¿Grandes? fichajes del Sevilla (1993-2013)

Quizá sea ventajista hablar de malos fichajes cuando hablamos de jugadores que hace más de quince años que ya no están en Nervión. Sin olvidar, eso sí, que el Sevilla se viene caracterizando en los últimos años por dar un rendimiento excelente a jugadores a bajo coste, es bueno hablar también de grandes errores. Que los ha habido..

Ilie Dumitrescu

Con muchos galones de buen futbolista y de goleador, llegó cedido desde el Tottenham (previo lío con prostitutas, descubierto por el tabloide News of the World) en la temporada 1995 este rumano, tras su buen Mundial en USA en 1994, que le sirvió para fichar por los ingleses. Hablar de Dumitrescu es hablar de un quiero y no puedo. 13 partidos y un solo gol es un pobre bagaje para un jugador que debía ser el acompañante de Davor Suker en el ataque sevillista.

Tras su paso por Nervión, se fue a México, suponemos que por el buen sabor de boca que dejó Rumanía en aquel Mundial, para acabar retirándose en su Steaua, donde pasó ocho años antes de llegar a Nervión, y donde, en 1998, puso fin a su vida como futbolista.

Joaquin Agostinho, Dejan Petkovic, Luis Ramis, Antonio Gómez

600 millones de las antiguas pesetas, la cesión de Agostinho y Petkovic y los traspasos de Ramis y Antonio Gómez fueron el negocio que se dio en el año 1996 para llevar a Davor Suker al Paseo de la Castellana. Pocos saben que el Real Madrid ofreció también a Guti, pero lo desestimaron los dirigentes sevillistas, que pidieron a Cañizares o Alfonso Pérez, pero que al final aceptaron a estos cuatro de los que les hablamos.

Agostinho, directamente, se fue en blanco del Sevilla FC. Ni llegó a debutar, pasando luego por Salamanca, Las Palmas y Málaga entre otros. La historia de Petkovic es digna de un reportaje por sí misma. Jugó 8 partidos en el Sevilla, marcando un gol, se marchó a Brasil y allí (también jugó en Qatar y China) ha estado pasando por varios equipos, dejando muy buenas sensaciones. Ramis fue quizás el único que realmente lo hizo bien en el Sevilla. 39 partidos jugó aquel año, su único año en Sevilla, como todos los que entraron en la "operación Suker". Tras marcharse de Sevilla, jugó cuatro años en el Deportivo, además de Racing y Nástic, entre otros. Antonio Gómez, que había jugado 6 partidos con el Real Madrid en primera división, incluyendo 2 goles, poco pudo hacer en Nervión. 15 partidos en el Pizjuán y se fue al Albacete, no volviendo a jugar en Primera División.

Emilio Peixe

Otro de los jugadores de aquel fatídico año 1995. 1,2 millones de euros (unos 190 millones de pesetas) tuvo que abonar el Sevilla FC por este portugués que apenas jugó 5 partidos en el Sevilla. Sus buenas temporadas en el Sporting de Lisboa, que lo llevaron incluso a disputar 12 partidos con la selección portuguesa, anticipaban que podía ser una buena operación para la entidad presidida por Luis Cuervas. Pero poco pudo hacer este mediocentro, que vino de la mano del entrenador portugués Toni (que duró 8 partidos).

Tarik Oulida

180 millones hicieron que este holandés, capitán de la SUB21 holandesa y campeón de Europa con el Ajax en el 95 aterrizase en Sevilla. Grave lesión en pretemporada, jugando solo 5 partidos en su primer año, es su bagaje en esta primera temporada, siendo más conocido su salto de cabeza a la piscina sin agua de Moacir. 10 partidos en la siguiente temporada y algunos más como titular en su tercera y última, poco dejan relucir aquel chaval que despuntaba en Holanda. Si van por la Costa del Sol, búsquenlo. Trabaja en un hotel en Málaga.

Moacir Rodrigues, Pedro y Juanito

Estos tres jugadores, mas 150 millones de la época (unos 900.000 euros al cambio) es lo que pagó el Atlético de Madrid a cambio del actual entrenador colchonero, Diego Pablo Simeone.

Quizás Juanito fue el único que "triunfó". 42 partidos disputados con el Sevilla en dos años disputó este central canario antes de marcharse al Extremadura. De Pedro y Moacir poco se puede decir. El lateral zurdo burgalés Pedro solo jugó 9 partidos, uno de ellos como titular, antes de irse al Alavés de Segunda División. Moacir aún suele ser recordado, sobre todo cuando se le compara con Romaric. Un jugador muy lento, demasiado, que disputó 30 partidos con el Sevilla antes de volver a Brasil. Sin duda, poco sacó el Sevilla por Simeone.

Josko Jelicic

Tras la lesión en Noviembre del prometedor holandés Oulida, el Sevilla necesitaba un nuevo jugador. Y apareció (con ayuda de Davor Suker) Josko Jelicic. Extremo zurdo que jugó 14 partidos en su primera campaña y que no llegó ni a 80 minutos (en 5 partidos) en su segunda temporada en Nervión. De jugar al futbol en el Sánchez-Pizjuán pocos se acuerden de él, eso sí, quien se moviese por la noche sevillana en aquella época sí que lo recordará. Todo un fracaso.

Petros Marinakis

Al recordar a este jugador y su poco bagaje como futbolista del Sevilla (apenas 11 partidos en la temporada 96-97), no recordaba su rostro. Y es que es complicado acordarse de él. Centrocampista griego más conocido por su larga melena que por sus dotes futbolísticas. Pero... ¿No recuerda a alguien? Un famoso personaje de televisión, casado con la cantante Alaska...

Cristian Colusso

Pocas conversaciones sobre jugadores que aportaron poco o nada al Sevilla se libran de que salga Colusso. Este delantero argentino disputó la friolera de 6 partidos en la temporada 96-97, incluida una expulsión. Pero su historia va más allá. Había habido irregularidades con las comisiones y las condiciones de su pase y el jugador había sido estafado por su representante que además, no contento con ello también estafó al Sevilla. Al final Colusso pagó los platos rotos de un turbio asunto. Poco se puede hablar de este jugador, el "Heredero de Maradona" le decían. México, Inglaterra, Venezuela, Argentina e incluso Argelia disfrutaron después de su futbol.

Lucio Wagner

9 partidos, siete como titular, fueron los disputados por este brasileño en el Sevilla. "El nuevo Roberto Carlos" fue definido en su presentación... por él mismo. Tal fue el nivel que dio que en el mercado de invierno, y ante la imposibilidad de "colocarlo" en algún sitio, se le dio la baja federativa (a él y a su compañero de piso, el portero Eboué). Tras volver a Brasil unos años, regresó para jugar en Bulgaria, donde, por petición de Stoichkov, se nacionalizó búlgaro y llegó a debutar con la selección de aquel país. Se retiró tras una serie de lesiones.

Axel Lawarée

Delantero belga que jugó 12 partidos en el Sevilla en aquel año en Segunda. Hablamos de la temporada 96-97... pero es que sigue jugando. Con 39 años, sigue jugando en su Bélgica natal. Pero es que aún hay más. Tras su mal paso por el Sevilla, se hartó a jugar en el Rapid Viena austriaco y en el Augsburgo y el Fortuna Dusseldorf alemán. Quizás con un poco de suerte y con un entrenador que hubiese confiado en él, no hubiese estado en este artículo.

Jean Manuel Thetis

Hablar del francés Thetis es hablar de un jugador lento. 12 partidos jugó aquella 96-97 en la que Rafael Carrión, en su presentación, lo tachaba de jugador "que infunde miedo". Miedo daba verlo jugar. Lo mejor de todo es que se fichó pues su adaptación seria rápida, al tener familia y raíces... en Osuna.

Dejan Vukicevic

Mira que empezó bien este mediocentro de 1,84 procedente del Partizán de Belgrado. Pero poco pudo aportar, más que 14 partidos y un par de goles en su primera campaña, dándosele la baja federativa en la temporada 98-99 para inscribir a un pequeño delantero uruguayo, Nico Olivera. Quizás lo mejor que hizo Vukicevic en el Sevilla fue eso, dejar paso a Olivera. Jugó también 9 partidos en el Recreativo y ahora está haciendo vida de entrenador en Serbia, entrenando en la 2011-2012 a la Vojvodina.

Axel Rodrigues

"La cobra". Quien no lo recuerda. Cuentan que le llamaban la Cobra porque en un partido de barrio, discutiendo con un rival quien debía sacar de banda, le dio un bocado. Lo peor es que hasta nos lo creemos. Jugando en el Santos, hasta debutó con la selección brasileña en 1992. Mediante una cesión con opción de compra llegó a Sevilla para disputar la temporada 1997-1998 (quizás, uno de las peores plantillas de la historia del Sevilla). 24 de los 42 partidos de aquella temporada disputó en Nervión, no haciendo el Sevilla efectiva la opción de compra. Menos mal.

Milorad Ratkovic

Tras unas buenas temporadas en el Celta de Vigo, llegó a Sevilla en el año del ascenso, la temporada 98-99. 11 partidos jugó este capricho de Castro Santos, que tras dársele la baja federativa en el mercado invernal, se retiró del fútbol al no encontrar otro equipo. Por Vigo aún recuerdan los buenos partidos que dio. En Sevilla, nadie se acuerda de él.

Rachid Rokki

Primer marroquí que vistió la camiseta del Sevilla FC. Y eso que la vistió poco. 8 partidos disputó aquella 98-99. La temporada siguiente jugó en el Albacete (24 partidos) antes de irse a Qatar (donde fue máximo goleador). Además, estuvo en el Mundial 1998, aunque jugó los mismos minutos que yo. La última vez que se supo de él estaba en el FUS de Rabat de su Marruecos natal.

VAVEL Logo