FC Barcelona 2013: Carles Puyol

35 años. Dieciocho de ellos, dedicados a unos colores, a un club, a un equipo. A una familia. Desde que en la temporada 95/96 el de 'La Pobla de Segur' se incorporara al fútbol base del Barça.

Muy pronto, se convirtió en una de las piezas claves del Barça B hasta que un genio, Van Gaal, le hizo debutar con el primer equipo ante el Real Valladolid, el 2 de octubre de 1999. Desde entonces, Carles Puyol comenzó a estar con regularidad en la zaga blaugrana y a convertirse en la referencia de la banda derecha azulgrana. A pesar de comenzar en esa posición, Puyol se ha acabado confirmando como un gran defensa central. Su fuerza física y su disciplina le hacen destacar y es un claro ejemplo de jugador de equipo. Pero, ¿cómo ha sido el 2013 para Carles Puyol?

Imparable hasta marzo

Durante la campaña 2012/2013, el central disputó 22 partidos. Lo que suponen un total de 1683 minutos jugados, debido a que dos encuentros salió desde el banquillo. Las estadísticas le dejaron 15 victorias, 4 empates y tan solo 3 derrotas. Algo que se traduce en que con Puyol sobre el terreno de juego, la defensa del Barcelona se hace infranqueable. Carles dio también goles a su equipo, concretamente dos, uno en Liga y otro en Copa del Rey. No vio ni una tarjeta roja y los árbitros le mostraron 4 amarillas.

Estadísticas temporada 2012/2013

  Liga Champions Copa del Rey
Jugados 13 4 5
Ganados 11 2 2
Empatados 1 1 2
Perdidos 1 1 1

Durante la presente campaña, 2013/2014, el capitán ha disputado 3 encuentros. Lo que se traduce en 535 minutos disputados, todos ellos como titular. Las estadísticas le han dejado 4 victorias, un empate y otra derrota. No ha podido sumar goles en su cuenta particular y en cuanto a tarjetas ha visto una amarilla en encuentro copero.

Estadísticas temporada 2013/2014

  Liga Champions Copa del Rey
Jugados 3 1 2
Ganados 2 0 2
Empatados 1 0 0
Perdidos 0 1 0

Su versatilidad le ha permitido jugar en ocasiones en el lateral izquierdo. Y su potencia física le permite ser un gran dominador del juego aéreo. Además, no renuncia al ataque y cuando tiene la oportunidad intenta sumarse al juego ofensivo.

La rodilla derecha lo aleja de los terrenos de juego

Todos los culés recordarán aquel lejano 12 de marzo de 2013. Ese día no se ganó ningún título, a pesar de haber realizado una remontada épica. Esa noche, el mundo del fútbol vería jugar al capitán sus últimos minutos de la temporada 2012-2013.

Era el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, el día en el que el Barça de 'Tito' Vilanova  goleó al Milan (4-0) y logró el billete para los cuartos de final. El catalán entró al terreno de juego en el minuto 76 para sustituir al jefecito. Las 90.000 almas que llenaron ese día el Camp Nou contemplaron, sin saberlo, su último cuarto de hora. Tres días después, el club anunció que el capitán se había sometido a una artroscopia para llevar a cabo una limpieza articular de la rodilla derecha.

Los médicos anunciaron que estaría entre cuatro y ocho semanas alejado del grupo. Pero los pronósticos, a veces, fallan. La incertidumbre se apoderó del mundo barcelonista y Carles Puyol salió a dar la cara en una rueda de prensa de la pasada temporada. En ella, 'Puyi' reconocía que se había llegado a plantear si podría seguir jugando al fútbol debido a sus problemas en las rodillas. A pesar de que las lesiones no le permitieron tener continuidad en el equipo, el capitán pudo levantar el trofeo de campeón de Liga 2012/13.

El 19 de junio fue operado con éxito de un quiste de Baker La mala suerte se cebó con el central. Las molestias continuaron y, el 19 de junio, tuvo que ponerse de nuevo en manos de los médicos, que le extirparon con éxito, un quiste de Baker. De nuevo, los doctores aseguraron que iba a poder realizar la pretemporada con sus compañeros. De esa manera, el 14 de agosto Carles hizo su aparición en el césped de la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí.

Poco a poco, el capitán regresaba a ser una parte de lo que era. Y con la llegada del nuevo entrenador, Gerardo "Tata" Martino se plantearon ciertas dudas, de si el Barça necesitaba fichar un central. Dudas que el técnico argentino se encargó de disipar con sus declaraciones al afirmar que confiaba en que el eterno capitán regresaría en su mejor estado de forma.

Dos operaciones y 220 días después Carles Puyol volvía a sentirse futbolista. Su trigésima sexta lesión desde el año 2000, no lo ha alejado de los terrenos de juego. Será su rodilla derecha la que determine si aún está al nivel de un central que quiere seguir luchando para sumar su vigésimo segundo título con la camiseta del club de su vida: el FC Barcelona.

Posible retirada a final de temporada

El jugador del F.C. Barcelona podría abandonar los terrenos de juego a final de temporada debido a los continuos problemas en la rodilla que lleva sufriendo desde hace tiempo. Siempre ha dado el 100% en todos los partidos pero, desde que comenzaron sus problemas en la rodilla, ya no es el mismo.

El jugador catalán estaría pensando en colgar las botas por este motivo. Otra opción que se bajara, es que Puyol decida probar en un fútbol más relajado, lejos de la Ciudad Condal.

Tome la decisión que tome Carles Puyol dejará huella en el equipo culé y su salida no pasará desapercibida. Las generaciones posteriores se quedarán con un ejemplo de respeto, profesionalidad, fidelidad y carisma en el que poder mirarse.

VAVEL Logo