FC Barcelona 2013/14: José Manuel Pinto
Pinto en una imagen de archivo (Foto: Antonio L. Juárez / VAVEL)

Durante las siete temporadas que ha defendido la camiseta azulgrana, José Manuel Pinto siempre ha aceptado el rol de suplente en beneficio de Valdés, que prácticamente disputó todos los partidos ligueros. Esta temporada ha sido muy diferente a las anteriores.

Tras el verano, los azulgranas iniciaron la temporada 2013/2014 ganando la Supercopa de España, al empatar 0-0 en el partido de vuelta frente al Atlético de Madrid y hacer bueno el 1-1 de la ida, gracias a un gol de Neymar. Pinto no jugó ninguno de los dos partidos y parecía que el portero gaditano vería su protagonismo reducido a la Copa del Rey.

Debut en Liga

Una lesión de Valdés en noviembre en un compromiso internacional de España ante Sudáfrica, permitió a Pinto volver a la titularidad durante los últimos meses del 2013. Su debut en Liga fue en el Camp Nou ante el Granada, donde los hombres de Martino ganaron por un contundente 4-0. Pinto superó con buena nota el partido y estuvo seguro bajo los palos. Tuvo poco trabajo, pero cuando se le requirió ahí estuvo.

También participó en otros tres partidos de Liga: la primera derrota del equipo en Liga en San Mamés frente al Athletic de Bilbao, el triunfo ante el Villarreal en el Camp Nou, y la victoria en el Coliseo Alfonso Pérez de Getafe. Aunque recibió dos goles, los azulgranas consiguieron remontar un partido que terminó 2-5.

Titular también en Champions

Durante la ausencia de Valdés, también fue titular en dos partidos de Champions. Su debut en la Liga de Campeones fue en la visita al Ajax de Ámsterdam que acabó con derrota para los azulgranas. El gaditano rompió así una racha de cuatro partidos imbatido en la máxima competición europea. A pesar de los tantos que recibió, estuvo acertado bajo los palos y sacó otros tres goles, prácticamente, cantados durante los primeros 45 minutos. En la segunda mitad no tuvo trabajo, gracias, en parte, a la recuperación del Barça.

También ha formado parte de la goleada en el Camp Nou al Celtic de Glasgow por 6-1, que sirvió a los culés para hacerse con el liderato del Grupo H de la máxima competición europea.

El regreso de Víctor Valdés a la portería para el primer partido liguero del año volvió a relegarle a la suplencia en Liga y a la titularidad habitual en Copa. A pesar de algunas intervenciones de mérito, la defensa se ha mostrado más vulnerable e insegura de lo habitual cuando Pinto ha estado bajo palos. Ni siquiera en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey contra el Cartagena se vivió una tranquilidad absoluta, ya que el equipo cartagenero se adelantó en el marcador.

Sin embargo, con Pinto en la portería del Barcelona, el equipo volvió a desarrollar en parte un juego más parecido al de la época de Tito Vilanova, con menos juego directo y más asociaciones en corto.

Vuelve a la titularidad

El pasado 26 de marzo se vivió una noche de angustia en Can Barça durante el partido ante el Celta de Vigo. Victor Valdés abandonó el terreno de juego en camilla y con lágrimas en los ojos tras sufrir una grave lesión: rotura del ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha. Con ventaja en ese momento en el marcador, Pinto entró a sustituirle ante el nerviosismo de la afición azulgrana, que veía con incertidumbre su rendimiento debido a su condición de suplente. El gaditano sin embargo tuvo dos paradas magistrales durante el encuentro y el Camp Nou le aplaudió y le apoyó.

Pinto encontró una oportunidad única de defender la portería azulgrana como titular en el tramo decisivo de la temporada. Ante Celta y Espanyol dejó su portería a cero, realizando incluso paradas de mérito. Pero el reto de cubrir la baja de Valdés fue muy duro.

El equipo cayó eliminado en los cuartos de la Champions frente al Atlético de Madrid, en un partido de vuelta donde Pinto se contagió de la inseguridad defensiva. Pinto se mostró impreciso en algunas de las llegadas del Atlético. A pesar de esto, también tuvo buenas paradas, pero fueron insuficientes para evitar la eliminación.

Tampoco pudo conseguir la Copa del Rey, competición que el andaluz disputó siempre (con Guardiola, Tito Vilanova y Tata Martino). Los azulgranas perdieron la final el pasado 16 de abril en Mestalla frente al Real Madrid por 1-2. Y también vio cómo se escapaba la Liga en la última jornada frente al Atlético de Madrid.

Despedida como azulgrana

Hace unos días se hacía oficial la no renovación del portero de Puerto de Santamaría tras siete temporadas vistiendo la camiseta azulgrana. Durante este tiempo ha jugado un total de 90 partidos entre todas las competiciones en los que ha encajado 74 goles, una cifra que se traduce en una media de 0,82 goles recibidos por partido. A sus 38 años, Pinto abandona el Barcelona con un palmarés envidiable: 4 Ligas, 2 Ligas de Campeones, 2 Copas del Rey, 2 Supercopas de Europa, 4 Supercopas de España y 2 Mundiales de clubes.

VAVEL Logo