Un periodista acusa al futbolista Jose García de pertenencia a un grupo pro-etarra

Desde el año 2004 el mundo se hacía eco del verdadero sentir osasunista. José García Maurín era captado cuando tan solo tenía siete años por las cámaras de El Día Después mientras animaba a su equipo, demostrando que el osasunismo no entiende de edades. Nunca se imaginó que un día llegaría a ser uno de los jugadores protagonistas en el terreno de juego, pero con esfuerzo y dedicación, los sueños se pueden hacer realidad.

Durante el pasado partido ante el Almería, José debutó con Osasuna. Todo el estadio y todo el entorno rojillo estaba pendiente del joven, puesto que lo hizo con tan solo 16 años y después de demostrar que es un jugador que siente verdaderamente los colores, algo que gusta mucho en Navarra. No obstante, no parece que todo el mundo esté de acuerdo con ello.

Ayer por la tarde se hacía público en El Semanal Digital un artículo donde se relacionaba al joven jugador con un “grupo ultra pro-etarra”, entre otras cosas. El periodista Pascual Tamburri, perteneciente a Intereconomía y El Semanal Digital fue el autor del escrito, y el encargado de incendiar las redes sociales en el entorno rojillo.

En él, tildaba a Maurín de pertenecer a los “Microbotas”: José García Maurín procede de una larga vinculación a los Microbotas, una facción juvenil del grupo abertzale de extrema izquierda de hinchas Indar Gorri. Además de no dudar en hacer alusiones a su pasado: eso por no hablar de su vida cotidiana también violenta y no precisamente limpia por bares, bajeras y calles de la capital navarra.

En el artículo no solo se mencionaba la participación del joven en este tipo de grupos, sino que afirmaba que desde el club eran conscientes de ello aunque no actuaban para ponerle fin: Osasuna los ha amparado y como el Gobierno, el Ayuntamiento y los medios de comunicación locales, por evitar "mala imagen" evitan entrar en el asunto y hasta les ríen las gracias, aún no cabe imputarles un delito de pertenencia a organización o grupo criminal.

La gestión directiva también ha estado presente en el artículo. Según comentaba Tamburri, a Archanco le importa más hacer a Osasuna bilingüe que salvarlo de la mala situación económica y deportiva: Mientras el club se debate entre el fracaso deportivo y el crimen organizado, su presidente tiene otras preocupaciones. Osasuna ha recibido un trato privilegiado de las autoridades, que durante años olvidaron cobrar los impuestos. No hay espacio para un "rescate fiscal", ni para subvenciones, ni para que haya más subvenciones encubiertas vía contratos con entidades públicas: rojillos o rojos que sean, deben pagar. Sobre todo si van a usar el dinero de los impuestos de todos para estimular a los Microbotas y sus criaturas.

Esta es una pequeña muestra de todas las perlas que ha soltado el periodista sobre el jugador y el equipo, algo que no ha sentado nada bien en el entorno rojillo. Ahora solo toca esperar y ver cómo reacciona Archanco y su junta directiva. 

Aquí podéis leer íntegramente el texto. 

VAVEL Logo