Diego, un nombre dorado en la historia del Atlético de Madrid
Foto: Apo Caballero - VAVEL.com

El destino es muy caprichoso y más aún cuando se trata del Atlético de Madrid. El pasado sábado, Godín anotó de cabeza el gol que le dio a su equipo el décimo título de Liga. Un preciso remate que batió a Pinto y llenó de euforia la hinchada colchonera.

Si echamos la vista atrás, nos podemos dar cuenta de que 'Diego' es un nombre que está ligado completamente a la reciente y victoriosa historia del Atlético de Madrid. Curiosamente esta racha de títulos del conjunto rojiblanco la inició otro uruguayo, Diego Forlán, en el 2010.

Forlán rompió la sequía de catorce años sin títulos

El Atleti atravesaba una de las peores rachas de su historia, catorce años sin títulos eran toda una eternidad para una afición tan fiel a unos colores, tan fiel al sentimiento rojiblanco. Año tras año las decepciones se acumulaban pero entonces llegó el uruguayo Diego Forlán.

El entonces '7' del Atlético de Madrid acabó con la terrorífica racha de su club y le dio su primera Europa League el 12 de mayo de 2010 en Hamburgo. El uruguayo anotó los dos goles de su equipo para tumbar al Fulham, el segundo de ellos en la prórroga en el mágico minuto 116.

Diego Ribas sentenció la segunda Europa League

En los últimos años, tanto afición como cuerpo técnico del Atlético de Madrid siempre se quejaban de una cosa, de la falta de un '10' que le aportara al equipo la magia necesaria para llevar el peso de los partidos y conectar mejor centro del campo y delantera.

Diego Ribas llegó cedido del Wolfsburgo para acabar cumplir con ese requisito. El jugador brasileño cuajó una magnífica temporada e hizo vibrar a la parroquia rojiblanca. La guinda fue su gol en la final de la Europa League de Bucarest que el Atleti ganó al Athletic, el mediapunta anotó un golazo para colocar en el marcador el 3-0 definitivo.

Diego Costa rompe con el gafe contra el Madrid

Uno de los triunfos más celebrados por la hinchada colchonera fue la Copa del Rey del pasado 17 de mayo de 2013 en el Santiago Bernabéu. Aquel mágico día el Atlético de Madrid derrotó a su eterno rival en su propio feudo y acabó con una racha de 14 años sin poder ganar a los blancos.

El hispano-brasileño Diego Costa fue vital en aquel triunfo ya que anotó el gol del empate que metió a su equipo de lleno en la pelea por el título. Ya en la prórroga, Miranda certificó la victoria de los suyos con un cabezazo en el primer palo.

Godín consigue la décima Liga en el Camp Nou

El último Diego tocado por una varita fue el central uruguayo Diego Godín. De sobra es por todos conocido que el pasado sábado le dio a su equipo la Liga tras cabecear a la red un saque de esquina lanzado por Gabi.

El central ha cuajado una magnífica temporada en la que además de mostrar una tremenda solidez defensiva, ha anotado varios goles en jugadas a balón parado. Uno de los pilares del actual Atleti campeón.

Simeone, la clave de todo

Pero por encima de todos los Diego y de cualquier otro nombre que se le ponga por delante, hay un nombre propio sin el que no sería posible explicar la reciente historia del Atlético de Madrid: Diego Pablo Simeone.

Como jugador, el argentino anotó un gol en el último partido de Liga ante el Albacete que le dio el título liguero a su equipo en la temporada 1995/96 pero el 'Cholo' se reservó lo mejor para cuando volviera años más tarde a la que siempre ha sido y será su casa.

Simeone fue contratado por el club para evitar el enésimo fracaso deportivo, en aquella ocasión provocado por la pésima gestión de vestuario de Gregorio Manzano. El equipo se encontraba a tan solo cuatro puntos del descenso y acababa de ser eliminado por el Albacete, un 2aB, en Copa del Rey. Una situación dramática para un club tan histórico como es el Atleti.

Poco más de dos años y medio después, el club ha vuelto al lugar de donde nunca debió salir. Europa League, Supercopa de Europa, Copa del Rey y Liga son los títulos que ha conseguido el 'Cholo' para el equipo del Calderón. Una metamorfosis absolutamente espectacular que solo se puede explicar con tres cosas: humildad, trabajo y pasión por una camiseta.

VAVEL Logo