Una vuelta a casa agradable
Jesús Vázquez anotando el tanto de penalti

Volvió José Luis Oltra a la que fue su casa la temporada pasada y tal y como comentó en la rueda de prensa previa al viaje, no le tenía ningún rencor ni ganas al Mallorca en forma de venganza. Aunque la venganza llegó con una victoria al Mallorca que acumula 4 partidos sin conocer la victoria y que salió de Son Moix con los pitos y abucheos de la afición local, el conjunto dirigido por el valenciano aún no conoce la derrota en el campeonato liguero ni en la Copa del Rey que eliminó el pasado miércoles a la Ponferradina.

Con alguna baja notable por lesión como la de Fernando Vega, el Recreativo de Huelva salió con Sotres en portería; Córcoles, Menosse, Juanan y Víctor Díaz en la línea defensiva, con Dimas, Montoro y Jesús Vázquez en el centro del campo y arriba con Pedro Ríos en banda derecha, Cabrera en banda izquierda y con Braulio en punta de ataque. Este parece que será el once ideal del conjunto decano del fútbol español a falta de Fernando Vega y que algún jugador de corte ofensivo pueda pelear por un puesto en detrimento de los jugadores de arriba.

Por su parte, Valeri Karpin sacó el siguiente once titular: Cabrero; Cendrós, Agus, Truyols, Gulan  Pereira, Marti, Bustos, Marco Asensio; Fofo y Scepovic. El entrenador del conjunto bermellón alineó a conocidos en la parroquia onubense como Cabrero de titular y más tarde Arana que entró por Fofo.

El partido cogió la línea prevista con un Mallorca deseoso de marcar cuanto antes y poder quitarse la mala racha de partidos sin ganar. Y así comenzó, pues tanto Scepovic como Fofo o Marco Asensio ponían a prueba a Sotres y a la defensa albiazul con varios ataques entre las bandas para que el máximo goleador de la pasada campaña buscara el tanto.

Diez minutos le duró la portería a cero al ex guardameta recreativista tras un tremendo golazo de Ángel Montoro que engatilló un disparo desde la frontal imposible tras recibir un pase con el pecho de Braulio a la media vuelta al que no pudo hacer nada Cabrero. Muchos nervios se avistaban en el conjunto balear que tras la eliminación en Copa del Rey y su posible posición en descenso tras el término de la jornada veían como un equipo bien montado defensivamente hacía aguas a su buena ofensiva.

Escarmiento bermellón

Nada más comenzar la segunda mitad el ritmo del partido cogió los mismos tintes que en la primera mitad, pues en apenas 6 minutos, Marco Asensio aprovechó un despiste de los centrales onubenses para plantarse solo frente a Dani Sotres que, con una gran estirada, pudo desviar el lanzamiento a córner.

Cambio importante fue el de Arana por Fofo que dio más verticalidad por banda al equipo dirigido por Karpin y que, tan solo 7 minutos más tarde se marchó de Víctor Díaz y disparó a portería pudiendo desviar Sotres el esférico con la mala fortuna que el rechace le llegase a Scepovic para rematar sin portero para colocar el empate en el luminoso.

Tras realizar los dos cambios el conjunto onubense, un golpe duro de Montoro hizo que fuese sustituido por Manu Molina que, tras un gran contragolpe llegó antes que Cabrero a un balón dentro del área haciendo que el portero derribase al centrocampista con la consiguiente expulsión del arquero balear. Penalti y expulsión que hizo que Martí se embuchase los guantes de portero para intentar parar la pena máxima que fue lanzada por Jesús Vázquez aunque el onubense no falló y colocó el 1-2 definitivo a falta de 6 minutos.

Segunda victoria de los jugadores de Oltra que acumula 8 puntos de 12 posibles para auparse en la zona noble de la tabla y que se verán las caras en el Nuevo Colombino el próximo sábado frente al Lugo en el que puede ser su tercera victoria consecutiva ante su público en un ambiente agradable mientras que el Mallorca visitará Pamplona para vérselas contra el recién ascendido Osasuna en un partido que será clave para el futuro mallorquín.

VAVEL Logo