Análisis RCD Mallorca: revolución institucional y deportiva
Valeri Karpin es el nuevo entrenador del RCD Mallorca | Foto: www.realvalladolid.es

Una conocida película, de un actor aún más conocido, llevaba por título En busca de la felicidad. Bien podría ser este el título de la ‘película actual’ del RCD Mallorca, aunque los bermellones no aspiran a tanto, al menos no directamente, pero sí se conformarían con una eventual tranquilidad. Esto, unido a la estabilidad institucional y los buenos resultados deportivos se antojan como el sustento principal de un club deportivo. Los pupilos de Valeri Karpin, a día de hoy, no cuentan con ninguna de estas bases. ¿Cómo se explica entonces la actual situación del equipo? Pues resulta, cuanto menos, complicado.

Seis temporadas, nueve presidentes

Lorenzo Serra Ferrer, dueño de la entidad, ha provocado un ir y venir de presidentes

El conjunto de Palma se encuentra en un estado de descomposición y fragmentación permanente. La reestructuración que padece el club desde hace varias temporadas, basada en la incertidumbre institucional, provoca que cada día sea un pequeño suplicio para el aficionado. En las últimas seis temporadas el club ha tenido nada más y nada menos que 9 presidentes, a saber: Vicenç Grande, Joaquín García, Mateu Alemany, Bartomeu Vidal Pons, Miquel Vaquer Gelabert, Jose María Pons Irazazábal, Lorenzo Serra Ferrer, Jaume Cladera y el actual, Gabriel Cerdá. Muchos de ellos ni siquiera completaron una temporada en el cargo, generalmente por desavenencias con la dirección del club comandada Lorenzo Serra Ferrer.

El futuro de la entidad

Dudú Aouate, a punto de tomar las riendas del club

La situación institucional en la actualidad es una incógnita y, en ese mar de dudas, ha surgido la figura de un grupo cuya cabeza visible es Dudú Aouate. El que fuera portero del equipo bermellón, ya retirado, ha mostrado un firme interés por hacerse con el control del club. En un reciente informe de Ernst & Young, la consultora encargada de verificar el músculo financiero de Aouate, se considera “indiscutible” la necesidad de realizar una “ampliación de capital” para garantizar la viabilidad del club. Aún no existen cifras confirmadas de la operación pero lo que parece seguro es que el ex portero deberá hacer frente al costo del porcentaje de acciones de Gabriel Cerdá y aportar, al menos, otros cinco millones de euros más para que el club sea viable. En este mar de negociaciones surge, de una vez por todas, el beneplácito de Lorenzo Serra Ferrer a dicha operación.

La ampliación de capital, requisito sine qua non para la viabilidad del club

Aun no hay decisión definitiva pero los representantes legales de las tres partes implicadas (Cerdá, Serra Ferrer y Aouate) acercan posturas a marchas forzadas.

Pero no queda ahí la cosa. Actualmente, Dudú Aouate ya trabaja como manager general del club, tomando decisiones muy importantes como la incorporación de Valeri Karpin como técnico o no contar, al menos de momento, con Miguel Ángel Nadal en la dirección deportiva. Aouate se postula, por tanto, como el futuro del RCD Mallorca. En cualquier caso, se espera que en los próximos días se defina de manera definitiva el futuro de la entidad.

Maremágnum en la dirección técnica

La inestabilidad en la dirección del club se ha trasladado, a modo de idas y venidas, a la dirección deportiva. El RCD Mallorca ha tenido un verano realmente movido en cuanto a fichajes se refiere.

El RCD Mallorca ha armado un equipo nuevo con 30 operaciones, aproximadamente, entre altas y bajas

Las bajas

Las salidas se debieron a finalización del período de cesión, por ejemplo en el caso de: Cadamuro, Iriney, Riverola, Razzagui, Geijo, Gerard Moreno o Thomas Partey. Otra de las razones fue la finalización de contrato, finalizaron su compromiso con el club: Hemed, Ximo Navarro, Kevin, Antonio López, Miguel García y Nunes. Y, por otra parte, cinco fueron los futbolistas que rescindieron contrato: Álex Moreno, Alfaro, Yeray Gómez, Nsue y Generelo. En total, nada más y nada menos que 18 bajas, a las que hay que sumar el retiro de Dudú Aouate. Por tanto, 19 futbolistas que se marchan, lo que se traduce en la necesidad de hacer un equipo absolutamente nuevo.

Las altas

La dirección técnica del club se ha puesto manos a la obra durante todo el verano para remodelar el equipo y, hasta ahora, se han realizado multitud de altas en la entidad bermellona. La mayoría de estos fichajes se han realizado en un mercado de jugadores libres, véase: Cabrero, Pau Cendrós, Truyols, Arana, Bustos, Markovic, Fofo y Gai Assulin. También han llegado cedidos Saborit, Alex Coeff y Scepovic, este último pasa por ser uno de los principales peligros del Mallorca de cara a esta nueva temporada.

Tantos cambios en la plantilla sirven para prever un inicio complicado de temporada, situación que deberá aprovechar la Unión Deportiva Las Palmas en el encuentro que se disputará este domingo en el Iberostar Estadio, para los más futboleros conocido como Son Moix.

Declaraciones

Pep Lluís Martí, santo y seña del RCD Mallorca, sirve como muestra del desconcierto veraniego por el que ha pasado el club balear. El centrocampista lamentaba el complicado verano que ha vivido “No ha sido el verano que hubiera esperado, creo que no lo merecía”, afirmaba el capitán del Mallorca en referencia a su situación durante el período y traspasos, en el que ha estado a punto de salir de la isla. “Ha sido un verano muy complicado por la situación que he vivido pero tienes que estar fuerte mentalmente, preparado para cuando te toque y no perder la ilusión”.

Pep Lluís Martí | Foto: www.futbolbalear.es

Martí afirmó que estuvo cerca de otros equipos pero prefirió esperar: “Tenía opciones de jugar fuera pero cuando apareció la posibilidad de jugar aquí acepté porque era lo que quería”.

Por otra parte, a pesar de la situación vivida, aseguró que su relación con Aouate, ahora mánager general del club, no variará: “No he hablado mucho con él pero lo haremos más adelante y seguiremos teniendo la misma amistad que teníamos antes”.

VAVEL Logo