Real Oviedo - Real Valladolid: duelo de históricos en Luarca
El Pucela quiere mantener su buen nivel. (Foto: Real Valladolid).

Después de haber completado con éxito la preparación en Mondariz-Balneario, tanto en lo que se refiere a la realización de las duras sesiones de trabajo como a los amistosos disputados contra el Pontevedra y el Cultural Areas, los cuales se saldaron con triunfo blanquivioleta, toca confirmar esas buenas sensaciones en una nueva prueba de la pretemporada desarrollada por el equipo dirigido por Rubi. Los pucelanos retomaron los entrenamientos el pasado miércoles en la capital de Castilla, una vez que el cuerpo técnico considerara oportuno otorgar a los integrantes del primer plantel un par de días de descanso para recuperar energías.

La siguiente parada en el camino que va a recorrer el Real Valladolid en el periodo estival será el Real Oviedo, un conjunto histórico que se encuentra actualmente militando en la categoría de bronce del deporte rey a nivel nacional. Cabe recordar que los asturianos se han ganado con méritos propios el hecho de ser reconocidos como uno de los equipos mejor valorados del panorama nacional, especialmente en lo que hace alusión a la armonía existente entre su afición y sus futbolistas, además del ambiente de pasión y de entusiasmo que se ha vivido no hace tantos años en el terreno de juego del Carlos Tartiere.

El encuentro entre carbayones y vallisoletanos corresponderá a la XVII edición del Memorial Ramón Losada, un torneo en el que el club presidido por Carlos Suárez se ha convertido en un auténtico invitado habitual y del que guarda muy buenos recuerdos de las veces que ha participado. El equipo albivioleta acumula un total de cinco campeonatos conquistados en sus 12 participaciones, saldándose las siete restantes con el subcampeonato al no poder imponerse en tan prestigioso trofeo. La última ocasión en la que los castellanos levantaron dicho entorchado fue el año pasado, una cita en la que se vieron las caras con el Real Sporting de Gijón y donde los pupilos dirigidos por aquel entonces por Juan Ignacio Martínez salieron victoriosos en la fatídica tanda de penaltis.

La edición de este año acogerá sin ningún atisbo de duda un duelo realmente atractivo e interesante, un choque entre dos plantillas que estuvieron compitiendo durante mucho tiempo en la máxima categoría del balompié en España y que a día de hoy se encuentran inmersos en una zona que no hace justicia a los logros obtenidos en el pasado. El partido tendrá lugar el próximo sábado 2 de agosto, a partir de las 19 horas, en el campo de La Veigona, un escenario que está emplazado en la localidad asturiana de Luarca, un lugar que lleva acogiendo este campeonato de forma continuada desde el año 1997, con la única excepción de la edición no disputada en el año 2005.

Dos viejos conocidos

La primera vez que ambos conjuntos se vieron las caras fue en la fase de grupos de la Copa de S.M. El Rey Alfonso XIII, concretamente cuando corría la temporada 1924/1925, en la que fue una contienda muy igualada en tierras asturianas y que se saldó a favor de los intereses del bando local por la mínima ventaja en el electrónico tras la disputa de los 90 minutos (1-0). Posteriormente, sería la ciudad que vio nacer a Miguel Delibes la que acogería el encuentro de vuelta entre ovetenses y pucelanos, una confrontación que finalizó con tablas en el marcador después de varias alternancias en el luminoso (2-2).

La primera vez que ambos conjuntos se vieron las caras fue en la Copa de S.M. El Rey Alfonso XIII

El Real Valladolid no consiguió doblegar a la escuadra azul hasta la campaña 1948/1949, precisamente cuando se produjo la quinta jornada de la competición en la Liga española. El encuentro tuvo lugar a orillas del Pisuerga, donde se pudo respirar un aire de cierta revancha que pudo finalmente ser materializada gracias al acierto de los jugadores castellanos, si bien es cierto que el triunfo no estuvo exento de cierto sufrimiento. El cuadro blanquivioleta se impuso por dos tantos a uno merced a las dianas transformadas por Rafa Yunta y Mario, mientras que Solanas fue el encargado de perforar las mallas de la portería pucelana.

Aunque es evidente que el partido que pasó a la historia entre ambos clubes fue el que se celebró en la temporada 1995/1996 en Primera División, exactamente en el envite liguero número 41, un curso en el que se encontraban en liza un total de 22 plantillas compitiendo por aspirar a diferentes objetivos. El Pucela visitaba el Carlos Tartiere con la intención de garantizar la permanencia en dicha categoría, una misión complicada porque su rival permanecía en una tesitura prácticamente similar. No obstante, la afición visitante se volcó con sus ídolos y se desplazó en masa al norte de España, donde fueron testigos de un duelo cuanto menos atípico. El colegiado decretó la friolera de seis penaltis, cuatro a favor de los castellanos (marcados por Peternac) y dos para los asturianos (convertidos por Thomas Christiansen). Finalmente, el luminoso reflejaba al concluir el alocado choque un sorprendente 3-8, algo que fue meramente anecdótico porque lo importante es que los dos equipos pudieron evitar el infierno del descenso.

Objetivo: proseguir con la puesta a punto

Rubi y sus ayudantes seguirán apostando por su filosofía de repartir las cargas de trabajo en tandas de 60 / 30 minutos para los componentes del conjunto vallisoletano, por lo que el partido contra los carbayones servirá casi con total seguridad para comprobar la evolución y la mejoría en los aspectos físicos, técnicos y sobre todo tácticos en el juego de los castellanos. No se puede pasar por alto la cuestión de que el míster catalán es un individuo muy metódico en lo que alude a las jugadas ensayadas y de estrategia, además de que su finalidad es permitir que sus jugadores se vayan aclimatando con el paso de las semanas a su manera de entender este deporte.

Igualmente, será una buena forma de comprobar el progreso de las caras nuevas que han llegado durante este mes y medio a tierras pucelanas, unos futbolistas que ya han lucido la casaca albivioleta en el stage realizado en Galicia como André Leão, Roger Martí, Javi Chica, Samuel Llorca, Chus Herrero u Óscar Díaz. Y tampoco se puede obviar el más que posible debut de las dos incorporaciones que los pucelanos han llevado a cabo a lo largo de la última semana, dos hombres que han arribado al Estadio José Zorrilla con la esperanza de conquistar a la parroquia vallisoletana: David Timor, procedente de Osasuna, y Johan Mojica, llegado en calidad de cedido desde el Rayo Vallecano.

Después de jugar el Memorial Ramón Losada frente al Real Oviedo, el Pucela tendrá por delante otros cinco compromisos de pretemporada antes de dar por iniciada la competición oficial en la Liga Adelante. La jornada inaugural para los de Rubi será el próximo sábado 23 de agosto, desde las 19 horas, a orillas del Pisuerga para medir sus fuerzas con las del RCD Mallorca, un encuentro que será televisado por Canal +. La intención de todos los componentes de la entidad castellana es llegar en perfectas condiciones al enfrentamiento contra los baleares, por lo que los siguientes amistosos servirán para corroborar la correcta imagen desplegada por los blanquivioletas en Galicia. Guijuelo, Zamora, Eibar, Burgos y Rayo Vallecano serán los adversarios en la senda del Real Valladolid durante el resto del verano.

Posibles alineaciones

Los jugadores convocados por Sergio Egea para el encuentro del XVII Memorial Ramón Losada frente al bando vallisoletano son los siguientes: Esteban, Gorka, David Fernández, Sergio Rodríguez, Nacho López, Dani Bautista, Sergio Sánchez, Jonathan Vila, Susaeta, Eneko Fernández, Jon Erice, Señé, Lucas Ahijado, Mario Capelete, Borja Valle, Héctor Font, Omgba, Generelo, Cervero, Sergio García, Linares, Castiello, Colo, Ángel y Óscar.

Por lo que respecta a los pucelanos, Rubi ha citado a los mismos jugadores que se concentraron en el stage realizado en el balneario de Mondariz, con la salvedad de que Óscar sigue apartado del grupo por las molestias que padece en su tobillo, Carlos Peña, por su reciente paternidad y Sekou, convocado con su selección Sub20. La convocatoria está integrada por Julio, Dani Hernández, Chica, Valiente, Iván Casado, Carmona, Samuel Llorca, Jesús Rueda, Chus Herrero, Johan Mojica, André Leão, Sastre, Álvaro Rubio, David Timor, Anuar, Óscar Díaz, Bergdich, Jeffren, Omar, Jorge Hernández y Roger. Una de las incógnitas hasta el último momento será comprobar si Javi Chica ocupa definitivamente la demarcación de lateral izquierdo, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que hay dos futbolistas en la plantilla albivioleta que ocupan esa posición con mayor asiduidad (Peña y Mojica).

VAVEL Logo