Real Madrid 2013/14: Ángel Di María
Fotomontaje: Dani Mullor / VAVEL.COM

Si hubiera que describir con un jugador la temporada del Real Madrid, ese es Di María. Su trabajo incansable, su adaptación al mediocampo de Carlo Ancelotti y su calidad en el tramo ofensivo, hacen de El Fideo, uno de los protegidos de la hinchada madridista.

El comienzo de la campaña 2013/2014 fue ciertamente difícil para el argentino. Su posición en el campo la temporada anterior había sido la de interior diestro, pero con la llegada de Gareth Bale e Isco al equipo, su titularidad parecía en principio complicada. Sin embargo, la salida de Özil en el tramo final del mercado de fichajes, devolvió la esperanza a Di María, que decidió quedarse en el equipo para luchar por un hueco en el once de Ancelotti.

Se asienta en el once

Tras las probaturas en el esquema realizadas por el técnico italiano en los primeros encuentros, finalmente se decidiría por el 4-3-3. En este sistema parecía difícil la entrada de Di María, ya que las posiciones de interiores estaban reservadas a Ronaldo y Bale. Lo que no mucha gente esperaba era que El Fideo se asentara en la posición de volante, acompañando a Modric y Xabi Alonso.

Dani Mullor / VAVEL.COM

Este puesto sería muy combatido por otros compañeros, como es el caso de Isco, Casemiro e Illarra. El primero partía como la estrella joven e ilusionante que hacía las delicias de la grada. El segundo había sido la gran revelación de la pretemporada y el tercero era el claro sustituto de Xabi Alonso y una apuesta más defensiva para compensar el poder ofensivo del resto de jugadores.

Sin embargo, a lo largo de las primera jornadas y sobre todo, de la primera vuelta, Ancelotti se decantó por Di María para este puesto. El argentino le devolvió la confianza con su característico desgaste por el equipo y sin olvidar la calidad que tiene en su bota izquierda.

Polémica acción en el peor tramo de la temporada

La primera vuelta del Real Madrid, sobre todo en Liga, fue algo decepcionante y esto se notó en varios jugadores, como es el caso del argentino. Di María tuvo un gesto bastante descortés con el público del Bernabéu al tocarse los genitales al ser sustituido en el encuentro frente al Celta a principios de año. Esta acción fue muy criticada por la prensa y la hinchada, pero su esfuerzo y ganas posteriores le resarcieron de este fallo.

Tramo final determinante

Tras este inicio dubitativo, el Real Madrid realizó una segunda vuelta espectacular, consiguiendo remontar en Liga a Atlético de Madrid y Barcelona y avanzando rondas sin parar en Copa y Champions. Esta mejoría del equipo también se notó en Di María. El argentino volvió a demostrar de lo que es capaz y fue determinante en muchos encuentros, sobre todo con asistencias a la llamada BBC. Solo en Liga ha sumado esta temporada 15 pases de gol.

Pero lo mejor del jugador que este verano disputará con Argentina el Mundial de Brasil ha sido su tramo final de la temporada. Su aportación al equipo en los momentos importantes ha sido brutal. Solo hay que recordar el gran papel que tuvo en la consecución de la Champions League frente al Atlético el pasado 24 de mayo, donde fue además nombrado “Jugador del Partido”.

Dani Mullor / VAVEL.COM

Lo que parece que al menos se ha ganado el argentino durante esta temporada es el reconocimiento y el respeto que el último año había perdido en parte, aún más con la llegada de Bale. Es bastante improbable que Florentino Pérez decida deshacerse de Ángel de cara a la próxima temporada.

Competición Partidos Minutos Goles Asistencias
Liga 33 2366 4 15
Champions League 10 735 3 5
Copa del Rey 7 570 4 2
VAVEL Logo