Jan Oblak: valentía y agilidad para defender a Simeone

Tras tres veranos contando con la cesión de Thibaut Courtois, el Atlético de Madrid ya ha encontrado a su nuevo portero, en propiedad tras abonar 16 millones de euros al Benfica, que defienda durante los próximos años la portería del Vicente Calderón. Se trata de Jan Oblak, un guardameta esloveno de 21 años que la pasada temporada se enfundó los guantes y sorprendió con sus características a la afición del Benfica. Hasta tal punto que ha sido considerado el mejor portero de la pasada temporada en el campeonato portugués.

Oblak no comenzó como un futbolista fijo en el once inicial para el entrenador Jorge Jesús. Estuvo a la sombra de Artur, el portero titular del Benfica, hasta que finalmente se lesionó en un partido contra el Olhanense en el Algarve. “Corría la 13ª jornada y desde entonces todo fue rodado”, cuenta José María García Nolé, antiguo compañero de VAVEL.com y experto del fútbol portugués, en su blog “Fútbol portugués desde España”.

“Tras 15 victorias en 16 jornadas, con Oblak en la portería el Benfica encajó solamente 5 goles. Lo llevó en volandas a su 33ª Liga”, apunta Nolé, que defiende la productividad de la cantera del Benfica a la hora de sacar buenos porteros. “Junto a hombres como Copetti, Mika o Bruno Varela, Oblak es un ejemplo de la calidad de los porteros que surgen del equipo B de Benfica. Toda una garantía”, señala.

A sus 21 años Oblak es internacional con Eslovenia y ha triunfado en el Benfica tras cuatro cesiones a Beira-Mar, Olhanense, Uniao de Leiria y Río Ave). Forma parte de su característica rebeldía, pues ya es el segundo verano que decide no presentarse a una pretemporada con el Benfica. Este acto obligó al Benfica y a Jorge Jesús a abrirle un procedimiento disciplinario la pasada temporada por forzar junto a su agente una situación en la que se argumentó que había finalizado su contrato con el conjunto de Lisboa.

Es un portero valiente en las salidas, ágil, que no vive de impresionar a la grada con palomitas innecesarias y que pese a su juventud, no suele tener errores de colocación, aunque sí los ha tenido a la hora de conjuntarse con la defensa benfiquista y quizás debería ser más resolutivo en el juego aéreo”, señala Nolé sobre las virtudes y los defectos de Oblak.

No obstante, Nolé señala que “superó con creces algunas pruebas de fuego en la temporada”. E indica que dejó la portería a cero en partidos como contra la Juventus en las semifinales de la Europa League, en la final contra el Sevilla FC, en la final de la Taça de Portugal o en los duelos frente al FC Porto y el Sporting de Portugal, dos de los tres equipos más punteros de Portugal.

VAVEL Logo