Treinta años del único título pucelano
Pepe Moré levanta el título de la Copa de la Liga. (Foto: realvalladolid.es)

Treinta años se cumplen del mejor día de la historia del Real Valladolid, la consecución de la Copa de la Liga tras una épica eliminatoria frente al Atlético de Madrid. El único título de un equipo que cuatro años más tarde a punto estuvo de llevarse la Copa del Rey, pero el Real Madrid despertó del sueño a los castellanos.

Actualmente la Copa de la Liga es un título que ya no existe dentro del fútbol español, pero en su día era una competición que daba la oportunidad de jugar la UEFA al equipo ganador, por tanto esta fue la puerta que el Real Valladolid abrió para poder entrar en la competición europea. Esta fue una de las principales motivaciones que tuvo el cuadro pucelano según cuenta el expresidente Gonzalo Alonso: "Hablé con ellos y les comenté la importancia de que el Pucela jugase en Europa, que se lo tomaran lo más en serio posible".

El camino

Para poder colarse en la final, el Real Valladolid tuvo que eliminar a equipo como Zaragoza, Sevilla y Betis para poder enfrentarse al Atlético de Madrid en una eliminatoria que se jugaría a doble partido. De la eliminatoria frente al Betis se guardan muchas anécdotas como la de Paco Fortes, del que el entrenador bético dijo que era un jugador de 20 minutos. Fortes marcó el gol decisivo tras salir en el descanso y lo celebró con rabia delante del banquillo bético, está es una de las anécdotas más recordadas según cuenta el exjugador pucelano García Navajas.

La final

El último escollo para levantar la copa era la eliminatoria frente al Atlético de Madrid, que se tuvo que resolver en el José Zorrilla ya que a pesar de las muchas ocasiones que tuvieron los castellanos en el Vicente Calderón el resultado de ida fue de empate a cero. El partido de vuelta en Valladolid fue acogido por un estadio abarrotado que por aquel entonces daba asiento a 33.000 espectadores y que presentaba un lleno absoluto. Al final de los 90 minutos se llegó con el resultado inicial lo cual llevó a los dos equipos a la prórroga, donde el Pucela consiguió imponerse por un contundente 3-0 con goles de Votava en propia puerta, Minguela y Fortes.

Así fue el camino que tuvo que recorrer el Real Valladolid para conseguir lo que hasta el día de hoy es el único título que decora las vitrinas pucelanas.

(foto: www.el-area.com)

VAVEL Logo