Un Rayo de esperanza para el Real Valladolid
Javi Guerra celebra el tanto en Vallecas de esta temporada. (Foto: Mario Cortijo | VAVEL).

El paso de los años hace crecer el número de hojas con las que cuenta la historia. Por eso las síntesis de los acontecimientos lejanos se minimizan de la mejor manera posible en un contexto general, en pos de dar cabida a todo cuanto ha ocurrido hasta la fecha. Pero esos pedazos de historia son solo un indicativo de lo que pasó en realidad; una hoja de ruta que no se adentra en los porqués. Lo mismo pasa con las estadísticas en el fútbol: muestran una tónica general, pero nada dicen de los motivos de los resultados. Esos números pueden pesar más de la cuenta o convertirse en adalides de la moral de un conjunto si se les toma demasiado en serio.

Esa lucha contra las estadísticas es la que tendrá el Rayo Vallecano frente al Real Valladolid en el encuentro de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que se disputa el próximo viernes a las 22.00 horas en el Estadio Nuevo José Zorrilla. Pero no solo el Rayo Vallecano es la víctima perfecta para los de Juan Ignacio Martínez; el entrenador de los vallecanos, Paco Jémez, también tiene su historia negra particular con el Real Valladolid. Los del Pisuerga le tienen tomada la medida a los madrileños -y a su técnico en particular- en la última década y se apoyan en los buenos datos para intentar alzar el vuelo ante el pésimo inicio de temporada, que los sitúa en puestos de descenso por primera vez después de 3 años. Si bien la Copa puede ser querida u odiada a partes iguales.

Duelos desiguales

A vueltas con la historia. En ese repaso pormenorizado de los datos visibles que deja cada partido, a priori parece como si el Real Valladolid se hubiera enfrentado con algún tipo de ventaja ante el Rayo Vallecano. Un balón que solo podían tocar los albivioletas o técnicas defensivas que no se contemplan en el reglamento bien podrían haber sido las ayudas, a tenor por lo que muestran los resultados. Si bien el cómputo global está más equilibrado, a pesar de que sigue siendo favorable a los de la meseta norte, en los últimos doce años el bagaje entre ambos es un canto a la alegría para el Real Valladolid. El júbilo que proporcionan los goles y las victorias.

En 25 enfrentamientos, el Pucela ha vencido en 14 ocasiones, por 8 victorias del Rayo

Ambos conjuntos se han enfrentado un total de 25 veces desde su primer encuentro en la Copa del Rey de la temporada 1976-77. De ese cuarto de centenar de partidos catorce los ha ganado el Real Valladolid, ocho el Rayo Vallecano y en tres ocasiones el partido acabó en empate. Más del triple de victorias son las que ha conseguido el equipo castellano ante los del barrio de Vallecas, que se traducen en trece goles de diferencia entre ambos en enfrentamientos directos (42 del Valladolid por 29 del Rayo Vallecano).

Una estadística que habla de un dominio del Valladolid, pero que entra dentro de una (i)lógica futbolística como son las rachas. Esos periodos en los que uno parece estar por encima de otro, pero que de la noche a la mañana se tornan sin conocimiento científico. En una de esas rachas buenas es en la que se encuentran los blanquivioletas contra los de la camiseta blanca con una franja roja que cruza el pecho. Y es que de los últimos nueve partidos que han jugado, el Valladolid ha conseguido vencer en dos tercios de los mismos. Seis victorias vallisoletanas por dos de los madrileños y un reparto de puntos.

Partido Resultado Goleadores Categoría Temporada
Rayo Vallecano - Real Valladolid 0-3 Ebert, Javi Guerra y Larsson Liga BBVA 13/14
Rayo Vallecano - Real Valladolid 1-2 Jordi Amat / Jordi Amat (p. p.) y Manucho Liga BBVA 12/13
Real Valladolid - Rayo Vallecano 6-1 Bueno, Manucho x2, Óscar x2 y Rukavina / Chori Domínguez Liga BBVA 12/13
Real Valladolid - Rayo Vallecano 2-2 Jordi Figueras y Sisi / Delibasic y Armenteros Liga Adelante 10/11
Rayo Vallecano - Real Valladolid 3-0 Armenteros x2 y Lucas Liga Adelante 10/11
Real Valladolid - Rayo Vallecano 2-0 Aganzo y Antonio López Primera División 02/03
Rayo Vallecano - Real Valladolid 0-1 Óscar Primera División 02/03
Rayo Vallecano - Real Valladolid 1-0 Hernández Primera División 01/02
Real Valladolid - Rayo Vallecano 3-1

Fernando x2 y Chema / Elvir Baljic

Primera División 01/02

Si se acota un poco más el espacio de tiempo y el número de partidos el dato para los castellanos es demoledor. En los tres últimos enfrentamientos entre ambos el Real Valladolid ha conseguido doblegar al equipo de Jémez en los tres. Un dato doloroso que comenzó con la victoria más abultada en casa contra el Rayo. Un 6-1 que llevó la alegría a las gradas de Zorrilla y que destapó a la endeble y adelantada defensa que preparó Jémez en aquel encuentro del último día de septiembre de 2012. Djukic era el entrenador que dirigía al equipo vallisoletano desde la banda en su vuelta a la Liga BBVA.

Nada hacía presagiar que el resultado sería el final cuando a los cinco minutos del pitido inicial de Gil Manzano, Chori Domínguez ponía el 0-1 en el marcador. Pero fue un espejismo que duró cinco minutos; los que tardó Bueno en igualar la contienda. Diez minutos y dos goles hacían prever a la parroquia pucelana una tarde entretenida que sumar al sol que se posaba sobre Valladolid. Y así fue. La primera parte acabó con un abultado cuatro a uno con los goles añadidos de Manucho, Óscar y Rukavina. En la segunda mitad el Rayo seguiría mostrándose muy débil en defensa e inoperante en ataque, por lo que el Valladolid pudo redondear el resultado con dos goles, obra de Óscar y Manucho. El angoleño se erigió como uno de los mejores jugadores del equipo con dos goles y dos asistencias.


El segundo partido de esta increíble racha de tres para el Real Valladolid se disputó en Vallecas y correspondía a la jornada 25 de la temporada 21012-13. Eran los dos equipos revelación hasta ese partido y prometían un espectáculo que finalmente brindaron. Los de la capital llegaban con cuatro victorias consecutivas ante su público, mientras que el equipo de Djukic practicaba un fútbol muy vistoso para los aficionados e igual de eficiente, a tenor de los resultados obtenidos.

El jugador destacado del partido fue Amat; para lo bueno y para lo malo. En un minuto loco -entre el 71 y el 72- el central rayista fue primero villano y luego héroe. Y es que el Valladolid consiguió adelantarse en el marcador con un gol en propia puerta del catalán tras una falta en la frontal. No obstante, tras el saque de centro, el defensa metió el gol de la jornada y uno de los de la temporada. Un disparo desde 50 metros que sorprendió a Dani Hernández. Pero cuando quedaban diez minutos, Manucho recogió un pase de Bueno y permitió que los tres puntos viajasen hasta Valladolid.


El último de esos choques está muy fresco en la memoria de ambas aficiones. Se disputó de nuevo en el Estadio de Vallecas y los aficionados locales lo recordarán porque vieron como el Valladolid volvía a golear a su equipo por 3-0. Para los seguidores del Real Valladolid será recordado porque es la última victoria del equipo de Juan Ignacio Martínez hasta la fecha. El Valladolid llegaba necesitado de puntos y el Rayo Vallecano lo hacía tras dos victorias consecutivas, pero parece que el Valladolid es el encargado de cortar las rachas de los de Jémez.

El partido acabó con un 3-0 favorable a los intereses del equipo albivioleta. La cuenta la abrió Ebert con un excelente golpeo desde el pico derecho del área en dirección a la escuadra derecha de Rubén. Javi Guerra ponía tierra de por medio con el segundo tanto del partido a cinco minutos del final de la primera parte. Larsson se encargaría de hacer el tercero nada más saltar al césped después de una lesión que lo tuvo alejado de los terrenos de juego toda la pretemporada y las diez primeras jornadas.


En el primer enfrentamiento de los cuatro que habrá entre ambos esta temporada el vencedor fue el Real Valladolid. Si bien la partida entre ambos no ha hecho más que comenzar y quedan otros tres asaltos por delante. El primero en pocos días.

Oscuro camino de Jémez contra el Valladolid

Si el Rayo parece la víctima perfecta para que el Valladolid consiga una victoria, que ante la imposibilidad de conseguir los tan denostados puntos dé moral al grupo; Paco Jémez ayuda a agrandar ese aire de superioridad de los pucelanos en los últimos enfrentamientos. El técnico del Rayo Vallecano no encuentra la manera de vencer al Real Valladolid. Algo que solo ha conseguido una vez de los ocho enfrentamientos que ha disputado como técnico contra el Real Valladolid. La carrera como entrenador del canario de nacimiento y cordobés de adopción comenzó en la temporada 2007-08 en el Córdoba CF, que lo destituiría en marzo de 2008 a pesar de no estar nunca he zona de puestos de descenso a Segunda División B.

Estaría sin volver a dirigir a un equipo hasta febrero de 2009, momento en el que se hace cargo del FC Cartagena, que militaba en el grupo II de Segunda División B. Con el club murciano consiguió el ascenso a la categoría de plata del fútbol español, tras estar los blanquinegros veinte años sin ascender a esa categoría. A pesar de la hazaña Jémez no dirigió al equipo de Cartagena en la temporada 2009-10. El entrenador comenzaba a hacerse un nombre en el fútbol español y la UD Las Palmas se fijó en él para sustituir a Sergio Kresic -querido por Valladolid- en abril de 2010. En esa temporada alcanzó el objetivo de la permanencia, lo que le hizo ganarse la confianza para continuar en el cargo en el inicio de la campaña 2010-11. No duró mucho, puesto que fue destituido en la jornada 26 tras una mala racha de resultados. A pesar de ello, Jémez dejó buen sabor de boca en los clubes a los que presta sus servicios, lo que le sirvió para que el Córdoba volviera a fijarse en él para la próxima temporada.

La temporada 2011-12 sería la de su salto cualitativo para los ojos de los demás. Hizo del Córdoba un equipo con un trato exquisito del balón, bien trabajado y competitivo en todos los partidos. Los blanquiverdes acabaron en puestos de playoff de ascenso a la Liga BBVA pero en su camino se cruzaría el Valladolid, a la postre el equipo que acompañó a Deportivo de la Coruña y Celta de Vigo en el ascenso. Pero esos diez meses de competición con el Córdoba sirvieron para que el Rayo Vallecano se fijara en él para sustituir a Sandoval. Con el Rayo cierra así el círculo en lo que a proyección se refiere. De comenzar en Tercera División con el Alcalá, a llegar a Primera División, un ascenso rápido pero merecido.

Jémez solo ha logrado vencer al Valladolid en una ocasión, sumando 6 derrotas y 1 empate

En esos siete años han sido varios los enfrentamientos que ha tenido contra el Real Valladolid. En concreto han sido ocho, en los que solo ha conseguido ganar uno. Parece como si una maldición persiguiera al técnico isleño cuando ha de jugar contra los pucelanos. Ocho partidos jugados; una victoria, un empate y seis dolorosas derrotas en su haber. El cómputo de goles totales también es una espina a sumar de las que se tiene que sacar Jémez contra el Real Valladolid: 19 goles en contra y cuatro a favor. Un desnivel impropio de su buen hacer como técnico.

Comienzo con derrota en el banquillo

El primer partido que enfrentó a Jémez contra el Real Valladolid fue cuando el ex jugador de Deportivo y Zaragoza, entre otros, entrenaba a la UD Las Palmas. Fue una toma de contacto agridulce. Se llevó tres goles en las espaldas ante el equipo de Antonio Gómez; olvidado en Zorrilla. Los siguientes cuatro enfrentamientos entre el Real Valladolid y Jémez tendrían lugar con este en el banquillo del Córdoba. En temporada regular hubo reparto de puntos y goles. Los de Djukic ganaron por dos goles en Zorrilla, mientras que los cordobeses hicieron lo propio con idéntico resultado en la vuelta.

Manucho ha marcado tres goles y repartido dos asistencias contra el Rayo de Jémez

Pero el destino -o los playoffs que se inventó la LFP para alargar las temporadas- hizo que volvieran a cruzar sus caminos en las semifinales de las comentadas eliminatorias. El primer combate futbolístico fue en el Nuevo Arcángel de Córdoba y acabó tal y como empezó: con empate a cero. El partido se disputó de tú a tú, pues era dos de los equipos que mejor futbol practicaban en la categoría. El resultado final se decidiría en Zorrilla, un terreno donde el Valladolid tenía todo de frente. Y así fue, en el partido de vuelta los albivioletas se impusieron por tres goles a cero de manera incontestable y mostrando que el ascenso no se podía escapar.

Ya en el Rayo Vallecano, Jémez se ha enfrentado otras tres veces contra el equipo del Pisuerga. Tres partidos que se cuentan por derrotas para los rayistas, como ya hemos analizado anteriormente. En esos encuentros una de las figuras destacadas fue Manucho. El delantero angoleño, fruto de disputas verbales entre los aficionados desde que llegara a Valladolid, sumó tres goles y dos asistencias en esas tres fechas. El ariete es una de las bestias negras que puede tener el Rayo hoy en día, salvando las distancias con los grandes del fútbol español.

Así pues, parece que sobre el papel las estadísticas dan mucha ventaja de salida para el Real Valladolid en el partido del próximo viernes, pero con la imagen que muestra el equipo a lo largo de toda esta campaña con Juan Ignacio Martínez, bien puede revertirse la situación en enfrentamientos directos entre ambos. Lo mismo pasa con Jémez, que ha demostrado mimbres suficientes para ganar cualquier partido y sobre todo para dotar a su equipo de una personalidad que pocos tienen. Aunque eso cueste goles y derrotas. Los números están con el Valladolid; pero antes de comenzar una batalla nunca puedes ganarla, solo perderla.

Fotos: Marca | Jaime del Campo - VAVEL

VAVEL Logo