de hoy no tiene segura ni siquiera la categoría en la que militará en unos días, pudiendo volver en los despachos a la Segunda División en el supuesto descenso administrativo de la AD Alcorcón, o incluso descender a la Tercera División en el caso de que los tribunales de justicia sancionen al conjunto cántabro por las supuestas irregularidades en amaños de partidos el curso pasado.

Iban Zubiaurre: el Cafú de Medrano

De los tres nuevos refuerzos del Real Racing Club, destaca la presencia del lateral diestro nacido en la localidad guipuzcoana de Medrano (22 de enero de 1983).

Formado en las categorías inferiores de la Real Sociedad (2003 - 2005), llegó a militar en el primer equipo txuri-urdin en la campaña 2004 - 2005, alternando su presencia en ambos conjuntos , dada la excelente progresión del futbolista.

Con la Real llegó a jugar un total de 14 encuentros, llegando incluso a ganarse la titularidad en el once inicial en la recta final de la temporada, sin embargo, cuando todo parecía indicar que el futbolista estaba llamado a ser el lateral diestro titular en el conjunto guipuzcoano en la campaña 2005 - 2006, una falta de acuerdo con el jugador para renovar su contrato más allá de la fecha previamente fijada del 30 de junio de 2005, el club unilateralmente decidió ejecutar una claúsula que les permitía prorrogar unilateralmente la vinculación de su por entonces jugador por una temporada más.

Sin embargo, el jugador en ese intervalo de tiempo, negoció por su cuenta con el Athletic Club de Bilbao, ante la notificación verbal por parte del por entonces director deportivo realista, Roberto Olabe, de que el club no se interpondría a su marcha del club.

El cambio de directiva en la Real, que a su vez supuso la marcha de Olabe de la entidad realista, complicó notablemente la situación, dada la negativa del nuevo presidente de la Real, Miguel Fuentes, a la marcha del jugador, una vez que ya estaba organizada la presentación del futbolista por el club bilbaíno horas antes de celebrarse las elecciones a la presidencia.

Las diferencias irreconciliables entre ambos conjuntos y sus diferentes criterios en cuanto a la pertenencia de los derechos federativos del futbolista, llevaron a ambas entidades a acudir a los tribunales para dirimir quien tenía la razón en el conflicto.

En primera instancia los tribunales de justicia desestimaron la demanda de despido por parte de la Real, presentada por Iban contra su club; motivo por el que los realistas le exigieron a los bilbaínos el pago de la cláusula de rescisión de 30 millones de euros recogida en el contrato del jugador; mientras que el Athletic no era partidario de abonar ninguna cantidad en concepto de traspaso al considerar que el jugador estaba libre de cualquier compromiso con la Real.

El jugador permaneció sin poder jugar ningún encuentro con ninguno de sus equipos durante la temporada 2005 - 2006, a la espera de que se resolviese su situación contractual por parte de la justicia, negándose la Real a permitir que el jugador jugase en calidad de cedido en la Cultural de Durango en la Segunda B.

Finalmente tras un tedioso proceso judicial, el TSJ del País Vasco dictaminó en octubre de 2006, que el futbolista estaba obligado a abonar en concepto de cláusula de rescisión a la Real Sociedad, el montante de 5 millones de euros, siendo el Athletic de Bilbao el responsable subsidiario del abono de dicha indemnización.

El abono de tal indemnización convirtió el traspaso del joven jugador en uno de los más caros de la historia del club bilbaíno y supuso en última instancia la dimisión del por entonces Presidente del club bilbaíno, Fernando Lamikiz, por la responsabilidad de éste en el bautizado como Caso Zubiaurre, el cual sentó jurisprudencia al considera a partir de ese momento como ilegales las cláusulas de rescisión en los contratos futbolísticos, siempre que se considere desproporcionada la misma en relación con los emolumentos percibidos por el jugador en cada caso.

Tras la presentación del aval en la LFP por el importe fijado en los tribunales de justicia, el Athletic pudo inscribir al jugador, pudiendo ser de la partida en el curso 2006 - 2007.

Sin embargo el parón de año y medio sufrido por el jugador cortó su evolución, resintiéndose en su rendimiento, no contando con la continuidad necesaria para reafirmar el prometedor futuro que se le auguraba en su etapa como realista; motivo por el que el futbolista aceptó una cesión en el Elche CF (2008 - 2009), buscando disfrutar de los minutos con los que no contaba en el primer equipo del Athletic.

En la campaña 2009 - 2010 retornó al seno rojiblanco pero la falta de minutos nuevamente le impulsó a aceptar una nueva cesión, esta vez en el Albacete Balompié (2010 - 2011), regresando el curso siguiente al Athletic para volver a ser cedido la campaña 2012 - 2013 a la UD Salamanca, último club en el que militó antes de firmar por el Racing para jugar en la categoría de bronce del fútbol español.

En la entidad charra Iban jugó 7 encuentros en los que permaneció en el terreno de juego un total de 630 minutos en los que anotó un gol en puerta contraria y otro en puerta propia además de ver doble cartulina amarilla en un encuentro.

Sólo el tiempo dirá si el entrenador racinguista Paco Fernández es capaz de recuperar el nivel competitivo demostrado por el jugador en los inicios de su carrera deportiva y dejar de ser un juguete roto más en el mundo del fútbol por los intereses de los clubes de fútbol. De lograrlo, el Racing contará con un gran jugador con mucho que aportar al plantel santanderino.

David Miguélez: un nómada mágico en Santander

El delantero asturiano (Gijón, 5 de mayo de 1981) se formó en el modesto club gijonés del Veriña hasta llegar a la categoría juvenil, continuando su formación en la prolífica escuela de Mareo, formando parte de las categorías inferiores del Sporting de Gijón.

Posteriormente militaría en varios equipos modestos buscando crecer futbolísticamente, pasando a formar parte del Ribadesella CF (2001 - 2002), CD Mensajero (2002 - 2003), UD Vecindario (2003 - 2004), Real Balompédica Linense (2004 - 2006 y 2007 - 2009), CD Lugo (2006 - 2007) y UE Sant Andreu, antes de firmar por la AD Alcorcón (2011 - 2013), club con el que debutó en la categoría de plata del fútbol español y del que llega al Real Racing Club.

En su etapa en la RB Linense consiguió jugar tres promociones de ascenso, anotando 6 goles en 33 encuentros, si bien no fue utilizado por su técnico en su posición natural.

Apodado El Mago por la afición de la AD Alcorcón, por su capacidad de sacarse algún truco de la manga cada domingo en el terreno de juego; con quienes disputó la pasada campaña un total de 38 partidos (35 de Liga, 2 de Copa y 1 en la Promoción de ascenso a la Primera División), en los que permaneció en el terreno de juego un total de 2.210 minutos, en los que materializó 3 goles, dio una asistencia y vio un total de 7 cartulinas amarillas.

Javi Soria: polivalencia al servicio del equipo

El conquense (16 de mayo de 1984) se formó en la cantera del Real Madrid, donde llegó a militar en el tercer equipo merengue (2003 - 2006), donde permanecería antes de retornar a su tierra natal para militar en la UB Conquense (2006 - 2009), consiguiendo el ascenso a la Segunda B en su primera temporada.

Su siguiente paso en su carrera profesional le llevaron a fichar por el CD Guadalajara (2009 - 2012), con quienes lograría el ascenso a la Liga Adelante, el 26 de junio de 2011 tras dejar en el camino al CD Mirandés, convirtiéndose en uno de los pilares del conjunto alcarreño.

En Segunda disputó la campaña pasada un total de 39 encuentros oficiales (38 de Liga y 1 de Copa), en los que jugó 3.299 minutos en los que anotó 6 goles, marcó un gol en propia meta y vio un total de 19 cartulinas amarillas y 1 roja.

A pesar de su gran campaña con el Guada, la falta de un acuerdo para su renovación le ha traído a Santander para reforzar al conjunto cántabro.

Su hábitat natural es la de marcador central, si bien su polivalencia le permite adelantar su posición a la de pivote defensivo.

Imágenes en el cuerpo del artículo: as.com; athletic-club.net y marca.com.

VAVEL Logo