Sporting y Dépor: la fidelidad de dos aficiones hacia unos colores
Foto: Nando RSG

Las aficiones del Sporting de Gijón y del Deportivo de La Coruña, equipos que se miden este domingo en El Molinón a partir de las 17h, son el claro ejemplo de amor a unos colores en los buenos y malos momentos. Por ello se han ganado, en la grada de su propio estadio y con sus habituales desplazamientos masivos, el honor y reconocimiento de ser consideradas de las mejores del fútbol español.

Tanto el equipo gijonés como el herculino han sufrido en los últimos años momentos muy tristes en forma de descenso y el lado opuesto con ascensos a la élite, en todos ellos ha estado su afición que nunca les ha fallado y han seguido fieles a un sentimiento.

El Molinón y Riazor nunca fallan

Ambas ciudades no llegan a los 300000 habitantes, Gijón (277000), A Coruña (246000), con muchas características geográficamente similares. Pero si algo realmente les une es la de una población futbolística que acude en masa al estadio, El Molinón y Riazor, para animar a sus equipos y convertirse en la auténtica estrella de ellos, su jugador número 12.

Si nos vamos a las cifras de abonados de la Liga Adelante 2013/2014, vemos como el Sporting y el Dépor encabezan con diferencia la tabla. Los asturianos elevan el número de socios a 16000, mientras que los gallegos superan los 22000 en unos estadios de 30000 y 35000 localidades respectivamente.

Desplazamientos masivos

Pero lejos de su tierra, estas aficiones no pierden fuerza y se convierten en dos de las aficiones más viajeras del panorama nacional, la “mareona sportinguista” y la “marea blanquiazul” han hecho muchos kilómetros para apoyar a los suyos.

En el caso de los primeros, la “mareona” ha teñido de rojiblanco muchas gradas a domicilio, desplazamientos con una masa de gente considerable que han tenido como principal destino en los últimos años el norte de la península, Santander, Bilbao, San Sebastián, Valladolid o como olvidar los más de 8000 que desembarcaron precisamente en A Coruña en el estadio de su rival, Riazor en uno de los éxodos más numerosos en partido liguero. A pesar de que estos fueron los lugares más frecuentados y más numerosos en cuanto a afición desplazada, otros como Madrid, Barcelona, Andalucía y en momentos decisivos por la salvación como en Valencia se ha dejado notar el “Asturias patria querida”.

Los deportivistas rezan un cántico que deja claro de lo que estamos hablando “Recorremos kilómetros, superamos obstáculos, sólo por ti, Deportivo”,una parroquia fiel que acompaña a los suyos por la geografía nacional llevando los colores blanquiazules a cada esquina, haciendo palpitar el sentimiento deportivista. Manifestaciones masivas que coinciden con los momentos más importantes de la reciente historia del club herculino, aficionados que tiñen de azul y blanco estadios hostiles.

Cómo olvidar aquellos 5000 deportivistas que se desplazaron a Oviedo en 1986, los 7000 que tiñeron de azul y blanco Logroño en el 94, los 4000 en Oporto en las semifinales de Champions o las finales de Copa del Rey de 1995 y 2002 donde buena parte de A Coruña estaba en el Santiago Bernabéu (40000 y 26000). Pero  en los últimos años, los más difíciles, recordamos los números y masivos desplazamientos en Segunda en la 2011/2012 o los más de 5000 que inundaron Pucela en un momento muy complicado por la salvación la temporada pasada en Primera.

Este domingo en El Molinón, el partido tendrá aroma de derbi, volverá el colorido rojiblanco y blanquiazul a las gradas. Pero, sobre todo, se verán a dos de las mejores aficiones del panorama futbolístico juntas frente a frente, el sentimiento y fidelidad por el Sporting y el Dépor vivo en el mismo escenario.

VAVEL Logo