Athletic - Sevilla: una final titánica por la Liga de Campeones

Ha llegado la hora, el punto señalado en rojo en el calendario, el partido que puede definir una temporada. Athletic y Sevilla darán el todo por el todo en la tarde del domingo en un encuentro que promete tener la trascendencia de una auténtica final. Ambos equipos tienen al alcance de su mano el ansiado premio del cuarto puesto que da acceso a la Liga de Campeones. Para lograrlo deberán superar a su más directo rival en una implacable batalla que tendrá lugar en el mejor de los escenarios posibles, un San Mamés capitaneado por 36.000 gargantas que animarán por toda una provincia volcada con su equipo.

A pesar de la elevada moral de ambos conjuntos, encaran este reto con respeto al oponente que tendrán en frente. Argumentos no les faltan: el Athletic lleva defendiendo la cuarta plaza con éxito desde finales de la primera vuelta. El Sevilla, por su parte, ha acumulado una gran cantidad de victorias consecutivas que le han hecho colarse en esta lucha dejando atrás a otros rivales que parecían más peligrosos. Sin embargo, a pesar de esta racha, no han podido arrebatarle el cuarto puesto a los bilbaínos. Si bien puede no ser definitivo, a la conclusión del choque puede quedar bastante definido el que será el ganador de esta memorable carrera.

Inverosímil racha sevillista

Tardó buena parte del campeonato en carburar el conjunto de Unai Emery, probablemente influido por algunas bajas de hombres importantes. De hecho, en las primeras 24 jornadas, solo consiguió ocho victorias, lo que le hacía quedarse fuera de las quinielas europeas. Sin embargo, desde el empate cosechado ante el Valencia en el Sánchez Pizjuán, los hispalenses han acumulado nueve victorias en sus últimos diez enfrentamientos, lo que supone un total de 27 puntos de 30 posibles, colocándose con 59 en el casillero. Su único tropiezo se produjo en la jornada 31 ante el Celta en Balaidos, donde fue derrotado por 1-0, algo que no es más que un pequeño punto negro de una trayectoria espectacular. Gracias a ella, el conjunto sevillano ha podido meterse de lleno en la lucha por la máxima competición del fútbol europeo.

El último envite liguero disputado por los sevillanos se tradujo con una contundente victoria por 4-0 frente al Granada en el Sánchez Pizjuán. Sin embargo, su último encuentro fue el de la noche del jueves, en la ida de las semifinales de la Europa League, donde derrotaron al Valencia por 2-0 en el Sánchez Pizjuán. A pesar del menor tiempo de preparación para el decisivo partido de San Mamés, estos resultados aúpan aún más la moral del Sevilla de cara a lograr la consecución de la cuarta plaza.

Un Athletic que no se amedrenta

A pesar de la incesante presión sevillista semana tras semana, el conjunto de Ernesto Valverde ha seguido a lo suyo y ha seguido con la regularidad que le ha llevado a defender el cuarto puesto durante toda la segunda parte de la Liga. Si bien durante la primera parte de la temporada los bilbaínos se mostraron especialmente sólidos en casa y dejaban algo que desear lejos de San Mamés, la segunda vuelta ha mejorado esta tendencia. Tanto es así que la derrota de la pasada jornada frente al Barcelona fue la primera de toda la segunda vuelta lejos de casa. De esta forma, han continuado al frente del último puesto que da acceso a la previa de la Liga de Campeones gracias a sus 62 puntos, unos números que hace no muchos años bien valían por un título de Liga.

Sin embargo, los rojiblancos llegan al partido tras una derrota en el último encuentro disputado en el Camp Nou, donde hincaron la rodilla ante el Barcelona por 2-1 no sin demostrar una gran lección de competitividad. Los de Valverde, que llegaron a tener el partido en sus manos, pusieron en grandes aprietos a los culés y, aunque no pudieron rascar puntos, se quedaron con la buena imagen mostrada y con la racha anotadora de Aritz Aduriz de cara al encuentro frente al Sevilla.

Rakitic dispone, Bacca ejecuta

Una de las premisas que ha ayudado al Sevilla a encadenar estos magníficos resultados ha sido su más que notable solidez en defensa, a lo que hay que sumar un doble pivote más rocoso que creativo. En los últimos once enfrentamientos en Liga ningún equipo ha logrado marcarles más de un gol. Sin embargo, lo que ha sido realmente determinante en la escuadra dirigida por Unai Emery ha sido el talento y efectividad de sus hombres de ataque, entre los que destacan dos jugadores. En primer lugar, el croata Ivan Rakitic, capitán y pilar del equipo hispalense por el que gira todo su juego. Hace jugar a los demás y tiene un guante en su pie derecho, algo que le hace ser un especialista a balón parado a demás de haberle ayudado a sumar 12 goles y 10 asistencias. Además, a demostrado ser el aliado perfecto del segundo jugador destacado, el ariete Carlos Bacca. El colombiano es una salida perfecta para su equipo cuando buscan la salida en largo, ya que es un especialista jugando de espaldas a la portería. Por otro lado, también combina muy bien con sus compañeros y se ha mostrado bastante efectivo de cara a puerta, como reflejan sus 14 tantos en la presente campaña.

Además de ellos, ha tenido un rendimiento especialmente destacable en este último tramo de temporada el veloz Kevin Gameiro. A pesar de gozar de mayor nombre a principio de temporada, con el paso de la misma fue perdiendo su lugar en detrimento de Bacca. Sin embargo, la progresión del Sevilla en la Europa League ha hecho que Emery de oportunidades al francés, algo que ha aprovechado con creces. Suma 14 dianas, las mismas que el colombiano. Sin embargo, nueve de ellas han llegado en los últimos diez encuentros de liga, además de otros tres que ha marcado en Europa League en estas fechas. Por detrás quedan otros hombres como Reyes, Vitolo o Marin que completan una parcela ofensiva de las más peligrosas del campeonato.

Aduriz, el león de una manada que asusta

El Athletic es un equipo de esos en los que el jugador más destacado es el bloque que forman cada uno de los que comparecen en el campo. Al término de los encuentros, suele ser difícil señalar destacados debido a la sensación de trabajo y efectividad colectiva del equipo. Así, la solidez de Laporte, el ritmo de Balenziaga, el timón de Iturraspe, el trabajo de Mikel Rico, el descaro de Muniain, la magia de Ander Herrera o la efectividad de Aduriz forman un bloque en el que éstos son solo algunos de los más brillantes. No obstante, sería desacertado no citar como alguien especialmente destacado en este segundo tramo de liga al último de los jugadores citados, el ariete Aritz Aduriz.

El donostiarra, que comenzó la temporada con muchas dudas en su rendimiento, tanto de cara a puerta como en otros aspectos del juego, ha encontrado su versión más efectiva en esta segunda parte del campeonato. Suma 16 tantos, su mejor registro goleador en Primera División. De todos ellos, doce han llegado en la segunda vuelta de la Liga y diez de ellos en los últimos ocho partidos. Sin duda, el conjunto rojiblanco necesita de su delantero para afrontar con garantías el tramo más decisivo de la temporada y Aduriz está demostrando que va a estar ahí para ayudar al equipo a alcanzar la Liga de Campeones.

Últimos enfrentamientos

El último enfrentamiento entre ambos equipos fue el producido en el Sánchez Pizjuán en la jornada 13 de Liga. El encuentro terminó con empate a uno en el marcador en un choque dominado por un Athletic que falló un penalti lanzado por Susaeta, que fue el que marcó el tanto visitante. Por parte de los locales anotó Alberto Moreno, gracias a una jugada ensayada marca de la casa, una de las especialidades de Unai Emery. Respecto al último duelo disputado en San Mamés, se tradujo con victoria local por 2-1 con tantos de Susaeta y De Marcos para los bilbaínos. Álvaro Negredo, que ahora milita en el Manchester City, fue el que marcó para los sevillanos.

No obstante, en el apartado global, el feudo rojiblanco no ha sido un mal estadio para el Sevilla los últimos años. De los últimos nueve enfrentamientos entre ambos equipos, cinco han sido las vctorias visitantes, siendo especialmente dolorosa para el Athletic la de la temporada 2009/2010, que se produjo por un contundente 0-4. Marcaron Renato, Negredo, Kanouté y Jesús Navas, jugadores que ya no permanecen en la entidad nervionense.

Con el recuerdo de la semifinales de Copa

Nadie duda que este encuentro es como una final, por lo menos para los bilbaínos. Quizá por ello en la capital vizcaína se respire un ambiente parecido a lo que fue la semifinal de Copa del Rey de hace cuatro años. El Athletic había caído en la ida por 2-1 en el Sánchez Pizjuán y Bilbao se engalanó de rojiblanco a lo largo de todas sus calles para apoyar a su equipo y ayudarle a darle la vuelta a la eliminatoria. En San Mamés, el Sevilla fue recibido por un auténtico infierno, un ambiente espectacular que ningún sevillista pudo haber imaginado. Los jugadores se dejaron llevar por esta euforia colectiva y, al descanso, ya reflejaba un 3-0 en el marcador, resultado con el que terminaría un partido con una gran celebración. Javi Martínez, Fernando Llorente y Gaizka Toquero fueron los goleadores en esta fiesta rojiblanca que los aficionados del Athletic buscan repetir también en esta ocasión.

Zu zara nagusia

Una vez certificada la presencia del equipo el año que viene en competición europea, los aficionados no son los únicos que se han conjurado para empujar al equipo hacia la consecución de la Liga de Campeones. El propio Athletic ha querido ser recíproco con su afición y enviarle un mensaje a través de un video en el que afirman que juntos podran lograr el objetivo. Con cortes de momentos importantes de la presente temporada y de las temporadas pasadas, incluyendo uno del anterior paso por la máxima competición continental, el equipo busca, al igual que su afición, formar una comunión perfecta que allane el camino a la Champions League.

Valverde: "Sólo pensamos en la ilusión de ganar"

El técnico de Viandar de la Vera ha afirmado en su última comparecencia en rueda de prensa que están "ansiosos de que llegue el domingo a las siete. Sólo tenemos ojos para este partido". Ha declarado que no se trataría de un paso definitivo pero que sí supondría "una gran ventaja" de cara a la lucha por el cuarto puesto. Por otro lado, cuestionado sobre la posibilidad del empate, Valverde ha explicado que "es menos malo que perder, pero solo pensamos en la ilusión de ganar. La victoria nos da mucho".

En referencia a su rival, el Sevilla, no ha escatimado esfuerzos en destacar sus virtudes. "Son especialistas a balón parado y al contraataque, con buenos lanzadores, buenos rematadores y bastantes jugadas", ha explicado Valverde. Entre los jugadores sevillistas, ha destacado a Rakitic, jugador que "decide lo que van a hacer".

Emery: "El partido es más determinante para ellos"

El preparador sevillista, Unai Emery, ha destacado en rueda de prensa que "el equipo ha sabido superar dificultades para llegar a este partido con opciones". Por otro lado, ha quitado responsabilidad a sus jugadores afirmando que "el partido es más determinante ganarlo para ellos que para nosotros. Para ellos es la final de cerrar el puesto Champions, pero para nosotros, si ganamos, sería seguir en lucha, pero ya por delante".

El técnico hispalense ha afirmado que "ellos tienen la ventaja de jugar el partido con su afición". Además, no ha dudado en destacar la fortaleza del Athletic: "el Athletic ha hecho una gran temporada. En la Liga han estado muy fuertes desde el principio, y muy basados en su fortaleza en San Mamés. Eso agranda el reto para nosotros", ha explicado Emery.

Alineaciones probables

En el Athletic el once inicial parece bastante claro. Mikel Rico regresará a la titularidad en detrimento de Erik Morán y la única duda reside en el lateral derecho, donde Iraola podría partir con ventaja respecto a De Marcos al trararse de un encuentro en casa, todo parece bastante definido. En referencia al Sevilla, Unai Emery sustituyó a Reyes y Bacca en el encuentro del jueves frente al Valencia y podrían ser de la partida frente al conjunto bilbaíno.

VAVEL Logo