Entrevista. José Antonio García Calvo: "El Atleti está mentalizado para conseguir el pase a la final de Champions"
Licuadito: Jaime Del Campo (VAVEL.com).

Memorias de su trayectoria como futbolista profesional resumidas en recuerdos de aquella Liga que ganó con el Real Madrid de Capello, su debut con la Selección Absoluta en 2002 o su doble estancia a orillas del Pisuerga. Además de su periplo en el club colchonero, del que contrajo un profundo sentimiento atlético que le durará para siempre, compartiendo vestuario con ilustres como el Cholo Simeone o el Mono Burgos e incluso llegando a tener como entrenador a toda una leyenda en los banquillos como Luis Aragonés.

Polifacético y de mente tremendamente inquieta, este madrileño de corazón y vallisoletano de adopción, nos muestra a sus 39 años su cara más humana, familiar y natural. Desde “La influencia de Baco” en la que tributan sus propios Héroes del Silencio un aroma rockero como el de Bunbury y con el que se identifica particular y personalmente, pasando por sus primeras apariciones televisivas como comentarista de TVE en los partidos de Champions del Atlético de Madrid y terminando con una de sus tantas pasiones: el mundo vitivinícola.

Pregunta. ¿Cómo fueron sus inicios en el mundo de fútbol?

Respuesta. Como cualquier chaval. Antes cuando éramos pequeños teníamos una pelotita, unas canicas y poco más. Entonces la gente salía a la calle a jugar. Empecé en el colegio, jugando al fútbol sala.

¿Cómo llegó a la cantera madridista?

Fue a través de un contacto de mi padre, un conocido del trabajo al que le comentó que su hijo jugaba al fútbol y a ver si podía hacer una prueba en el Real Madrid, en el “Torneo Social” que se llamaba antes. Y creo que ese fue el primer partido que jugué en mi vida a fútbol once, siempre había jugado al fútbol sala. Fue allí, probé, y creo que me cogieron un poquito por compromiso. No me cogieron para competir y federarme pero sí para entrenar, tres días a la semana.

"Al Real Madrid le tengo que estar agradecido hasta un cierto punto"

¿Qué cosas tuvo que dejar de lado para cumplir su sueño?

Realmente lo dejas de lado parte de tu infancia, porque te apetece, porque tienes como meta poder jugar al fútbol. Yo lo hice sin ningún tipo de problema porque realmente no era un chico al que le gustase mucho la calle.

Con 20 años, dio el salto a la primera plantilla del Real Madrid y a la temporada siguiente en la 96/97 gana una Liga con el Real Madrid de Capello ¿Qué recuerda de aquella época?

Hasta que consigo llegar ahí, pasan muchas cosas. Fue más complejo de lo que realmente parece. Creo que antes en las canteras –ahora lo desconozco un poco- teníamos un buen grupo de gente. Evidentemente cuando estás un equipo, luchas por jugar en la élite. A mí me tocó formarme en el Real Madrid, al cual tengo que estar muy agradecido. Eran otros tiempos, con otros valores.

¿Mejores o peores?

Para mí fueron muy buenos. Y me dieron la posibilidad de poder jugar en Primera División con el Real Madrid, una alegría tremenda. Estés en la cantera que estés, al final lo que tú quieres es poder dar el salto al primer equipo de esa cantera.

¿Le está agradecido entonces al Real Madrid?

También hubo momentos más complicados. No todo es maravilloso. Pero al final, eres tú. Si no eres un tipo como tienes que ser, sobras en todos lados. Le tengo que estar agradecido hasta un cierto punto.

¿Qué sucesos hubo en esa fase de momentos complicados que describía anteriormente?

Desde que yo arranco en el Real Madrid (con 11 años) salgo muchas veces del club. No es que “te echen” sino que “creemos que ahora estos chicos están por encima de ti”. Soy de los que piensan que esto es una carrera de fondo. Creo que de ese mismo equipo, cuando tenía 11 años y después 13, ninguno llegó a jugar en Primera División. Éramos 25 en ese momento. Me echaron cuando tenía 11, volví con 13 y me dijeron que tampoco podía estar.

"Del Madrid me 'echaron' cuando tenía 11, volví con 13 y me dijeron que tampoco podía estar. Soy de los que piensan que el fútbol es una carrera de fondo"

Compartió vestuario con jugadores de la talla de Raúl, Guti, Buyo, Chendo, Sanchís, Redondo, Hierro... ¿conserva la amistad con alguno de ellos?

De mi etapa en el Madrid, al final pasa el tiempo y siempre que te ves por ahí, nos damos recuerdos. Pero contacto más o menos habitual no tengo. Con Luis Enrique por ejemplo, si, con Rafa Alkorta hablo más, con Álvaro Benito por el tema de la música. Pero no tengo un contacto permanente con ellos. En cambio, con la gente del Atlético de Madrid, es mucho más fluida la relación.

¿Aprendió mucho esos futbolistas?

Sí, totalmente. Cuando llegué al primer equipo, había mucha gente nacional y eran momentos más especiales, futbolistas importantes, ¡estaban en los cromos! Hice muy buena amistad con todos.

Curiosamente también estaba Álvaro Benito en aquella plantilla, vocalista del grupo musical Pig Noise. Cúentenos su afición por la música, “La influencia de Baco” y ese tributo a Héroes del Silencio

Mi afición más que por la música es por un grupo en concreto, me identifico con él, crecí con ellos, me recuerda momentos de mi infancia. Creo que el primer álbum de Héroes del Silencio que escuché fue con 13 años, me lo regalaron mis primos. Desde entonces, me gusta Héroes, Enrique (Bunbury) su personalidad, su estilo.

Después de ganar aquel título con el club merengue, aterrizó en Valladolid. Allí estuvo desde 1997 hasta 2001...

Allí fue donde realmente maduré como futbolista. Fue un pasito a un lado, el comienzo fue complicado pero después pasé 4 años fantásticos. Era la primera vez que salía de mi casa, llegué un 30 de agosto, la plantilla ya estaba hecha, no había hecho pretemporada y me costó entrar en el equipo. Pero una vez que entré, no salí. Jugué durante ese tiempo todos los partidos salvo por lesión. Recibí varios premios allí en Valladolid: fui el futbolista más regular, jugador del año...etc. Conseguí ganarme el respeto de la gente.

Ganó también una Eurocopa con la selección sub-21 en 1998

En aquella época con la sub-21 estaban Sergio Ballesteros, Esteban, Celades, Iván Pérez, Víctor Sánchez Del Amo...sobre todo era una fiesta constante. Defender a tu país, con la responsabilidad de ganar pero no es lo mismo que con la Absoluta. Ahora sí exigen, porque venimos de una rueda de “España campeona, España campeona” y entras en la dinámica de que tienes que ganar. Pero cada vez que íbamos a la sub-21 era un espectáculo. Ganábamos todos los partidos, había una piña fantástica y por eso conseguimos el objetivo.

"Iñaki Sáez fue el seleccionador que me hizo debutar con la Absoluta. Aquella época era la del 'pero' para la Selección"

Y debutó con la selección absoluta dirigida por Iñaki Sáez en agosto de 2002 (partido amistoso - Hungría que terminó 1-1) ¿Eran otros tiempos para la Selección, no? Bien distinto a los que corre actualmente...

Iñaki Sáez fue el seleccionador que me tuvo a mí en el Europeo la sub-21. Aquella época era la del “pero”. Pero por qué no pasamos de octavos, pero qué le pasa al equipo; eran momentos diferentes. La generación de mi hijo por ejemplo ha tenido la suerte de ver a una Selección campeona. Antes era una Selección que vivía con ese “pero”.

En su periplo en el club colchonero, llegó al equipo en su segundo año en Segunda División ya que la temporada anterior se quedó a las puertas de ascender. Era titular formando pareja en la zaga con Hibic, ¿cómo fue la adaptación al club?

Yo iba a venir al Atlético de Madrid tanto si hubiese subido a Primera como si no. Al Atleti no llego porque esté en Segunda, tenía un acuerdo firmado de esa manera. Se tuvo la mala suerte de no ascender aquel año, y tener que jugar en Segunda. En aquel momento renuncié a equipos importantes (de Primera) como Villarreal, Zaragoza...pero me apetecía jugar en el Atleti. Sabía que era una apuesta importante. Conté con un recibimiento fantástico, me gané a la gente a base de mi trabajo e implicación. No nací atlético, pero ahora soy atlético a muerte. Estuve 5 años, intenté empaparme de la cultura atlética, de sentimientos, de ir a las peñas, estar con la afición. Mi trabajo aparte de estar en el primer equipo del Atlético de Madrid fue también el día a día, de juntarme con veteranos. Es un club muy especial, se te mete dentro. Diferente.

Había algunos nombres propios como el entrenador, estaba Luis Aragonés, fallecido hace unos meses ¿Cómo recibió la noticia de su fallecimiento?

No me lo esperaba. Con Luis siempre he tenido muy buen trato. Él fue el que me convenció principalmente para venir al Atlético de Madrid. Me llamó muchas veces y la relación que teníamos era espectacular. De hecho coincidí con él algunas vacaciones, hemos comido juntos, le vi 4 meses antes de morir. Es una noticia muy trágica y creo que será uno de los emblemas que ha jugado en el Atleti. Era una personaje. Y nos dio mucho tanto a los atléticos como a la Selección Española.

¿Qué recuerdos o anécdotas tiene de él? ¿Fue un técnico que le marcó en tu carrera como futbolista?

Me marcó mucho. Creo que era un excelente motivador y defendía al futbolista por encima de todo. Era un atlético único. Sentía al club y lo quería incluso más que a su familia.

"Renuncié a equipos importantes de Primera como Villarreal o Zaragoza porque me apetecía jugar con el Atleti, aunque fuera en Segunda"

Ya en la 2003/04 el año que se clasificó el Atleti para la Copa Intertoto, y curiosamente coincidió en la plantilla con Germán el Mono Burgos y Diego Simeone, además de jugadores en activo como Fernando Torres ¿Haciendo memoria y volviendo la vista atrás, ya se le veían maneras de entrenador tanto al Mono como al Cholo?

El Cholo ha sido entrenador desde que tenía un año, es un enfermo del fútbol. Vive por y para este deporte. Fue compañero suyo año y medio. Me tocó ser compañero de habitación un par de veces. Era un profesional como la copa de un pino ya desde jugador, veía vídeos del rival para conocer puntos más débiles, cómo posicionarse sobre el campo, etc. Hay futbolistas que son como una prolongación de entrenador sobre el campo, y él era uno de ellos.

Regresó de nuevo a tierras pucelanas, por segunda ocasión, y elegiste Valladolid como lugar para retirarte como futbolista ¿Es una ciudad especial para ti?

Me pasó un poquito como mi anterior etapa en Valladolid cuando me fui al Atleti. Estaba cansado del fútbol en aquella época e incluso tuve ofertas para haberme ido fuera. Por aquel entonces estaba Caminero en la dirección deportiva del Real Valladolid y realmente me insistieron en que fuera allí para intentar subir al equipo que estaba en Segunda. Se lo comenté a mi mujer y decidimos marchar hacia allí. Ascendimos a Primera creo que con récord, 8 jornadas antes de que terminase el campeonato, una barbaridad.

Valladolid es una tierra muy especial para usted

Sí, de hecho vivo allí. Es una tierra que siempre me ha acogido de manera fantástica. Siento el cariño y el reconocimiento de la gente. Creo que le debo mucho al club, a Valladolid.

Ese cariño es importante para cualquier futbolista

Exacto. Tener a la gente de tu parte, para un jugador de fútbol, es una pasada. La única manera de que esto ocurra, es implicándote, involucrándote y rindiendo en el terreno de juego.

Quedaban dos partidos para que concluyera la Liga y el Valladolid se jugaba la vida. Se entrenó al margen del grupo (durante 9 jornadas) debido a unas molestias crónicas en el primer dedo del pie derecho, pero aún así jugó infiltrado contra Sporting y Betis ¿Cómo vivió in situ aquellos momentos?

Fueron momentos muy complicados porque al final el fútbol es una pequeña película. Hay mucho actor principal pero también mucho actor secundario. Me jugué el físico por defender al club e intentar que no descendiésemos y salió bien. Pero creo que a mí esos dos últimos partidos me acabaron de destrozar el dedo. Acabé contrato, me hicieron una oferta de renovación pero por una serie de circunstancias pensé que lo mejor era dejarlo. Entre que no estaba bien de mi dedo y que hoy en día tienes que estar al 100% para competir en Primera División, decidí no seguir. Hay gente que comenta que me equivoqué, que tenía que haber seguido y haber aceptado la oferta de renovación.

"El 'Cholo' ha sido entrenador desde que tenía un año, es un enfermo del fútbol. Vive por y para este deporte"

¿Fue realmente la lesión lo que motivó su retirada entonces?

Hubo alguna cosita más por ahí, pero principalmente fue eso.

Se retiró hace 5 años, tenía 34 ¿Fue de las decisiones más duras de su vida?

Sí, fue muy dura sin duda, la tomé en aquel verano que comentábamos anteriormente

Toda su carrera futbolística la desarrolló en España, ¿tuvo oportunidades de haber salido a jugar en una Liga extranjera?

Clubes realmente no sé quiénes fueron porque no quería escuchar esas ofertas. A día de hoy, con mi agente, nunca hablé de eso. No quería saber nada porque dentro del fútbol hay mucha gente alrededor que a mí no me interesa. A mi representante por aquel entonces le dije que no quería saber nada de nadie. Que él lo que tenía que hacer era negociar la salida del Atlético de Madrid aquel año y nada más. Solo de equipos nacionales, nada de extranjeros, ni me interesa.

¿Le hubiera gustado pasar algunas temporadas fuera de España?

No. Soy un tío muy de aquí. He tenido la suerte de jugar en Madrid-Valladolid-Madrid-Valladolid (ciudades). Soy muy familiar, de casa...antepongo eso a otro tipo de cosas.

También nos han contado que tiene mucha pasión por el mundo vinícola... ¿no es así?

Desde chiquitito veía a mi abuelo cómo recogía uva para consumir durante el año, a pesar de que el vino que se hacía por la parte nuestra de Segovia era un auténtico desastre. Pero siempre se consumía vino en casa. Y cuando llegué a Valladolid en el año 1997, conocí a un bodeguero muy importante, a Javier Moro. Fue él quien me empezó a meter en el mundo del vino. Y en el año 1999 me hizo una propuesta para invertir en una bodega en Cepa. Y desde entonces me declaro un “enamorado del vino”, cada vez me gusta más.

¿Esa participación bodeguera se ha hecho también con diferentes jugadores de fútbol?

En nuestra bodega ha entrado ahora Gabi, el capitán del Atlético de Madrid porque también le apasiona el vino.

"Al final el fútbol es una pequeña película. Hay mucho actor principal pero también mucho secundario. Me jugué el físico por defender al club (Valladolid) e intentar que no descendiésemos y salió bien"

¿Cómo le surge la posibilidad de ser comentarista de los partidos del Atlético de Madrid en Champions en TVE?

Al final en la “maratón del fútbol” conoces a un montón de gente y si eres un tipo normal y sensato, al final te rodeas de buena gente. Tuve la suerte conocer a un chaval fantástico con el que tuve muy buena amistad, y cuando dejé de jugar profesionalmente, él siempre estuvo ahí también, él es un encargado de televisión y fue el que me lo propuso. Al principio iba un poquito con respeto, pero esto es como todo, “como tu primera entrevista”. Pero bien, estoy contento y eso también me permite estar en contacto con el fútbol, con el deporte, con los chicos.

¿Dónde se siente más a gusto? ¿Dentro del campo o fuera retransmitiéndolo?

Supongo que cuando haga 15 retransmisiones más, estaré súper a gusto. Dentro del campo a veces no se está del todo cómodo. Pero cuando estás ahí arriba lo ves todo perfecto, con tu refresco, se está genial. Te permite viajar, conocer otros sitios...

La relación con Juan Carlos Rivero, ¿qué tal es? ¿Le ha dado algún consejo?

Juan Carlos es un fenómeno, un maestro. Me ha ayudado un montón. La verdad es que la primera vez que es cuando fuimos a Oporto, “me soltó ahí a torear”. Y cuesta al principio porque no sabes cómo tienes que entrar, cómo intervenir. Pero ojalá pueda hacer la final de la Champions si se clasifica el Atleti.

Dando su opinión como comentarista... ¿cómo cree que afronta el Atlético de Madrid el partido de vuelta de la Champions frente al Chelsea?

Creo que el partido de vuelta va a ser un calco al de ida, muy parecido. Estamos matando a Mourinho por el planteamiento que hizo en el Calderón pero es que al final en el fútbol cuando hay una eliminatoria a doble partido, los entrenadores hacen el planteamiento que ellos quieren. Yo estoy convencido de que si el primer partido hubiese sido en Stamford Bridge, ‘Cholo’ hubiera hecho un planteamiento un poquito más conservador. La eliminatoria está a un 50% y creo que el partido de Londres va a ser muy parecido a este. Por lo tanto creo que el Atleti tiene más posibilidades de pasar que el Chelsea.

"Yo estoy convencido de que si el primer partido hubiese sido en Stamford Bridge, Simeone hubiera hecho un planteamiento un poquito más conservador"

¿Tiene serias posibilidades el Atleti de plantarse en la final?

Sí porque creo que el equipo está muy mentalizado para conseguirlo. Creo sinceramente que este es el año del Atleti, y que va a estar en la final por fútbol.

Y del planteamiento de Mourinho que tantas vueltas está dando, ¿qué le parece? ¿Le sorprende?

Me parece que no es fácil jugar a eso. La gente se piensa que por estar atrás, es menos complicado. Lo dije el otro día en antena, que es igual de lícito jugar como juega el Madrid o el Barça, a cómo lo hace el Chelsea. Todo tiene su porqué. Y que la gente no se piense que meterse atrás 10, es sencillo. Eso requiere esfuerzos y concentración máxima. A mí personalmente no me gusta, pero si tú o yo fuésemos Mourinho, a lo mejor hubiésemos hecho igual. Aunque hubiese podido jugar Hazard, el planteamiento hubiera sido el mismo. Cuando Mourinho ganó la Champions con el Inter, jugaba a lo mismo. Cuando lo hizo con el Oporto, con un poquito más de fútbol pero la ganó. Al final, cuando uno tira de historia, la gente se acuerda de los campeones.

¿Se anima a dar un resultado para el partido de vuelta?

0-1 o 1-2, más que nada porque como haya un empate, me puede dar algo.

¿Qué equipos le gustaría que estuviesen en la Final de Champions?

Lo ideal sería ver una final española: Atlético de Madrid – Real Madrid. Yo como atlético, me gustaría que estuviesen los dos, pero condición ecuánime que la gane el Atleti evidentemente.

Test Personal | José Antonio García Calvo

¿Qué le hace feliz?

Mi gente, mi familia, estar con mis amigos

Su mejor virtud

Constancia

Su peor defecto

Soy un poquito cabezota

Su mayor temor

Ver sufrir a mi gente

Un ídolo

Todo el mundo diría que su principal ídolo es su padre, pero creo que el mío es mi hijo Mario

¿Qué cualidad valora más es una persona?

La sinceridad y la lealtad

Una comida

Un cuarto de lechazo, unas buenas chuletillas

Una bebida

El vino

Un libro

“La sombra del viento”, de Carlos Ruiz Zafón

Una película

“La vida es bella”, de Roberto Begnini

Una canción

“Infinito”, de Enrique Bunbury

Un deporte

El fútbol

Un estadio de fútbol

El Estadio Vicente Calderón

Un hobby

La música

Un jugador de fútbol para recordar

Leo Messi

Un jugador de fútbol para olvidar

Raúl González Blanco. No para olvidarlo como persona porque es amigo mío pero porque no sabías por dónde te iba a salir en el campo, dónde iba a estar

Un lugar para vivir

El Bierzo

Un lugar para visitar

Cartagena de Indias

Un sueño

Que mi familia se encuentre siempre bien, esté yo o no lo esté. Ese es mi sueño

VAVEL Logo