Resumen temporada de la SD Ponferradina 2013/2014: objetivo alcanzado con suspense
Resumen de la temporada 2013/2014 | Foto: SD Ponferradina

Con sufrimiento, dependiendo de resultados de terceros, la Ponferradina mantuvo la categoría pese a perder en la última jornada en Gran Canaria. El objetivo de la permanencia siempre estuvo al alcance de la mano para los bercianos, que sufrieron un bache mediada la segunda vuelta. Una vez superado el mal momento, la noticia negativa de Saúl sirvió como aliciente más que suficiente para la plantilla para continuar luchando con más garra todavía. Riazor fue el punto de inflexión, y en la recta final algunos tropiezos inesperados demoraron la consecución de la salvación hasta el último partido.

Hubo varios cambios en la plantilla respecto a la que consiguió acabar en séptima posición en la temporada 2012/2013, pero a pesar de las modificaciones, la meta seguía siendo mantener la categoría. Llegaron jugadores con algunas temporadas disputadas ya en Segunda como Óscar Ramírez, Marquitos o Alberto Aguilar y otros provenientes de Segunda B buscando una oportunidad para brillar, como Javi Lara.

En puestos de ascenso con un gran Fofo

Pese al comienzo desgraciado en el Nuevo Arcángel, en el que el Córdoba venció en el descuento, la Ponferradina se rehizo y cuajó cinco jornadas consecutivas sin perder. Venció al Sabadell, al Alcorcón y goleó al Hércules en el mejor resultado de toda la temporada. Además consiguió un punto contra el Sporting, equipo llamado a luchar por el ascenso directo, y el Murcia.

Tras ese gran inicio, la Deportiva se ubicó en segunda posición, algo impensable a principio de temporada pero que ilusionó a toda la afición. Los resultados tuvieron un culpable: Fofo. El delantero empezó en gran forma la campaña y llevaba cinco goles en las seis primeras jornadas. Siguió sumando y en la 13ª jornada ya contaba con ocho dianas en su casillero individual. La puntería se le acabó y, hasta el último mes de competición no volvió a tener suerte en la faceta goleadora.

Vuelta a la realidad</h2>  <p>Poco a poco, la Deportiva fue perdiendo puestos y colocándose en una<strong> posición más acorde a lo esperado.</strong> Seguía sumando, sobre todo en El Toralín, donde ganó al filial blaugrana y al Recreativo, que llegaba a Ponferrada como líder destacado y que, tras esa derrota, empezó a caer sin paracaídas. Además el conjunto de Claudio Barragán arañó sendos empates en el Alfredo di Stefano y en Mallorca. Mientras, las<strong> derrotas </strong>empezaban a llegar y <strong>todas ellas por la mínima</strong>. Mirandés, Zaragoza y Tenerife fueron los equipos capaces de derrotar al cuadro berciano.</p>  <p>Tras la goleada al Hércules se sucedieron <strong>una serie de partidos con dificultad para materializar las ocasiones de gol. </strong>Parecía ser algo temporal, y así fue.<strong> Tres goles en cinco partidos</strong> que se subsanaron con la mencionada visita del decano del fútbol español a El Toralín. Se saldó el partido con 3-1 y una efectividad pasmosa. Para confirmar la recuperación goleadora los bercianos marcaron dos tantos en Palma de Mallorca.</p>    <h2>'Derbis' para olvidar</h2>  <p><strong>El calendario había sido caprichoso y puso dos fechas marcadas en rojo para todos los aficionados de la Ponferradina seguidas.</strong> En la primera vuelta serían <strong>Lugo y Deportivo de la Coruña</strong> los encargados de visitar Ponferrada en apenas siete días. Los seguidores lucenses viajaron en masa cruzando Los Ancares para animar a los rojiblancos, que vencieron con facilidad.</p>  <p>De A Coruña también se desplazaron más de mil aficionados para colorear aún más las pobladas gradas de El Toralín de azul y blanco. La igualdad reinó durante los noventa minutos, pero un dudoso penalti sobre Luisinho le dio la oportunidad a Culio de transformarlo y el argentino no perdonó. <strong>Dos partidos en casa y dos derrotas sin ni siquiera anotar un gol</strong> dejaron a la Deportiva en tierra de nadie.</p>  <p>Lejos de lo que podría parecer al estar en decimotercera posición, aún tenía cerca las posiciones de play-off pero también el descenso. <strong>La igualdad era total, toda la clasificación estaba comprimida en pocos puntos y el único que estaba descolgado era el Castilla.</strong> Parecía que iba a ser una temporada histórica por la igualdad, pero aún había tiempo para que se desmenuzase la tabla clasificatoria según pasasen las semanas, algo que tardó mucho en ocurrir.</p>  <h2>Recuperación para finalizar la primera vuelta</h2>  <p>La cifra de <strong>50 puntos </strong>que suele usarse como salvavidas esta temporada parecía no ser suficiente, por lo que a mitad de temporada, llevar 25 puntos no era un seguro. <strong>La Deportiva sobrepasó esa cifra al término de la primera vuelta. Alcanzó 28,</strong> que le dejaron a tres puntos del play-off, equidistante del descenso marcado por el Alcorcón. Empezó 2014 y con ello <strong>se dejaba atrás el mejor año de la historia de la Ponferradina, el 2013. Un año marcado por la permanencia en Segunda por primera vez en los más de 90 años del club berciano.</strong></p>    <p>Tras las derrotas contras los equipos gallegos, la visita a Álava se saldó con un empate. Le prosiguieron las victorias contra el Eibar y el Real Jaén, con la derrota en Soria entre medias. Para cerrar la vuelta, dos empates: en Girona, con un penalti dudoso en el descuento, y ante Las Palmas em otro partido polémico por una acción anulada a Yuri. La afición se mostró muy insatisfecha con los arbitrajes de esas últimas jornadas.</p>  <p>Mientras, el <strong>mercado de invierno</strong> había empezado y <strong>la Deportiva decidió moverse.</strong> Firmó un lateral izquierdo, Bellvís, procedente de Celta de Vigo, y a Berrocal, delantero que sustituía a Juanjo, que puso rumbo a Tenerife. En la portería también hubo trueque. Diego García se fue cedido al Elche Ilicitano y Raúl Moreno decidió ocupar la plaza de tercer guardameta en el equipo blanquiazul.</p>  <h2>Caída en picado y muchas dudas</h2>  <p><strong>El inicio de la segunda vuelta fue para olvidar.</strong> Dos victorias en doce jornadas fueron un bagaje muy pobre. Eso provocó que las <strong>dudas y los rumores se sucediesen en Ponferrada. El principal objetivo de las críticas era Claudio Barragán. </strong>Sin embargo, con el respaldo del presidente Silvano, continuó y consiguió el objetivo. Las victorias fueron contra el Murcia y el Zaragoza. Por otra parte, fueron seis las derrotas; Córdoba y Alcorcón en El Toralín y Hércules, Barcelona B, Tenerife (goleada por 5-0) y Recreativo en sus respectivos feudos. Además, los empates ante Sabadell, Sporting, Mirandés y Castilla, estos dos últimos en Ponferrada, hacían que la posición en la clasificación fuera cada vez peor.</p>  <p>El abultado resultado del Heliodoro Rodríguez López alarmó a los aficionados por la falta de actitud de los jugadores, mientras que <strong>Claudio Barragán seguía confiando en su plantilla,</strong> aunque tampoco se explicaba el bajón de rendimiento repentino. Aún así se encomendó al feudo ponferradino para conseguir la salvación, pero en primer lugar, <strong>necesitaba salir del descenso para no partir con desventaja en la recta final.</strong> Un gran partido contra el Mallorca sirvió para evitar las últimas cuatro posiciones, aunque le siguió otro partido deplorable contra el Lugo.</p>  <p>En el Ángel Carro, el guardameta rumano Dinu Moldovan no estuvo afortunado en dos de los goles lucenses. Dinu había contado con el apoyo y la confianza de Claudio Barragán en las tres jornadas anteriores, pero esa actuación le costó otra vez ceder el puesto al titular, a Roberto Santamaría, quien después de su paso por el banquillo, recuperó su mejor nivel.</p>  <h2>La noticia de Saúl, el punto de inflexión</h2>  <p><strong>Saúl Fernández estaba llamado a ser un hombre importante de la Ponferradina.</strong> Ya lo había sido la campaña pasada en la media temporada que estuvo pese a las lesiones, pero en esta, si estaba recuperado, iba a ser clave. En pretemporada decidió operarse de los tobillos, ya que podrían darle problemas y, las peores noticias salieron a la luz. Los plazos de recuperación se iban alargando hasta el punto en que tuvo que volver a pasar por el quirófano ya que uno de los tobillos no se había recuperado como se esperaba.</p>    <p><strong>El 22 de abril, </strong>Saúl, comparecía ante los medios para <strong>comunicar su decisión de abandonar el fútbol. </strong>Los médicos se lo recomendaban e, incluso, le advertían que le será difícil volver a caminar sin dolor. El asturiano se convirtió <strong>en ese momento en un tema de conversación, con objetivos motivadores</strong>, en el vestuario berciano. El propio Saúl viajó a Riazor para apoyar a su equipo ante sus excompañeros y Claudio Barragán le aludió en la charla prepartido: <strong>“Saúl, ¿qué darías por salir al campo a jugar?”. Eso caló en los jugadores, que consiguieron una goleada histórica en Riazor.</strong></p>  <p>A la victoria contundente contra el Deportivo le siguió el partido contra el Alavés, importante al tratarse de un rival directo. Remontada y <strong>47 puntos con cinco partidos por delante.</strong> El empate ante el Eibar en Ipurúa hizo que la Deportiva estuviera a pocos puntos de certificar la permanencia, pero hasta que no fuera matemática no se daba por hecha.</p>  <h2>El Toralín no fue el fortín habitual</h2>  <p><strong>Se le escaparon puntos a la Deportiva ante el Numancia y el Girona.</strong> El equipo catalán, además, necesitaba vencer para poder seguir con opciones de permanecer y lo hizo ante una <strong>Ponferradina confiada con el empate.</strong> Antes de ese partido, consiguió tres puntos más que importantes en Jaén, ante otro rival directo. El partido serio de los hombres dirigidos por Claudio Barragán tuvo premio con el fallo de René, guardameta del equipo jienense, que aprovechó Berrocal muy oportuno.</p>  <p>Y llegó la última jornada. <strong>Muy pocas opciones tenía de descender la Deportiva, que contaba ya con 51 puntos.</strong> Una carambola estrambótica tendría que ocurrir para que la Ponferradina volviera a la Segunda B. No ocurrió, pero <strong>estuvo cerca.</strong> Pese a adelantarse en dos ocasiones, Las Palmas supo darle la vuelta al marcador. Al final, en el Estadio de Gran Canaria <strong>ambos equipos estaban contentos, los dos cumplían su objetivo. El de la Ponferradina: poder estar en la Liga Adelante, en el fútbol profesional, una campaña más.</strong></p>  <h2>Se avecinan cambios</h2>  <p>Pocos días más tarde de la consecución de la meta marcada a principios de temporada, el entrenador de las tres últimas campañas y media, <strong>Claudio Barragán, decía adiós</strong>. Se despide de la Deportiva, dejando vacante la plaza de entrenador. Además, <strong>muchos jugadores acaban contrato</strong>, por lo que el verano estará lleno de cambios. Otro será el puesto de <strong>director deportivo</strong>, ya que Tomás Nistal desempeñará otra función en el club. Una vez se sepa el nombre del director deportivo, llegará el entrenador y, conseguido eso, se empezará a confeccionar la plantilla de la Ponferradina para la <strong>campaña 2014/2015, la tercera consecutiva para un equipo berciano que, a cada paso que da, está haciendo historia. </strong></p>   </section><div class=