Entrevista. David Medina: “No vengo a ser un líder, sino uno más del equipo”
David Medina disputa un balón en el amistoso frente al Burgos.

Se acerca la hora del almuerzo y a la tarde hay partido amistoso, pero David Medina es fiel a la cita acordada con VAVEL y atiende gustoso nuestra llamada. La conversación es fluida y amena y en todo momento, a pesar de que no se extiende en detalles, el centrocampista barcelonés del Sestao River demuestra una naturalidad y cercanía que contrasta con el carácter agresivo e intenso que le caracteriza en el terreno de juego. Se le nota cómodo en su proceso de adaptación a su nuevo equipo y su nuevo hogar, y a pesar de su veteranía, desborda la misma ilusión de aquel juvenil del Premià que debutaba en Segunda B hace catorce años.

P. Ha sido hasta el momento el último en llegar a Las Llanas, pero el pasado sábado, sin apenas entrenamiento, ya debutó en el amistoso que enfrentó al Sestao ante el Burgos, dejando además muy buenas sensaciones. ¿Cómo se vió en el campo?

R. En efecto. Acababa de llegar y sólo había podido completar el entrenamiento del viernes por la tarde. Sin embargo el míster decidió que jugara de inicio, y a pesar de llevar poco tiempo con la plantilla, creo sinceramente que no me salieron mal las cosas, como si llevara más tiempo con el equipo.

P. Nada más echar un vistazo a su trayectoria futbolística salta a la vista que es un jugador muy ligado al fútbol catalán. Natural de Barcelona, debutó muy joven en Segunda B en el año 2000/2001, en las filas del Premià, que se puede decir que es el equipo donde inició su carrera como futbolista.

R. Sí. Comencé en los infantiles del C.E. Premià, pasando a juveniles en la temporada 1998/99 . En mi tercer año como juvenil llegué a debutar con el primer equipo en Segunda División B, la temporada en la que descenderíamos a Tercera División. Los dos años siguientes ya subí definitivamente al primer equipo disputando con el Premia casi 70 partidos, lo que me sirvió para que, sin haber cumplido aún los 20 años, el Nàstic de Tarragona se fijara en mí

P. Ferrol, Tenerife y ahora Sestao han sido sus tres destinos deportivos fuera de Cataluña. ¿Cómo lleva el tema de las mudanzas a nivel personal y familiar?

R. Las mudanzas siempre son complicadas porque tienes que trasladar muchas cosas contigo: muebles, ropa, objetos personales… Sin embargo puedo decir que en todas partes donde he vivido hasta ahora me he encontrado como en casa. Apenas llevo instalado dos días pero creo que me estoy adaptando muy bien, con la ayuda de los compañeros, el entrenador y todos los que forman el vestuario y también con la de mi pareja, que me acompaña en esta aventura. Además vivo en los alrededores de Sestao, y me resulta bastante cómodo.

"Soy un jugador agresivo, de los que siempre presionan e intenta sacar el balón jugado"

P. Por su tipo de juego, con gran despliegue físico e inteligencia táctica, no exento de buen trato de balón, ¿le parecería adecuado definirle como un “centrocampista completo” o cree que hay alguna cualidad de su juego que merece destacarse sobre las demás?

R. Prefiero que sean los demás los que juzguen mi labor sobre el campo. Yo sólo puedo decir que lo intento todo en cada partido, una veces con suerte y otras sin ella.

P. Después de tantos años es la primera vez que juega en el grupo segundo. ¿Comparte la idea de que por sus características se adaptará sin problemas a las condiciones de juego que suelen predominar en los equipos del norte, o es de los que piensan que no hay tantas diferencias entre los equipos de esta categoría?

R. No creo que me influya el grupo ni la comunidad donde juegue. Pienso que me he amoldado bien a todos los equipos donde he estado, y que aquí, en menos de una semana, también lo estoy consiguiendo.

P. Por la posición que ocupa en el mediocampo viene a llenar el hueco importante dejado en este equipo por Pape Diamanka o, anteriormente, el gran capitán Ibon Larrazábal. Es de suponer que no le asusta el reto a alguien con “madera de líder” como usted.

R. Es verdad que he sido capitán en el Nàstic y también en el Tenerife, pero lo único que intento es hacer mi trabajo lo mejor que puedo, y ayudar a los compañeros.Pero yo no vengo a suplir a nadie ni a ser ningún líder, sino uno más. Aquí no hay individualidades que destacan, sino que entre todos formamos un equipo y aportaremos cada uno para ir sumando en bien del conjunto..

P. Con ese look rapado y esa forma de jugar tan intensa no sé si sabe que ya alguno de los aficionados que le vieron debutar en Medina el sábado le ha apodado el “Pitbull”. ¿Ha tenido otros apodos a nivel futbolístico?

R. Que yo sepa no. Lo del corte de pelo ya viene de lejos: llevo muchos años luciéndolo así porque me siento cómodo. En cuanto a mi estilo de juego, es cierto que soy un jugador agresivo, de los que siempre presionan y cuando tengo el balón intentar jugarlo.

P. Se puede decir por su curriculum que el Nàstic ha sido “su equipo”, tras seis temporadas y 160 partidos vistiendo sus colores en dos etapas. Paradójicamente fue el conjunto que eliminó a su actual club en los últimos playoffs de ascenso. Es de pensar que siguió la eliminatoria y que le serviría como buena referencia cuando le llegó la oferta del Sestao.

R. En efecto, ha sido mucho tiempo como jugador del Nàstic: ocho años con ellos, aunque con dos cesiones incluidas al Sabadell y al Ferrol. Tengo casa en Tarragona y pude seguir por TV los playoffs y la eliminatoria contra el Sestao. Por supuesto que me acordé cuando me llegó, entre otras, la oferta del River, de quien además tenía referencias por algún otro compañero.

P. Ya que hablamos de compañeros, junto a Jito Silvestre y Dani Guerrero forman por ahora el trío catalán en el vestuario del Sestao. ¿No sé si ya conocía a estos u otros compañeros de vestuario?

R. A Jito y Dani no los conocía como compañeros de equipo, pero sí como rivales, pues ya me había enfrentado a ellos más de una vez en el grupo 3 de Segunda B. Al que sí que conocía es a Egoitz Jaio, con quien coincidí en el Nàstic hace nueve años, la temporada que acabé marchando cedido al Sabadell.

"He logrado el ascenso en tres de los cuatro playoffs de ascenso que he disputado"

P. Viene precedido por la fama de jugador polivalente, que además de mediocentro puede jugar de defensa central. ¿Cree que la imprevista lesión de su compañero Cabero puede implicar que el entrenador empiece a contar con la posibilidad de hacerle jugar en el eje de la zaga?

R. Eso último no te lo puedo contestar yo sino el míster, que es quien decide el que juega y donde lo hace. Mi posición habitual es la de pivote defensivo pero también puedo jugar en el centro de la defensa, como por ejemplo lo hice en el Tenerife. Incluso de lateral derecho por las circunstancias lo he hecho en alguna ocasión. Donde el míster me diga ahí intentaré cumplir.

P. Ha vivido en estos dos últimos años momentos complicados a la hora de encontrar equipo. La temporada pasada, permaneció entrenándose al margen del grupo, y apartado de los entrenamientos hasta rescindir con el Tenerife, y no llegó a firmar por el Reus hasta el mercado de invierno. ¿Qué sucedió y cómo vive esos meses parado un futbolista que no había dejado de jugar hasta entonces?

R. Sucedió que tras dos temporadas en Tenerife el entrenador no contaba conmigo, pero la rescisión del contrato se demoró hasta varios días después de cerrarse el mercado de fichajes. Al haberse acabado el plazo, tuve que esperar a enero para incorporarme al Reus, donde jugué de titular casi toda la segunda vuelta menos los últimos cinco partidos.

P. Y esta temporada, quizá escarmentado por el período en blanco del año anterior, decide inscribirse en las IX Sesiones AFE, para las que fue convocado antes de haber encontrado equipo. ¿Puede describir cómo le fue esa experiencia y hasta qué punto le ayudó a fichar por su actual club?

R. Yo ya mantenía contactos con algunos equipos al empezar el verano, pero mientras se concretaba o no algo, consideré oportuno alistarme en las sesiones AFE para mantener un buen estado de forma cuando llegara al equipo que me quisiera. Aunque te esfuerces, no es lo mismo entrenar por tu cuenta a hacerlo en un grupo como éste. En mi caso he tenido suerte porque me seleccionaron, empezamos el 24 de julio, y a los tres o cuatro días de estar con ellos, llegó la oferta del Sestao, no me lo pensé dos veces y abandoné la concentración. Aun así me ha dado tiempo a valorar la experiencia y recomendársela vivamente a cualquier jugador que se encuentre sin equipo, porque verdaderamente te hacen sentir como si estuvieras en uno, además de ponerte en el “escaparate”.

P. Llega a un equipo como el Sestao, que se quedó privado de subir por el valor doble de los goles en campo contrario. Usted anotó el decisivo gol que devolvió al Tenerife a Segunda División en la ida de la final de los playoffs ante el Hospitalet. Se entiende que sabe lo que significa subir de categoría y lo complicado que resulta.

R. No soy jugador de marcar muchos goles al año, pero tuve la suerte de anotar el 3-1, un resultado que nos valió para ascender en el partido de vuelta en Hospitalet. Sin duda no puedo decir que me haya ido mal en mi trayectoria en Segunda B, pues jugué también playoffs con el Ferrol y con el Nàstic, y en total he logrado el ascenso en tres de los cuatro que he disputado. Ojalá sea una señal.

P.¿Cree que el Real Madrid Castilla es el rival a batir del grupo 2? Como ya se le insinuó a su compañero Álex Cacho con cierta ironía: ¿Se sacará una foto con Zidane cuando visite Las Llanas el 7 de diciembre?

R. El Real Madrid sólo por nombre ya lo dice todo, pero hay que ir partido a partido porque el año es muy largo. Vamos a intentar empezar bien y teniendo en cuenta que ningún partido será fácil. Admiro y reconozco lo que han sido para el fútbol nombres como Zidane, pero no soy de pedir fotos ni autógrafos ni nada parecido. Quizá sea porque a lo largo de mi carrera he tenido la suerte de compartir vestuario con futbolistas que han jugado luego en equipos de Primera División, y los observo como compañeros de profesión, como gente normal.

VAVEL Logo