Juanito "Maravilla": el espíritu se forjó en El Plantío
Juanito entrevistado por Jose M.García tras partido del Burgos CF. Foto: elminuto7.com

Juanito (Fuengirola, Málaga 1954-Toledo 1992) comenzó a jugar a fútbol de forma federada en equipos de la localidad malagueña como el Aspes CF y el CD Los Boliches hasta que en el año 1969 fue fichado por el Atlético de Madrid para jugar en sus categorías inferiores. Su debut con el primer equipo llegaría en la temporada 72/73 en un partido amistoso contra el Benfica, pero en una de sus primeras jugadas, recibió una entrada que le fracturaría la tibia, terminando con su carrera dentro del club colchonero.

Preciado, su gran valedor tras tres lesiones graves

José Luis Preciado, presidente del Burgos CF, se había interesado por los servicios del jugador la temporada anterior. De hecho, el exseleccionador nacional, José Villalonga, le confesó que habían traído de Málaga "un chaval que eso es la monda". El presidente del equipo castellano fue testigo de ese partido ante los portugueses en el que el muchacho se lesionaría de gravedad, dejándolo cojo tras seis meses de recuperación. Aun así, Preciado insistió en hacerse con el jugador y recuperarlo. Tal interés, hizo que el entonces presidente del Atleti, Vicente Calderón, decidiese cederlo a los castellanos en detrimento de Rayo Vallecano, Mallorca y Betis.

Pelotaenlargo

El 6 de agosto de 1973, Juanito llegaba cedido al Burgos CF por un año. Su personalidad impresionó a los medios de la Capital Cidiana. Era un joven con una fuerte personalidad, como demuestra en estas declaraciones al Diario de Burgos hablando sobre sus aptitudes: "Me juzgan habilidoso con el balón, rápido y bastante incisivo y, a veces, goleador cuando cojo la racha". Tras preguntarle por su venida al equipo castellano, recién descendido de Primera División, el malagueño aseguraba: "La verdad que me gusta la idea, pues el Burgos es un estupendo trampolín para ser titular en el Atlético. Espero triunfar y que el equipo recobre la categoría perdida".

La verdad es que su debut con el Burgos dejó muy buenas sensaciones pese a no anotar. Los castellanos vencieron 2-3 en un amistoso contra el Logroñés en Las Gaunas. Pero comenzó la Liga y el Burgos encadenó una serie de derrotas y mal juego que supuso la destitución del entonces técnico burgalesista. En esta deriva burgalesa, Juanito se mostró como un jugador interesante, prometedor, de fuerte carácter y que aún estaba por hacer.Juanito sólo jugó un partido con primer equipo del Atlético de Madrid, donde se lesionó, por lo que fue cedido al Burgos para la temporada 1973/1974

Su primer gol fue ante el Deportivo de La Coruña, en diciembre de 1973, dos semanas después marcaría de nuevo en un rechace de un penalti ante el Linares. Su último gol, aquella temporada, fue ante el Cádiz. En una jugada entre Burguete, Soroa, Navarro, el malagueño remataría a puerta para marcar a los gaditanos.

Ese año, lo que más destacó fue la polémica que acompañó al malagueño. Sus continuas broncas y sanciones por insultos o golpes a adversarios le costaron que el Burgos CF rescindiera el contrato de forma particular con el futbolista. Es decir, a efectos oficiales, el jugador seguía perteneciendo a la disciplina del club durante esa temporada. Ante el Valladolid, vio una tarjeta roja que le costó tres partidos por insultar al colegiado tras conceder un gol de falta directa cuando se había señalado indirecta. A falta de siete jornadas para la conclusión del campeonato, ante el Deportivo, le sancionaron otros seis partidos por protestar un penalti señalado en contra de los castellanos y una semana antes se libró de sanción porque los árbitros no lo vieron agredir a un jugador del Sabadell, Montesinos, por dirigirse de forma despectiva a los burgaleses gritando: " ¡A Tercera! ¡A Tercera!".

El País

De regreso al club colchonero, Victor Martínez, secretario técnico del Atlético, no lo renovó y lo echó por la puerta de atrás debido a su conducta dentro y fuera del terreno de juego. Ante esta situación, Preciado le ofreció prorrogar su contrato por un año y una ficha de 400.000 pesetas. El entonces presidente se enfrentó a sus directivos, que no querían al malagueño por su carácter visceral dentro del campo de juego, y dio orden a la secretaria del club de que se hicieran cargo de las letras bancarias del futbolista, que se acababa de comprar un Seat 124. El máximo dirigente del club castellano afirmaría: "Hoy, el Burgos, creo que ha dado un paso de mucha envergadura, pero no quiero tirarme faroles". La leyenda comenzaba a gestarse.

Temporada 74/75, Juanito deslumbra

Con el cambio de temporada, llegó el cambio de presidente y banquillo. Martínez Laredo ocuparía el sillón de máximo dirigente del club blanquinegro y José Antonio Naya el de entrenador burgalesista tras rechazarlo Puskas. Tras el acuerdo alcanzado con Juanito, Laredo presenta el fichaje de Juanito por el Burgos, el 16 de julio.

Tras hacer una pretemporada espectacular, la actuación culmen la tuvo en la final del Trofeo Alcalá de Henares ante el Rayo, donde los blanquinegros vencerían 3-0. De ese partido, se diría del malagueño que "realizó las dos jugadas que culminó Juanjo con sendos goles y en otra ocasión levantó al público de sus asientos aunque falló el gol, tras una sensacional internada".El Atlético de Madrid decidió no renovar a Juanito y Preciado le ofreció un nuevo contrato en el Burgos

Ya en liga, abrió la cuenta de goles del Burgos ante el Valladolid, empatando en el minuto 26 tras coger "un balón en el centro del campo, avanzó raudo, desbordando a los defensas por velocidad y, metiéndose entre los dos contrarios, dribló a Leguizamón, que le salió al paso, y, tan pronto como pisó el área, cruzó un disparo raso y angulado que batió a Llacer" (Diario de Burgos).

El gol se lo dedicó a Preciado y a la afición. Quería sacarse la espina de la temporada anterior y convencer a los que habían dudado de su fichaje. Su siguiente partido en El Plantío terminaría dando el golpe de autoridad con otro gol y su increíble estado de forma. Juanito no era el jugador que la pasada temporada jugó en el Burgos. Su juego y entrega habían dado el salto de calidad que le faltaba para convertirse en un jugador llamativo. Tanto que el entonces seleccionador, Ladislao Kubala, ya lo seguía. Ante el Ourense, dos goles suyos iniciaron una remontada agónica, ante el Cádiz otro tanto de Juanito daría un punto a los castellanos y ante el Baracaldo marcaría un auténtico golazo, elevando el balón por encima del portero con gran maestría.

Tras caer lesionado, reaparecería en un partido de Copa ante el Manresa, disputando 20 minutos en la victoria de los suyos por 4-2. Juanito terminaría la temporada como tercer goleador del equipo tras 18 partidos disputados, siete tantos en Liga y el Burgos, noveno en la tabla.

Temporada 75/76, segundo ascenso a Primera División

Lucien Müller sería el técnico del Burgos ese año tras abandonar el Castellón, al que había dirigido durante cuatro temporadas. Ese año, Juanito se encontraba haciendo el servicio militar obligatorio en Araca (Vitoria), lo cual hizo que la pretemporada no fuera buena, pues el malagueño se perdería la mayoría de los partidos de preparación. La temporada empezó y el jugador continuaba en el campamento militar, así que el Burgos se encontraba en mitad de tabla perdido. El 4 de noviembre, reaparecería en Puertollano, pero con el apellido disfrazado, González, al tener prohíbido desplazarse por encontrarse en la realización del servicio militar. Sería el 23 de ese mes, ante el Rayo, cuando regresaría "oficialmente". Por aquellas fechas, ya corrían rumores de la convocatoria de Juanito con la Selección Española, no cogiendo por sorpresa a ningún técnico rival, pues ya habían sufrido, visto u oído de lo que era capaz el joven extremo malagueño.

La despedida del año tuvo lugar en El Plantío ante el Córdoba. Los burgaleses ganarían 3-1, encadenando una racha de 12 partidos sin perder y alojándose en la cuarta plaza, a un punto del primer clasificado. El Burgos aceleró en la segunda vuelta con Juanito de protagonista. En una entrevista a Don Balón, el técnico burgalesista aseguró de Juanito que era "un extremo como hay pocos en España, tiene clase y lo posee todo para ser un fuera de serie. El Atlético lo dejó, pero seguro que si lo viese ahora, lo cogería. ¡Así son las cosas!".La segunda temporada de Juanito en el Burgos se saldó con el ascenso del conjunto castellano y, sobre todo, el interés del Real Madrid y de la Selección de España

Fue ante el Cádiz cuando se vio a Villalonga, técnico del Real Madrid, observando una actuación estelar del extremo. Juanito marcó un gol y propició el fallo del defensa en el segundo. El Burgos venció 2-0. Era la primera vez que se insinuaba el interés del club merengue por el entonces jugador del Burgos. El Málaga, que era el líder de la Liga, caía en El Plantío, aunque el extremo no terminó el encuentro debido a un tirón muscular. Juanito reapareció para consolidar al club blanquinegro en la primera posición de la tabla y el Burgos era el equipo de moda, los semanarios deportivos nacionales dedicaban sus mejores páginas y a color al equipo de la capital castellana, sus jugadores y técnico sonaban para reforzar a los grandes de Primera como Real Madrid, FC Barcelona o Valencia. El equipo terminó ascendiendo a la máxima categoría del fútbol español como líder, con 51 puntos y con Juanito convertido en toda una leyenda a orillas del Arlanzón.

Pero su contrato finalizaba y el jugador aseguraba a los periodistas que, si abandonaba el Burgos CF sería para ir aun grande como el Madrid: "No sé si seguiré. Todo depende del presidente. Si la afición me quiere, yo estoy dispuesto a seguir. Lo mío es jugar. ¿Mi paso al Madrid? Sé que han presenciado mis partidos. Espero que hayan hecho buenos informes". También advertiría que nunca regresaría al Atlético por portarse como se portaron tras su lesión ante el Benfica.

Temporada 76/77, internacional y mejor jugador de la Liga

Nuevo cambio de entrenador en el club burgalés. Marcel Domingo se hizo cargo del conjunto castellano y puso como condición de su fichaje el no traspaso del joven extremo y así fue. Los burgaleses pusieron muchas trabas para traspasar a Juanito al club blanco y su fichaje se truncó esa temporada. El jugador no ocultaba su desilusión por verse cortada su proyección profesional, pero aseguraba que en el Burgos podría llegar a ser internacional.Juanito estuvo a punto de convertirse en jugador del Real Madrid en 1976, pero el Burgos no le permitió irse

El Burgos debutó en su regreso a Primera con una derrota en casa, 1-2, ante un Espanyol que apenas hizo méritos para llevarse los tres puntos. Así lo aseguraba el jugador estrella del equipo castellano: "El Espanyol llegó a puerta dos veces y marcó dos goles y el árbitro no pitó un penalti claro a favor nuestro". La Liga empezó con altibajos para el club castellano, pero Juanito destacaba en cada partido, tanto que al final el seleccionador, Kubala, lo convocó para jugar en la absoluta. En octubre, el Sánchez Pizjuán, ante Yugoslavia, vería debutar al malagueño sustituyendo a Del Bosque en el minuto 22. No pudo ser mejor debut, provocó el penalti que daría la victoria a los nacionales. Era el primer jugador del Burgos que se enfundaba la elástica roja de la Selección Española.

Colchonero.com

El 20 de noviembre de 1976, se hacía público el fichaje de Juanito por el Real Madrid para la temporada siguiente, que encontró en la figura del Burgos a un sustituto ideal para Amancio. Tras la noticia, Juanito declararía: "De Burgos, me llevo muchas cosas y enseñanzas valiosas y, además, me llevo lo más precioso que puede aspirar una persona, como es un hijo, que en este caso es el primero". Juan David nació el 13 de diciembre, en el hospital de la Cruz Roja de la capital burgalesa: "Sólo deseo que los aficionados se olviden del Madrid y vean en mí al jugador del Burgos. Este es el propósito que yo mismo me he fijado y confío que la afición me ayude a mantenerme en esa línea de conducta".

Al término de la primera vuelta, el Burgos era décimoquinto en un campeonato con 18 equipos. Los castellanos rozaban el descenso. Pero en la segunda vuelta, hubo un partido que relanzó a los castellanos para mantenerse entre los mejores, y ese fue el choque con más morbo de esa temporada, el Burgos se enfrentaba al futuro club de Juanito, el Real Madrid. Pese a que Juanito había demostrado su profesionalidad y compromiso con el club burgalés, el choque contra los blancos era diferente, pero el malagueño en la mira de todos, ofreció un recital de fútbol jugando más motivado que nunca. Anotó dos goles y participó del tercero. Juanito se crecía en los partidos mediáticos de la época, lo que le valió nuevas llamadas de la Selección y nuevos goles con el combinado nacional, como el que lograría contra Hungría empatando el encuentro y resultando ser el mejor jugador de los españoles.

El partido ante el Atleti también fue para enmarcar, pues la Leyenda marcó en el último minuto un auténtico golazo. Se fue de Eusebio, dribló a Benegas, aguantó la salida de Reina y puso el esférico entre el guardameta y el defensa Pereira. El Plantío estalló ante el que será recordado como el mejor gol de la historia del fútbol burgalés. Los colchoneros, líderes de la Liga y a la postre campeones del título, caían 2-0 ante un Burgos y la magia de Juanito "Maravilla".Juanito marcó dos goles al Real Madrid y uno al Atlético en su última temporada en el Burgos

El cierre de campaña fue emocionante. El Burgos, a falta de dos jornadas necesitaba un punto para salvar la plaza del descenso. En Balaídos, acabó derrotado por 2-1, pese a adelantarse con un gol de Viteri a pase de Juanito. Los nervios acuciaban al cuadro castellano, pero en casa y ante la Real Sociedad, el Burgos se impuso por un 2-0 que le permitía terminar la liga decimocuarto con 32 puntos, a cuatro de los puestos que otorgaban disputar competiciones europeas.

Al día siguiente de terminar la temporada, el astro del Burgos abandonó la disciplina del club y se incorporó al Madrid, que iniciaba una gira por México. Se ponía fín a una época dorada del club castellano y se iniciaba una gran leyenda en el Real Madrid, pero esa historia ya es por todos conocida.

VAVEL Logo