Moreno, la leyenda azulgrana
Tomás Hernández Burillo, "Moreno". | Montaje: Santi Alfranca - VAVEL.com.

Moreno, la leyenda azulgrana

En este especial de Navidad, repasamos la carrera futbolística de un jugador único que vistió la camiseta de la S.D. Huesca. Velocidad, desborde, goles y éxito profesional en las botas de un jugador de leyenda.

santiagoalfranca
Santi Alfranca

Unión Deportiva Huesca, ésta era la denominación del club de la capital del AltoAragón en la lejana década de los 50. El club vivía una época dorada militando en los vetustos campos de la Tercera División. Corría la campaña 1949/50, cuando el Huesca se alzaba con el campeonato de esa categoría venciendo a conjuntos históricos como el Alavés, San Andrés o Logroñés para lograr un merecido ascenso a Segunda División por primera vez en sus 40 años de historia.

En los tres próximos años, el Huesca permanecería en la categoría de plata del fútbol español y, no sólo eso, sino que además lograría grandes resultados y una brillante quinta posición en su debut en la categoría, temporada 1950/51, a tan sólo 3 puntos de la liguilla que daba derecho al ascenso a Primera División. Sporting de Gijón, Real Zaragoza, Oviedo, Osasuna, Sabadell, Gerona o Numancia, fueron algunas de las escuadras que se midieron al conjunto oscense en esa época. Cabe destacar el primer derbi aragonés en Segunda División, en un partido que enfrentó al Huesca, un 31 de diciembre, y al Real Zaragoza en el campo de Torrero y que terminó con un resultado de (3-0). Aquel era el Zaragoza de los Millonarios, el de los mundialistas en Brasil 50 Rosendo Hernández y Pepe Gonzalvo, (cuyas fichas de 350.000 y 200.000 pesetas eran notables por aquellas fechas) y de otros grandes jugadores como Candi, Jugo, Urra, Noguera, Luisito Belló o el argentino Valdivielso, primer extranjero en la historia del club. Un club que aspiraba a lo máximo aquella temporada, pero que para lograrlo debía doblegar, entre otros, al equipo revelación de la Liga, al Huesca de Moreno.

El Huesca de Moreno

Tomás Hernández Burillo, más conocido como "Moreno", nació en Zaragoza un 19 de marzo de 1930. A temprana edad comenzó a destacar por sus dotes futbolísticas y dio sus primeros pasos como jugador amateur en el Atlético Zaragoza. A la edad de 20 años recala en un Huesca recién estrenado en Segunda y con un plantel más que notable en la categoría. Pese a su juventud, no tardaría en convencer al técnico Rogelio Santiago García, Lelé, vieja gloria del Valencia de finales de los 30 y principios de los 40, de que sería uno de los pilares en los que se cimentaría la mejor temporada de la historia del club. Calvo, Hernández, Garatea, Iruretagoyena, Navarrete, Solanas y Badal, todos ellos compañeros de vestuario de Moreno, destacaban la calidad y el olfato goleador del zaragozano.

Aquel conjunto liderado por Moreno logró unos números magníficos; 15 victorias, 5 empates y 12 derrotas, anotando 65 goles y siendo superados tan sólo por Real Gijón, Zaragoza CF, CD Sabadell y San Andrés en la temporada más gloriosa de la historia del club.

De cuna humilde, Moreno disponía de las cualidades necesarias para triunfar en el complicado mundo del balón pie. Más bien bajito, no superaba los 166 cm y de figura fina, destacaba por su endiablada velocidad y por una innata capacidad para el desborde que no desaprovechaba en las cercanías del área.

Tan sólo bastó una temporada en el panorama visible del fútbol nacional para que el ruido de sus goles y el protagonismo en las crónicas de aquel Huesca revelación, llegarán a los despachos de los clubes más importantes del país. Por aquel entonces y desde 1947, el Barcelona dirigido por Daucik dominaba el fútbol español y poco tardaría en convencer a la estrella del conjunto oscense.

La estrella emigró a Barcelona

Moreno fichó por el conjunto de la capital Condal en la temporada 1951/52, convirtiéndose rápidamente en uno de los pilares de aquella generación legendaria del Barça que ganaría “Les Cinc Copes” en aquella campaña (Liga, Copa, Copa Latina, Copa Eva Duarte y Copa Martini & Rossi). Compartió campo y vestuario con jugadores de la talla de Ramallets, Sagarra, Basora, César, Manchón o Kubala, anotando 39 goles en los 68 encuentros que disputó hasta el curso liguero 1954/55.

En su palmarés: dos Ligas (1951/52, 1952/53), tres Copas de España: (1951, 1952, 1953), una Copa Latina (1952) y dos Copas Eva Duarte (1952, 1953), además de dos participaciones como internacional absoluto con el combinado nacional ante Chile y Argentina en el año 1953.

EL BARÇA DE LAS CINCO COPAS. Arriba: Ramallets, Seguer, Biosca, Segarra, Flotats y Bosch; abajo: Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón. (Foto:as.com).

Moreno se retiró del fútbol profesional en el Arenas de Zaragoza ya en la década de los 60, previo paso por Las Palmas y Real Zaragoza. Con una carrera brillante y plagada de éxitos, pasó a los anales de la historia del Huesca como un jugador de leyenda, de esos que impregnan su esencia. Formó parte de la plantilla que consiguió la mejor clasificación en Liga de todos los tiempos y se convirtió en el único jugador de la historia que tras su paso por el club de la capital del AltoAragón había logrado alcanzar la meta de la Selección Española. 

VAVEL Logo