Poli Rincón: "Jugar contra el Sevilla y ganarle es una experiencia única y maravillosa"
Poli Rincón posa para VAVEL.COM. (Foto: María Trigo / vavel).

Poli Rincón jugó en el conjunto verdiblanco ocho temporadas (1981-1989), en las que anotó 95 goles y lució 223 veces una camiseta que "defendía a muerte y con mi vida, y si hubiera tenido que dar mi vida por el Betis, la hubiera dado", comentaba el exdelantero. 

Está seguro de que es el enfrentamiento por excelencia, el encuentro que "todos los sevillanos, todos los béticos y todos los sevillistas están esperando todo el año, porque es uno de los partidos más importantes que se pueden jugar, aunque haya en la Liga partidos como el Madrid - Barcelona o el Madrid - Atlético de Madrid".

"Si ganas al eterno rival, y más si lo haces en los dos partidos, pues prácticamente es como si ganas la Liga"

"Creo que es un momento de felicidad de los dos equipos", decía Poli. Y es que la rivalidad es máxima y se vive por los cuatro costados, por todas las orillas del Guadalquivir y por todos los rincones de la capital de Andalucía. Por ello, el exinternacional español, manifestaba que  "no se imagina esta ciudad sin el derbi" y que "los años que no lo ha habido pierde mucho, pues es una ciudad duál en todo y el derbi tiene que estar ahí todos los años y con los dos equipos en Primera División". 

Pero si hay algo esencial en estos partidos es conseguir vencer al eterno rival: "Es muy importante ganarle al eterno rival. Vayas como vayas en la Liga si ganas al eterno rival, y más si lo haces en los dos partidos, pues prácticamente es como si ganas la Liga".

"Jugar contra el Sevilla y ganarle es una experiencia única y maravillosa"

La multitud de sensaciones antes de saltar al césped, la inocencia de un jugador recién llegado a Sevilla que aún no era consciente del significado del Betis - Sevilla o de un Sevilla - Betis: "El primer año yo no entendía muchas cosas. Cuando llegué había futbolistas como Cardeñosa, Biosca, Alabanda, López, gente que llevaba muchos años en el club. Jugadores que sabían la idiosincracia de este derbi y también lo que era ganarlo y perderlo. Entonces, poquito a poquito fui entendiendo y me fui metiendo en ese sentimiento que es ser de uno de los dos equipos para saber qué es el derbi. Y es el partido que vives todo el año con la ilusión de jugarlo y ganarlo".

Un Poli Rincón con 24 años al que Cardeñosa le decía: "Niño, que esto es diferente, que esto no es como otros encuentros que hayas jugado". Y así, poco a poco se dio cuenta el delantero, que llegaba de jugar todo tipo de partidos con el Real Madrid, que en Sevilla todo era diferente: "Cuando llegó la semana del choque fue una semana muy tensa, mil entrevistas y preguntas, y la la gente de decía muchas cosas por la calle. A partir de ese momento me empecé a dar cuenta de lo que significaba jugar contra el Sevilla y ganarle. Eso es una experiencia única y maravillosa".

"En el campo tu tiene que defender el escudo y la camiseta que llevas al máximo"

El máximo goleador de la historia del Real Betis en Primera División, recuerda emocionado su último enfrentamiento contra el eterno rival, que es para él uno de sus mejores derbis: "El último partido que jugué contra el Sevilla ganamos 2-0 y metí yo los dos goles. Es el mejor recuerdo de un derbi también porque es el último partido que yo juego contra el Sevilla. Fue un partido muy dificil, pero si además, metes los dos goles al eterno rival, le ganas, y te retiras entonces ya es que no se puede pedir más. Es el que más tengo en la retina. Tengo muchos partidos, pero el que más significado me deja es el último".

En cambio, comenta que no se lleva ningún mal recuerdo de un partido contra el Sevilla, a pesar de haber perdido muchos de ellos, de haber sido expulsado y de haber sido encuentros en los que ha existido de todo, Poli considera que "lo bonito de los derbis era que luego nos veíamos los jugadores, nos saludábamos y éramos amigos, que luego nos tomabamos algo juntos. La verdad, es que te puedo asegurar que no guardo ninguna mala adversión para nada ni nadie. Lo que pasa en el campo, se queda en el campo, y fuera de él no tiene que pasar absolutamente nada. En el campo tu tiene que defender el escudo y la camiseta que llevas al máximo". 

"No soy antisevillista ni nada de eso"

Una cosa que también emociona al comentarista de la Cope, es el trato que siempre ha recibido de la gente de la capital andaluza, mientras era futbolistas y una vez retirado: "El reconocimiento que he tenido después con la gente de Sevilla me llena de orgullo y  un orgullo muy grande. Siempre me han tratado francamente bien y han reconocido todo lo que yo daba en el campo, lo valiente que has sido aunque no fueras ni de su equipo", cuenta el madrileño. 

Anecdótico era que el exfutbolista verdiblanco viviera en sus primeros años muy cerca del Ramón Sánchez Pizjuán: "Los primeros derbis míos yo vivía enfrente del campo del Sevilla. Entonces, terminaba el partido y yo me iba andando a mi casa y recibía todo tipo de insultos, pero nunca me agredieron ni intentaron hacerme nada. La gente lo que premia al final es el rendimiento y lo que tú des en el campo, aunque sea del Betis. Ellos sabían que yo defendía a muerte la camiseta del Betis y con mi vida y si hubiera tenido que dar mi vida, la hubiera dado. Y esto al final yo creo que cualquier seguidor lo entiende. No soy antisevillista ni nada de eso".

"Creo que la responsabilidad más grande la tiene el Sevilla"

Una prueba de la dualidad existente en la ciudad y que todos los que viven en ella lo padecen día a día son historias como las que aquí nos describe Rincón: "Yo tengo amigos que pasan por el campo del Sevilla dados de espaldas y lo mismo por el campo del Betis. Además, también tengo amigos que son matrimonios que son ella del Sevilla y él del Betis y te puedo asegurar que las horas previas prácticamente ni se hablan, y ya el que pierde de los dos… ni te imaginas".

Situación en la que llegan ambos equipos

Finalmente, charlamos con Poli Rincón sobre la situación y el estado de forma en que llegan a tan mencionado encuentro ambos equipos: "No llega bien ninguno de los dos. Un poco mejor el Sevilla, porque en los dos últimos partidos ha ganado y respirado un poquito. El Betis llega en una situación más complicada, no ha ganado casi ningún partido en lo que va de campaña. Sí es verdad que creo que tiene más responsabilidad el Sevilla, primero, por presupuesto; y segundo, porque es un equipo que viene hecho, que tiene cierta estabilidad, que no está en ley concursal como el Betis. Entonces entiendo que jugando en su casa y la situación que tiene, la responsabilidad más grande la tiene el Sevilla FC".

Asimismo, considera que "si el Betis gana o saca un punto, será un resultado magnífico, porque ha ganado al eterno rival y eso te da moral y confianza y te puede ayudar a pegar un saltito y dejar el último puesto. Pero si no es así, pues al fin y al cabo estás jugando fuera de casa contra el Sevilla y siempre hay que seguir mirando para adelante, pase lo que pase", concluía el exfutbolista. 

VAVEL Logo