La Roteña no fue rival para el Cádiz (1-10)
Imagen: Cádiz CF

El Cádiz Club de Fútbol visitaba ayer el Estadio Puntas Vela de Rota para enfrentarse a la UD Roteña, equipo de Primera Andaluza, en su segundo encuentro de pretemporada.

El encuentro comenzaría cuesta arriba para los amarillos, con un equipo local muy motivado que incluso se adelantó primero en el marcador al aprovechar Expósito una falta de entendimiento entre Servando y Josete. Con Ricky Alonso, George, Tomás, Servando, Josete, Gerardo Navarrete, Juan Villar, Juanma Espinosa, Jona, Kike Márquez y Paco Olano en el terreno de juego, el equipo de Antonio Calderón logró empatar al transformar Juan Villar un penalti realizado por Cayetano sobre el propio jugador onubense.

Una vez logrado el empate, los cadistas se lanzaron a por la victoria, intentando jugadas elaboradas. En una de ellas, Jona cabecearía al fondo de las mallas un genial centro de George, tras una gran jugada colectiva. Minutos más tarde, Kike Márquez haría el tercero y el cuarto. Este último tanto desde los once metros, tras ejecutar una pena máxima de Hermida sobre Juanma Espinosa. Al borde del descanso, Jona colocaría el quinto gol tras un garrafal error defensivo del equipo roteño. 

En el descanso, el once cadista notó variaciones, pues pasaba a estar formado por Ricky Alonso, Óscar Rubio, Jon Ander Garrido, Pepe Castaño, Diego González, Javi Pérez, Fran Machado, Mantecón, José Mari, Kike López y Airam Cabrera, contando también con minutos jugadores como Fall, Galindo, Martins y Germán.

El joven José Mari se encargaría de reabrir el marcador en el segundo acto, siendo el séptimo del defensa Cayetano en propia puerta. Tras este gol en propia puerta, los roteños se encerraron en su área, con el objetivo de no encajar más goles, algo que no pudieron evitar, ya que Airam Cabrera hizo el octavo, Kike López el noveno y el décimo y definitivo tanto lo hizo el delantero canario, Airam.

Como curiosidad, en la recta final de la primera parte fue expulsado el jugador roteño Zafra, aunque tras el descanso, ambos entrenadores acordaron con el árbitro que se volviera a jugar once contra once.

VAVEL Logo