Real Madrid 2013: Cristiano Ronaldo
Dani Mullor, VAVEL.COM

No ha habido nadie mejor en el Real Madrid en todo el 2013. Cristiano Ronaldo ha completado un año fantástico, el mejor desde que llegara en 2009 al Real Madrid, aunque no lo ha podido culminar con algún título. El portugués ha dejado a un lado las diferencias que durante los primeros años le alejaron de ser un ídolo indiscutible para la grada del Santiago Bernabéu. Aunque ahora pueda parecer mentira, Cristiano ha recibido silbidos de un público que no entendía algunas de sus actitudes. Sin embargo, el 2013 ha sido el año en que la afición se ha rendido, definitivamente, a los pies del portugués.

Un final en blanco, lo peor de 2013

El peor tramo de este 2013 fue el final de la pasada temporada. Los blancos habían dejado escapar la Liga demasiado pronto y quedaban dos competiciones para arreglar el curso. En la Copa del rey, el Madrid se enfrentó al Atlético de Madrid en la final y Cristiano fue uno de los protagonistas del partido. El portugués adelantó a su equipo en el minuto 13 pero el empate de Diego Costa llevó la final a la prórroga. Miranda marcaba el gol definitivo y Cristiano Ronaldo acabaría el partido expulsado por una patada desde el suelo a Gabi.

Un cierre nefasto que culminaba una temporada horrorosa en cuanto a títulos se refiere. En Champions League, antes de la final de Copa, en el Madrid ya había caído eliminado en manos del Borussia Dortmund. El resultado del partido de ida (4-1) obligaba a los blancos a llevar a cabo una complicada remontada. El gol de Cristiano Ronaldo en Alemania daba esperanzas pero el Madrid se quedó a las puertas (2-0). El de la vuelta fue un partido raro. Se necesitaban tres goles pero Cristiano Ronaldo tuvo una noche gris. El luso apareció poco y tan solo los goles al final de Benzema y Sergio Ramos ofrecieron un rayo de optimismo.

*(Foto: zimbio.com)

No deja de ser curioso que en el año que más ha destacado Cristiano Ronaldo con la camiseta blanca, el portugués tuviese un final tan triste tanto en Copa como en Champions. En las estadísticas, el luso sí que destacó: 34 goles en 34 partidos de Liga, 12 goles en 12 partidos de Liga de Campeones y 7 goles en 7 partidos de Copa. Un gol por partido no fue suficiente para que el Madrid se hiciese con algún título.

La respuesta a Mourinho, sobre el césped

En julio empezó una nueva etapa para el Real Madrid y Cristiano Ronaldo. El fichaje de Carlo Ancelotti calmó las aguas en la casa blanca y también en el portugués. Cristiano no había terminado bien su relación con José Mourinho y comenzó la temporada con el objetivo de reivindicarse como el mejor jugador del mundo. Había tensión entre el ex entrenador del Real Madrid y el ‘7’ blanco. Es por ello que Cristiano tenía marcada en rojo una fecha de la pretemporada.

El 8 de agosto, los blancos se enfrentaban al nuevo equipo de Mourinho, el Chelsea, en la final de la International Champions Cup. Pese a ser una competición veraniega y sin importancia, Cristiano Ronaldo quería demostrar su grandeza como jugador ante su antiguo jefe. Y así lo hizo. El Madrid ganó 3-1 con dos goles del portugués, uno de ellos de falta directa, y se hizo con la Champions del verano.

Pero en la agenda de todo el madridismo había otra fecha más esperada. El 22 de agosto volvía Raúl González al Santiago Bernabéu. El partido ante el Al Saad, actual club del mítico ‘7’ blanco, era una simple excusa para homenajear a Raúl, que jugaría una parte con cada equipo. En la primera lo hizo con el Real Madrid por lo que Cristiano Ronaldo no dudó en cederle el ‘7’. Un bonito gesto de uno de los mayores ídolos del madridismo que se lo devolvería al final del primer acto. En un gesto lleno de simbología, Raúl le entregó su camiseta con el ‘7’ a Cristiano. “Es tuya” le vino a decir el español. El número más emblemático del club, el que han llevado auténticas leyendas blancas (Juanito, Butragueño y el propio Raúl), pertenecía ahora a un portugués que está en camino de unirse a ese ilustre grupo de madridistas.

Lanzado a por su segundo Balón de oro

17 goles en Liga y 9 en Champions en la 2013/2014

El mejor momento de Cristiano Ronaldo en 2013 llegó con el inicio de la competición oficial. Sus actuaciones y sus goles durante este primer tramo de temporada 2013/2014 le han catapultado hacia el Balón de oro. 17 goles en 14 partidos de Liga y 9 goles en 5 partidos de Champions. El luso ha protagonizado un inicio espectacular que en Champions ha servido para que el Madrid sea primero de grupo pero en liga los blancos están a 5 puntos de Barça y Atlético. En lo personal, Cristiano ha aprovechado la lesión de Messi para adelantarle y situarse, en la actualidad, como el mejor jugador del mundo.

Sin embargo, la gran temporada del Bayern Munich, consiguiendo los tres títulos, hacen que Ribéry también esté en las apuestas por el Balón de oro. Pero en la lucha con el francés, la repesca para entrar al Mundial habla a favor del portugués. Francia se clasificó ante Ucrania remontando en casa (3-0) el 2-0 de la ida. Ribéry no marcó ningún gol. En cambio, Portugal se clasificó ganando los dos partidos a Suecia, 1-0 y 2-3. La actuación de Cristiano Ronaldo fue más que destacada marcando los 4 goles de su selección.

Poco antes de esa eliminatoria, tuvo lugar un desagradable suceso para Cristiano. Salió a la luz un vídeo en el que Joseph Blatter, presidente de la FIFA, imitaba al portugués asegurando que parecía un “comandante en el campo”. Lejos de parecer un halago, pareció una imitación jocosa, lo que no sentó nada bien a Cristiano Ronaldo. Pero la burla sirvió de motivación y Cristiano marcó 13 goles en los siguientes 6 partidos, con saludo militar incluido cuando marcó el primero de éstos.

*(Foto: nacion.com)

Cristiano Ronaldo ha terminado el año haciendo lo que mejor sabe: marcó al Valencia su gol 69 en 2013 y cerró así un año perfecto en lo individual aunque no tan bueno en lo colectivo. En octubre, zanjó un asunto del que se hablaba mucho: su renovación. El portugués vestirá la camiseta blanca hasta 2018 y ya ha reconocido en varias entrevistas que le gustaría retirarse en el Madrid. Aún quedan muchos años para que llegue ese momento y todo el madridismo reza para que siga ofreciendo el mismo rendimiento todas las temporadas.

VAVEL Logo