El Barça B quiere romper el récord de Luis Enrique
Foto: Vavel / Laia Cervelló

El 4 de junio del 2011 el Barça B cerraba la mejor temporada de su historia derrotando por 2-3 al Rayo Vallecano en Vallecas. Aquel equipo dirigido por Luis Enrique consiguió acabar la temporada en el tercer puesto de la clasificación con 71 puntos. Sólo fue superado por un sensacional Real Betis Balompié que se disparó hasta los 83 puntos, y por el propio Rayo Vallecano. El conjunto del entrenador asturiano logró, además, 85 goles en la liga, 32 de ellos anotados por Jonatan Soriano, y obtuvo el premio al Fair Play por su juego limpio. 

El equipo del "Lucho" consiguió 71 puntos

El mejor Barça B de la historia contaba en sus filas con futbolistas de un nivel altísimo que hoy en día son auténticas realidades: Martín Montoya, Marc Bartra, Andreu Fontàs, Thiago Alcántara, Oriol Romeu, Nolito, Sergi Roberto, Cristian Tello o Jonatan Soriano. Mientras que jugadores como Gerard Deulofeu o Rafinha Alcántara empezaban a contar con minutos en la categoría de plata.

El equipo de Luis Enrique desplegaba un fútbol alegre, ofensivo, sin complejos, todo se organizaba a partir del balón, la posesión y la calidad de sus jugadores. No es de extrañar que destrozaran el récord histórico de puntos del filial en Segunda División, que hasta esa temporada era de 46.

Un récord difícil pero no imposible

Han pasado más de dos meses desde la última derrota del filial. Fue el 22 de febrero, un solitario gol de Joselu le dio el triunfo al RC Recreativo de Huelva en el Miniestadi. Desde ese momento los hombres de Eusebio han encadenado ocho partidos sin conocer la derrota. Seis victorias y dos empates para hacer un total de 20 de 24 puntos.

Quedan siete jornadas para que se acabe la Liga Adelante y el equipo tiene la permanencia en el bolsillo. Ocupa la tercera posición con 54 puntos, empatado con el Tenerife y la UD Las Palmas, que son cuarto y quinto respectivamente.

Para superar los registros del Lucho el filial debería sumar 18 de los 21 puntos en juego. El calendario no es sencillo; le quedan tres partidos en casa: Córdoba, Murcia y Alcorcón, y cuatro partidos fuera: Las Palmas, Sabadell, Sporting y Hércules.

Una tarea complicada pero no imposible para un equipo jovencísimo que ha sabido sufrir para llegar a la recta final de la temporada en su mejor momento. El filial mira al futuro con optimismo y con un objetivo claro: romper el récord de puntos establecido por Luis Enrique y pasar a la historia.

VAVEL Logo